Debuta la boleta única de papel en las elecciones de la Universidad Nacional del Comahue: cómo funciona

Será el sistema que se implementará el 10 y 11 de junio, cuando definan representantes los claustros estudiantil, no docentes y personas graduadas en el Consejo Superior y en cada uno de los consejos directivos.

Estudiantes, no docentes, graduados y graduadas de la Universidad Nacional del Comahue (UNCo) elegirán el próximo lunes 10 y martes 11 de junio a sus representantes en el Consejo Superior y en cada uno de los consejos directivos mediante el sistema de boleta única, que consiste en reunir toda la oferta electoral en un solo papel y marcar la opción escogida.

Se aprobó por ordenanza el año pasado y es la primera vez que se pondrá en funcionamiento. En este comicio en particular no se renuevan representantes en el claustro docente, pero cuando sea su turno también deberán usarlo.

El procedimiento es sencillo: la persona se acredita en la mesa con su documento y la autoridad le entrega la boleta (BUP-UNCo) firmada y una lapicera. Ya no es necesario contar con un cuarto oscuro cerrado, sino con un lugar en el que se pueda hacer la marcación en secreto. Se dobla el papel en cuatro e ingresa a la urna, sin necesidad de que haya un sobre.

En esta oportunidad son dos las categorías: Consejo Superior y Consejo Directivo. Para que el voto sea válido tengo que marcar la lista que quiero votar en cada una de las categorías. Si no señalo ninguna, se considera en blanco, y si señalo dos o más para una categoría, el voto es nulo en esa categoría.

En total están habilitados para participar de esta elección 23.032 estudiantes, 21.859 personas graduadas y 851 no docentes.

«La principal ventaja es que asegura que está siempre la oferta electoral completa, ordenada siempre de la misma manera. Es verdad que desde el punto del vista del costo es más barato, porque imprimís menor cantidad de boletas y también desde el punto de vista de la logística», afirmó Pablo Kogan integrante del Observatorio Electoral de la UNCo.

Contó que el cambio de sistema (de papel clásico a boleta única) involucró a todas las facultades y claustros.

Kogan precisó que no habrá una reducción en el tiempo del escrutinio. «Sí hay una ventaja desde el punto de vista de poder auditar ese voto. Cuando votas con boletas partidarias una vez que rompes el sobre, ya el voto tal cual estaba deja de ser, por ejemplo el voto en blanco, cuando rompes el sobre, desaparece. El voto en blanco lo contas por diferencia después. En cambio con el sistema de boleta única papel queda la boleta única y ya sabes: si no está marcada es voto en blanco. Entonces es más posible de auditar», explicó.

La elección comenzará el sábado 8 de junio, que se vota en los lugares que tienen la modalidad semipresencial. En este link hay un simulador para quienes quieran practicar.

La única ciudad de Río Negro que implementó hace una década la boleta única para elegir a sus autoridades es Bariloche. En Neuquén se utiliza el voto electrónico, al cual el Observatorio considera altamente falibre, en cuanto a la seguridad que otorga.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora