Premian a floricultores patagónicos

La distinción fue otorgada en el 40° Congreso Argentino de Horticultura. El premio destaca el proceso que permitió al sector productivo de plantas ornamentales de la Patagonia introducir variedades creadas por el INTA.



1
#

Autóctono. Cultivo en Bariloche modelo a nivel nacional.

2
#

Floricultores de Bariloche obtuvieron la mención al mejor trabajo en el 40° Congreso Argentino de Horticultura realizadoen Córdoba, y organizado por la Asociación Argentina de Horticultura (ASAHO), miembro de la “International Society for Horticultural Science” (ISHS), con la colaboración de la Universidad Nacional de Córdoba, la Universidad Católica de Córdoba y el INTA. La investigación premiada se denomina “Introducción de variedades INTA en el sector productivo de plantas ornamentales de la Patagonia Argentina” y fue realizada por el especialista Ariel Mazzoni, del INTA Bariloche.

El trabajo en cuestión se desarrolló dentro del marco del proyecto nacional del INTA “Mejoramiento genético de plantas ornamentales a partir de germoplasma nativo y su introducción en los mercados”, coordinado por Gabriela Facciuto, investigadora del Instituto de Floricultura.

Mazzoni resaltó el trabajo realizado junto a un valioso equipo técnico. “Fue una enorme satisfacción ver cómo el resultado de 5 años de trabajo planificado junto al sector productivo, permitió evaluar y seleccionar variedades nacionales obtenidas por el INTA que, al día de hoy, son una nueva oferta de productos disponibles para su uso en espacios verdes y para mejorar la calidad de vida de la población, a través de los viveros productores de Patagonia”, puntualizó.

El Congreso contó con más de 400 participantes, nacionales y extranjeros, de los diferentes sectores relacionados a la horticultura, fruticultura, flores y aromáticas, que expusieron 384 resúmenes y brindaron 95 disertaciones.

En el área temática de floricultura, se presentaron también varios trabajos científicos, referidos a los proyectos del INTA de la cartera 2013-2018.

El trabajo premiado, que tiene, como coautores, a Ridiero, Cardozo, Stancanelli, Stosic y Facciuto es resultado de un largo proceso de investigación y transferencia de variedades ornamentales desarrolladas a partir de plantas nativas argentinas, en el Instituto de Floricultura del INTA.

Entre 2013 y 2015, algunas variedades fueron evaluadas en la región patagónica, a través del INTA Bariloche, donde se cultivaron los géneros Glandularia (variedad “Extrema Roja”, “Natali Rosa”, “Alba”, “Extrema Violeta”, “Dulce Coral” y “Hana Magenta”), Calibrachoa (variedad “Pampa Salmon” y “Overa Fucsia”), Nierembergia (variedad “Estrella”, “Luna”, “Cielo” y “Nieve”), y Mecardonia (variedad “Poty” y “Guarani”).

Luego se realizaron jornadas de difusión y evaluación de las variedades, donde participaron viveristas, paisajistas, técnicos, y público general. A partir de 2016, esquejes de las variedades que mostraron mayor interés fueron transferidas a productores de la zona. Allí se realizó un seguimiento de la propagación, cultivo en contenedores en los viveros productores, y de comercialización en los viveros de venta al público.

Los resultados de evaluación mostraron buena adaptación de todas las variedades con una floración que se extendió desde la primavera hasta el otoño.

El primer lugar la preferencia fue para Glandularia, luego Calibrachoa, Nierembergia y Mecardonia. La propagación en los viveros fue exitosa en todos los géneros, sin embargo los productores tuvieron preferencia por Glandularia manifestando que posee rápido enraizamiento, crecimiento, floración y rusticidad al cultivo.

Entre 2017 y 2018 se propagaron las seis variedades de Glandularia en dos viveros productores de la zona andina de la provincia de Río Negro (un vivero en El Bolsón y otro en Bariloche), quienes las distribuyeron a viveros de venta al público ubicados en las provincias patagónicas.

Las variedades del género Glandularia comúnmente conocidas como “verbenas” mostraron tener mejores posibilidades de introducirse en un corto plazo como productos novedosos para el mercado regional de plantas ornamentales.

Este trabajo de extensión y transferencia permitió introducir nuevas variedades nacionales en la región patagónica, considerando estratégico el trabajo previo de evaluación y selección junto al sector de viveristas productores.

Dato

“El trabajo junto al sector productivo permite seleccionar variedades para usar en espacios verdes y mejorar la calidad de vida”.

Ariel Mazzoni, INTA Bariloche

Datos

5 años
La experiencia que ya exhibe el trabajo con los floricultores patagónicos, reconocidos a nivel nacional.
“El trabajo junto al sector productivo permite seleccionar variedades para usar en espacios verdes y mejorar la calidad de vida”.

Comentarios


Premian a floricultores patagónicos