Provincia subsidia a los recicladores de Bariloche

El aporte no reintegrable es para adquirir insumos y pagar sueldos a las 58 personas que integran la asociación. En junio volvieron a la actividad con restricciones.



La planta de reciclado de Bariloche opera nuevamente desde junio con un esquema reducido. Archivo

La planta de reciclado de Bariloche opera nuevamente desde junio con un esquema reducido. Archivo

La Asociación de Recicladores de Bariloche recibirá un subsidio de 9 millones de pesos otorgado por el gobierno provincial, que de esa forma asumió los costos de un aporte afrontado hasta ahora por el municipio.

El dinero estará destinado “al pago de haberes de los operadores y gastos operativos de la institución”.

La ARB nació durante la crisis de 2001, obtuvo su personería jurídica en 2005 y cuenta actualmente con 58 miembros (en un 70% mujeres) que se ocupan de la recuperación y el reciclado de residuos en el vertedero municipal.

El objetivo original de sostener la prestación con la venta del material recuperado nunca se cumplió a pleno y la remuneración de los trabajadores se completó siempre con un subsidio municipal. A raíz de la caída de los recursos fiscales, la provincia acordó con el municipio que se haría cargo de esa asignación y también de otras políticas sociales.

La presidente de la ARB, Silvia Acum, dijo que el actual es un momento difícil para la organización, porque debieron reducir mucho el ritmo de trabajo debido a la pandemia y también la caída notoria en el volumen de basura domiciliaria.

“Estuvimos tres meses sin poder hacer nada y volvimos a trabajar en junio, en grupos reducidos y con turnos de cinco horas”, explicó la dirigente. Dijo que muchos comercios y restoranes que llevaban sus propios residuos separados al vertedero ya no lo hacen y la cantidad de material recuperado se redujo en un 70%, pero confían en volver a trabajar al ritmo anterior a medida que se recupere la economía.

El decreto firmado por la gobernadora Arabela Carreras con fecha del 22 de julio otorga un “subsidio no reintegrable” por 9 millones de pesos a la ARB en dos cuotas iguales de 4,5 millones destinados a cubrir los sueldos y la compra de insumos como combustible, guantes, refrigerio, artículos de limpieza y alambre para enfardar “en el período de julio a diciembre”.

Subraya que entre los propósitos de la ARB están los de “mejorar la calidad de vida de los miembros de la asociación y sus familias, procurar condiciones de trabajo dignas y favorables y asegurar las fuentes de trabajo, entre otras”.


Comentarios


Provincia subsidia a los recicladores de Bariloche