Puja por las vacunas: petroleros podrían ser los próximos en Neuquén

Neuquén aplicó primeras dosis al 90% de su población objetivo y ya piensa en nuevos segmentos. Para Gutiérrez, “urge” avanzar con los trabajadores de la energía.

En el Ruca Che se aplicaron el domingo más de 3.200 dosis. Foto: Oscar Livera.

En el Ruca Che se aplicaron el domingo más de 3.200 dosis. Foto: Oscar Livera.

Con el 90% de la población objetivo de Neuquén ya vacunada con, al menos, una dosis, el gobierno provincial comenzó a pensar en una ampliación de la estrategia hacia nuevos rubros, uno de ellos el de los trabajadores de la energía. El anuncio que dio a conocer ayer el gobernador Omar Gutiérrez se da en un contexto donde cada vez más sindicatos reclaman prioridad para acceder a la vacuna contra el covid-19, en particular aquellos considerados en la pandemia como “esenciales”.

“Me preocupa, y nos estamos ocupando, de personal que también es estratégico y esencial como son todos los trabajadores vinculados a la generación de energía”, planteó ayer el mandatario en conferencia de prensa.

Dijo que “urge incorporar, a medida que lleguen las vacunas, a los trabajadores operativos que garantizan la energía eléctrica y la producción de petróleo y gas para el país” pues evaluó que “son fundamentales, no pueden detenerse un día”. “Se han establecido distintos regímenes de trabajo, pero hay trabajadores que se han contagiado, han fallecido algunos, y es necesario priorizar como se ha hecho con factores de riesgo y otras ocupaciones como salud, seguridad, educación”, afirmó Gutiérrez.

Justamente el secretario administrativo de Petroleros Privados, Marcelo Rucci, había realizado ayer declaraciones insistiendo en la necesidad de vacunar al personal de yacimientos, aunque desde el sindicato reclaman que se los autorice a gestionar y comprar las dosis.

También el secretario general de Luz y Fuerza, Antonio D’Angelo, había informado las gestiones de la federación a nivel nacional para que sus trabajadores sean incorporados en el plan de vacunación.

Los reclamos de sindicatos, particularmente de quienes representan actividades consideradas en la cuarentena como esenciales, crecen conforme avanza la campaña con la finalización de la vacunación a personas con factores de riesgo o mayor edad.

El fin de semana se generó polémica porque desde la junta interna de ATE en el EPAS se indicó que el sector era el primero en conseguir dosis para sus trabajadores, sin importar la edad, por las gestiones realizadas ante el organismo.

Se conoció que muchos operarios fueron a los centros de vacunación de la capital y lograron la aplicación de una dosis, pero luego se aclaró que solo era para el segmento de 55 a 59 años.

Hasta el momento, por fuera de adultos mayores y personas con factores de riesgo, Neuquén avanzó en trabajadores de salud, educación, policía, bomberos y fuerzas de seguridad.

Gutiérrez dijo que aspiran a que, entre junio y julio, el 50% de la población de la provincia pueda estar vacunada.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Puja por las vacunas: petroleros podrían ser los próximos en Neuquén