ISSN versus Anses: el debate que viene por las otras jubilaciones de «privilegio» en Neuquén

Diputados piden avanzar también sobre las condiciones de los próximos ingresantes al Estado. Las diferencias con el régimen nacional y las resistencias que podría desatar.

La eliminación de las jubilaciones de privilegio para quienes ejerzan cargos electivos a partir de la próxima gestión trajo a la Legislatura el debate por todo el sistema que hoy rige en el Instituto de Seguridad Social del Neuquén (ISSN) y la necesidad de pensar cambios hacia adelante.

Por primera vez en años, se detectó un consenso entre la mayoría de los bloques para avanzar en la revisión de los regímenes de los trabajadores estatales, al menos para los futuros ingresantes al Estado provincial. Se trata de una discusión antipática, porque enfrenta con los gremios estatales a quienes intenten pensar modificaciones, pero es cierto que las inequidades entre los jubilados de ISSN y los de Anses son cada vez mayores y son los últimos los que terminan pagando la diferencia.

El año que viene el déficit de la caja provincial será superior a los 74.000 millones de pesos y se cubrirá con el fondo anticíclico que ahorra(ba) las regalías de exportación y de otros recursos corrientes de la Tesorería.

«¿Vos como neuquino por qué tenés que subvencionar a un tipo que se va a jubilar a los 48 o 52 años? Me podés decir ‘con esos 100.000 millones de pesos quiero rutas, mejor salud, mejor educación’», analizó en una entrevista con Diario RÍO NEGRO el gobernador Rolando Figueroa.

Los datos hasta fines del año pasado indicaban que el ISSN tiene 31.302 pasivos, de los cuales 22.793 son jubilados, 4.876 son pensionados y 3.633 son retirados. Los activos que sostienen esos haberes con sus aportes y contribuciones son 221.408.

Estos números significan que la relación hoy es de 2,8 activos por cada pasivo y es uno de los principales problemas de sostenibilidad de la caja, según afirman hace años en el ISSN.

«El déficit es estructural y no es corregible», definió el exadministrador Néstor Martin este año, cuando le tocó mostrarle a los diputados el escenario.

Algunos sectores gremiales han planteado alternativas como el «blanqueo» de los trabajadores que hoy cumplen tareas en el Estado a través de empresas tercerizadas para aumentar la base de activos, aunque eso supondría aumentar también los gastos salariales, que ya se llevan hoy más del 60% de los recursos corrientes de la provincia.

En cambio, muchos de los nuevos diputados que asumieron el 10 de diciembre propusieron mirar también las condiciones jubilatorias que hoy brinda ISSN que, en algunos casos, definieron como de «privilegio».

«Un empleado de comercio hoy se jubila a los 65 años, lo mismo un profesional que aporta a la caja de los autónomos, un mamarracho que aprobó esta Cámara, también. Todo lo demás es jubilación de privilegio», opinó Marcelo Bermúdez (PRO-NCN) durante el plenario de comisiones de esta semana y cuestionó que la caja jubilatoria del ISSN «no es pública porque no es de todos». «Son los privados los que van a poner en más impuestos, menos rutas o menos educación esos 74.000 millones de déficit», cuestionó.

El legislador planteó que la Legislatura debe avanzar en modificaciones sobre el resto de los regímenes, porque hoy la provincia puede sostener el desbalance de la caja porque tiene los recursos del gas y el petróleo, «pero en 30 años vamos a tener problemas».

También Claudio Domínguez del MPN evaluó que la discusión sobre las jubilaciones de privilegio era «el puntapié inicial para ver si se cambia la ley 611» que hoy rige el resto de las jubilaciones ordinarias. «La próxima ley debe ser para los nuevos ingresantes que incorpore la administración pública», sostuvo.

En el plenario de comisiones, Domínguez puso en evidencia los problemas que hoy se generan con el actual sistema al establecer, por ejemplo, que los haberes se calculan con el 82% del promedio de los tres mejores años de los últimos cinco trabajados. Explicó que eso hace que muchos médicos que fueron part time durante toda su carrera piden la categoría full cuando llegan a los años finales para jubilarse con un monto más elevado o que también ocurre en las municipalidades, con empleados que le piden al intendente que les dé la máxima categoría a poco de iniciar el trámite, «total ellos no lo pagan». «Eso destruye la caja», criticó.

La situación no es nueva y ya la había planteado el administrador Martin este año cuando visitó la Legislatura. «Son conductas del sistema que van generando desvíos», había advertido.

El ISSN incorpora 140 jubilaciones netas por mes, cifra que resulta de los nuevos jubilados reales versus los que fallecen en el período. A mitad de año, se había indicado que el haber promedio era de 466.000 pesos, pero diputados aseguraron esta semana que ya creció a unos 700.000.

La ley 611 de ISSN establece que, en el régimen ordinario, los varones se jubilan a los 60 años y las mujeres a los 55, acreditando 30 de aportes. Son cinco menos que en Anses.

En el caso de los docentes, los varones lo hacen a los 55 y las mujeres a los 52 cuando tuvieran 30 años de servicios en la enseñanza o con 25, pero con un mínimo de diez años frente a alumnos.

