Reapareció Cristina Kirchner tras el atentado: qué dijo

La vicepresidenta se mostró públicamente en el Senado, durante una reunión con curas villeros y monjas tercermundistas. Es la primera vez que habla después del pasado 1 de septiembre.

Redacción

Por Redacción





La vicepresidenta Cristina Kirchner rompió el silencio este jueves y se pronunció públicamente sobre el intento de magnicidio que la tuvo como blanco: “Yo siento que estoy viva por Dios y por la Virgen”, dijo al encabezar un encuentro con curas villeros en el Senado de la Nación.

“Lo más grave no es lo que me pudo haber pasado a mí, para mí lo más grave fue haber roto un acuerdo social que había desde 1983″, lamentó sobre el ataque que se produjo hace dos semanas y por el cual hay cuatro detenidos.

La vicepresidenta recordó que, al día siguiente del episodio, recibió una llamada del papa Francisco. “El papa Francisco me llamó bien tempranito al otro día, estuvimos hablando por teléfono y me dijo algo así como que ‘los actos de odio y de violencia siempre son precedidos por palabra y proverbios de odio y de violencia‘”, rememoró.

Asimismo, reveló que quería participar en la ceremonia religiosa que se realizó en la Basílica de Luján con los principales referentes del Frente de Todos y del peronismo para condenar el ataque contra su persona. “Me hubiera gustado estar el otro día en la Basílica de Luján pero iba a haber mucha seguridad y no quería entorpecer con mi presencia lo que era un momento muy especial”, explicó.

Cristina Kirchner volvió a hablar en público durante el encuentro que mantuvo con los referentes de Curas villeros, Curas en Opción por los pobres y hermanas, religiosas y laicas. “Recuperar la democracia fue recuperar la vida, recuperar la vida y la razonabilidad de que podamos discutir en política peronistas, alfonsinistas, peronistas renovadores, peronistas tradicionales. Lo que fue la democracia a partir del ‘83, erradicando esa violencia. Y la verdad que lo que pasó el otro día fue una ruptura de eso que tenemos que volver a reconstruir urgentemente”, evaluó.

“Esa pasión que todos tenemos para que la gente pueda volver a comer, pueda volver a tener un trabajo, no lo vamos a lograr hablando únicamente con los que pensamos de una mamera. Cuando yo me junté, que tuvo tanta prensa, con Melconian, nadie puede pensar que tengo las mismas ideas que Melconian, pero esta es la gracia. La gracia no es juntarse con los que piensan igual sino con los que piensan distinto para ver si podemos tener al menos en economía un acuerdo mínimo”, agregó.

Al respecto, Cristina Kirchner se refirió a los debates en torno a la problemática de la inflación, que se encamina a cerrar el año con un salto acumulado del 100%. “La inflación viene porque no tenemos moneda. Es eso. Entonces hay que ponerse de acuerdo mínimamente en eso. Y cuando yo fui a hablar con el lo hice con esa intención y sigo con la intención de siempre”, indicó.

“Es cierto que todos los dirigentes políticos quieren ser presidentes, como dicen los curas que todos quieren ser Papa. En mi caso ya fui presidenta dos veces. La máxima ambición que tiene un político en la Argentina que es ser presidente yo ya la tuve por partida doble y además de eso mi compañero también fue presidente. O sea, no son esas las cosas que me seducen ni que me animan. Me anima realmente ver si podemos salir”, manifestó.

La Vicepresidenta también opinó que “siempre hubo grupos, no mayoritarios pero sí pequeños pero de gran poder, que quieren suprimir, eliminar al que piensa diferente”.

Intento de magnicidio y detenidos
La investigación sobre el ataque contra la vicepresidenta argentina, Cristina Kirchner, sumó el miércoles pasado un cuarto detenido, mientras se filtraron mensajes en los que una de las detenidas afirma haber mandado a “un tipo para que la mate”.

La jueza María Eugenia Capuchetti ordenó la detención de Nicolás Gabriel Carrizo -quien se identifica como “líder” de un grupo de vendedores de algodón de azúcar conocido como “Los copitos”– cuando éste acudió a los tribunales a retirar el celular que le habían retenido, informaron fuentes judiciales a la prensa.

Los medios también publicaron una serie de mensajes entre Brenda Uliarte (23) -la novia de Fernando Sabag Montiel (35), quien fue quien gatilló el disparo fallido el 1 de septiembre contra la vicepresidenta; ambos imputados por intento de homicidio- y la también detenida Agustina Díaz (21).

Montiel gatilló una pistola calibre 32 a escasa distancia de la cabeza de Kirchner mientras la expresidenta (2007-2011 y 2011-2015) saludaba a sus seguidores afuera de su residencia. Sin embargo, el arma, que estaba cargada con cinco balas, no se disparó porque el atacante no manipuló la corredera para colocar la bala en la recámara, según determinaron los peritos.

Con información de Agencia Buenos Aires.-


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Reapareció Cristina Kirchner tras el atentado: qué dijo