Pire Rayen ahora vende Jeep, Dodge, Ram y Chrysler

Tras la adquisición de la firma Valley Stars, la empresa familiar que comercializa Fiat en la región agregó a su portafolios las nuevas marcas y continúa con su crecimiento.



Pire Rayen, una empresa familiar fuertemente ligada a la venta de productos Fiat en la región, dio un importante paso comercial y se quedó con la firma Valley Stars, dedicada a la venta de las marcas Jeep, Chrysler, Ram y Dodge.

De esta manera, la firma regional amplía su cartera de productos y en cierta forma acomoda su estrategia de mercado a lo que ocurre a nivel global con el grupo FCA, que concentra a todas estas marcas bajo un mismo paraguas.

Un poco de historia

Pablo Allende, uno de los integrantes de la familia que maneja Pire Rayen, contó que la empresa la fundó su abuelo en Roca, en sociedad con la familia Rodríguez. En esa oportunidad, en septiembre de 1956 los socios obtuvieron la posibilidad de representar a Fiat en la región.

En aquel entonces Roca era mucho más grande que Neuquén, pero el abuelo de Pablo no perdía de vista la pujanza de Neuquén y hablaba de vender autos allá. Como el socio no quería cruzar el puente hubo un acuerdo para que Rodríguez se quede vendiendo Fiat en Roca y Allende se fue a vender Fiat a Neuquén.

El frente de lo que era Valley Stars, ahora es un nuevo concesionario Pire Rayen.

La casa central de ventas de productos Fiat estaba ubicada en Zapala, que era una plaza muy importante y donde se vendían muchísimos autos. A principios de la década del 70, cuenta Pablo, “mi abuelo envía a mi padre, que en ese entonces tenía 18 años, a que se haga cargo de la agencia de Zapala”.

En esos tiempos, las marcas bajo las que se vendían vehículos Fiat y Peugeot en la región estuvieron asociadas a las firmas Chocón Automotores y Sevel. En los 90 vinieron las terminales de Italia, dejó de existir Sevel y se nombraron concesionarios Fiat y Peugeot por separado. Así, Chocón Automotores se quedó con Peugeot y Pire Rayen con Fiat.

“Los ultimos 15 años fueron muy buenos, lo que nos permitió abrir una sucursal nueva en Parque Industrial de Neuquén, con un servicio diferenciado y rápido para clientes, que nos permite atender el service en forma rápida. Esa es una ubicación estratégica porque viene gente de todos lados y no necesita entrar a la ciudad. Nos hemos ido expandiendo, tenemos sucursales en Roca, Zapala, Parque Industrial y una nueva donde vendemos usados”, comenta Pablo Allende sobre parte de la historia reciente del concesionario familiar.

En 2014, con la crisis en Estados Unidos Fiat compró Chrysler y nació FCA (Fiat Chrysler Automobiles). Cuando se unieron las dos marcas comenzó un trabajo de aggiornamiento de todas las concesionarias. Las que eran Chrysler debían adaptarse a la forma de trabajo de Fiat, con una manera diferente de ver las cosas, y esta última adoptó también varios formatos de trabajo norteamericano.

Acá en la zona la marca Valley Stars concentraba a cuatro marcas que pertenecían a FCA (Dodge, Ram, Chrysler y Jeep). A partir de un acuerdo, Valley Stars pasó a manos de Pire Rayen, quien desde este año comenzó a comercializar las marcas que integran el resto del grupo FCA a nivel mundial.

“Nosotros queremos darle un cambio de imagen a la comercialización de estas marcas y ponerle la impronta de Pire Rayen”, sostiene Pablo Allende.
“Para nosotros es más sencillo trabajar con la línea que propone FCA porque es algo que venimos haciendo hace años con Fiat, y ahora tenemos que darle continuidad con las marcas que se suman al portafolio de la empresa”, aclaró el directivo.

“En esta época con cierta recesión en ventas la incorporación de estas marcas nos ayuda a optimizar la infraestructura que tenemos, el otro concesionario necesitaba agregar recursos en todas las áreas para dar un mejor servicio, y por otro lado Pire Rayen, que estaba preparado para algo más grande, estaba dejando de lado recursos valiosos que los estamos trasladando al nuevo concesionario. Era una cuestión estratégica que nos aclaró un poco el panorama”, dijo el directivo.

Dato

5
sucursales posee Pire Rayen en la región: 3 en Neuquén capital (1 de ellas dedicada a Jeep), una en Roca y la restante en Zapala.

Luego indicó que “en estos momentos estamos trabajando en los procesos para dar un buen servicio posventa tanto en Roca como en Zapala, donde tenemos la autorización y que la gente no tenga que viajar hasta Neuquén para realizarlo. Si el mercado de Roca crece para estas marcas seguramente vamos a abrir un local”.

Otro de los planes en carpeta apunta a atender la zona cordillerana de Neuquén y Río Negro con las dos marcas, un proyecto sobre el cual ya se avanzó bastante.


Comentarios


Pire Rayen ahora vende Jeep, Dodge, Ram y Chrysler