La ley 1131 es la que rige los retiros policiales. Aquí las edades oscilan entre los 45 y los 58 años, según el rango y si es personal del cuerpo de seguridad, profesional o técnico. Para las mujeres son dos años menos en todos los casos.

Docentes y policías, como tienen edades diferentes del régimen ordinario de jubilación, tienen aportes personales más elevados cuando están en actividad.

El diputado Damián Canuto (PRO-NCN) fue otro de los que sugirió empezar a «atender las inequidades», aunque reconoció que tocar la ley 611 implicaría «una batalla campal».

El oficialista Francisco Lépore de Avanzar aseguró durante el plenario que la eliminación de las jubilaciones de privilegio era «uno de los puntos dentro del análisis integral que el gobernador está haciendo con sus equipos técnicos» respecto del déficit de ISSN y coincidió con que deben hacerse reformas de corto, mediano y largo plazo. «Todas las hojas mojan», planteó cuando se criticó que ese primer paso impactaría en menos del 1% del rojo de la caja jubilatoria.

El debate, por ahora, también dejó pendiente la modificación del régimen de la ley 859 para magistrados y funcionarios del Poder Judicial, muy similar a la de cargos electivos que se eliminó y que permite que se jubilen con el 82% del haber de funcionario.

El haber promedio de ISSN, tres veces mayor que el de Anses


El debate legislativo que se dio esta semana por las jubilaciones que paga el ISSN en Neuquén también incluyó como aspecto la diferencia de haberes en comparación con la Anses.

Ya a mitad de este año, cuando el entonces administrador Néstor Martin, reconoció a los diputados que la jubilación promedio en la provincia era de 466.000 pesos, el monto representaba tres veces más que el del régimen nacional que se aplica a los privados, que era en ese momento 134.000 pesos.

El gobierno de Neuquén solo avanzó en la armonización del sistema de ISSN con el de Anses respecto de la cantidad de años de aportes que hacen los trabajadores y el porcentaje de aportes y contribuciones que se destina a la caja. En cambio, sigue siendo diferente la edad de acceso (es cinco años menor en la provincia que en el sistema nacional), el cálculo del haber y la movilidad.

En el caso de ISSN, se paga el 80% del promedio de las remuneraciones percibidas durante los tres años más favorables al trabajador de los últimos cinco trabajados y se actualizan con cada paritaria de los activos.

En Anses, en cambio, se computa un promedio de los sueldos de los últimos diez años con un coeficiente de movilidad determinado por ley, que desde el 2021 es trimestral. Este surge de un 50% del aumento trimestral en la recaudación de Anses y un 50% de la variación salarial del mismo período.

Ese es el mecanismo vigente hasta hoy, pero el presidente Javier Milei ya adelantó que será modificado y no se sabe qué lo reemplazará. Para el gobierno, el método actual “no funciona” y se especula con que los aumentos se realizarían por decreto.

La caja previsional estatal tiene más de 31.000 pasivos. Foto: archivo Matías Subat.

Una ley del 2017 les prohíbe a los diputados hacer cambios


Hay una ley provincial, la 3088, que les prohibió a los diputados realizar modificaciones sobre las condiciones jubilatorias del Instituto de Seguridad Social del Neuquén (ISSN).

Fue sancionada a fines del 2017, en pleno gobierno de Mauricio Macri, cuando se estaba ejerciendo presión a las provincias para que armonizaran sus regímenes con los de Anses si querían seguir recibiendo auxilio financiero.

El tema se había metido en la campaña de las elecciones legislativas nacionales y el MPN hizo de la defensa del ISSN una de sus banderas.

Finalmente, y a pedido de los sindicatos estatales de la provincia, la Legislatura aprobó la ley que, en su artículo 1°, «prohíbe el traspaso del Instituto de Seguridad Social del Neuquén al régimen nacional, como así también cualquier modificación que signifique pérdida o disminución de las condiciones jubilatorias establecidas en el régimen de la Provincia».

Ese sería el primer escollo que encontrarían los actuales legisladores si verdaderamente quisieran discutir cambios, aunque ya se había advertido durante el debate de su sanción que era una norma «placebo» o de escasa consistencia jurídica, pensada como señal política hacia los trabajadores estatales.

El segundo conflicto y de mayor proporción sería, en cambio, la resistencia que plantearían los sindicatos y aún algunos sectores políticos que ya adelantaron que no acompañarían como el FIT U y el Frente de Todos.

«Siguen interpretando los privilegios por edades y no está bien. Es un régimen diferenciado, podemos estar de acuerdo o no», advirtió en sesión el diputado Darío Peralta del Frente de Todos.

Evaluó como «preocupante» cuando «se empiezan a dejar esas puertas abiertas» y reconoció que «está claro que la caja puede tener déficit, es una decisión política». «El Anses también tiene, pero en su momento se creó un fondo de estabilización que hace que le ingrese plata todos los meses que se invirte en empresas para que tomen más trabajadores y hacer la base cada vez más grande», planteó.

El diputado opinó que la solución debería pasar por encontrar «decisión política» y no por «tocar estas jubilaciones diferentes que tienen algunos y algunas trabajadoras del Estado que bien merecido y bien ganado lo tienen».

También reclamó que vaya a la Cámara en marzo el nuevo administrador de ISSN, Daniel Daglio.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora