Quieren meter a Chihuido II en la obra pública nacional 28-5-03

Neuquén apuesta a que sea incluida en el plan de Kirchner.



NEUQUEN (AN).- El gobierno neuquino analiza la alternativa de obtener financiamiento nacional para llevar a cabo la central hidroeléctrica Chihuido II a través del plan de obra pública que pretende poner en marcha el gobierno de Néstor Kirchner.

El ministro de Hacienda, Alfredo Pujante, se encuentra en Buenos Aires y participará esta semana de un encuentro junto a todos los ministros de provincias del área, agrupados en un consejo denominado Cimop. En Neuquén entienden que en ese ámbito se conocerán detalles del plan nacional anunciado por Kirchner que está dispuesto a invertir unos 6.000 millones de pesos en obras públicas, de modo de movilizar la economía y generar puestos de trabajo. La intención de la provincia es incorporar en ese programa toda la obra pública que sea posible, incluyendo Chihuido II, los tramos de pavimentación que faltan a la ruta de los 7 lagos, entre otras propuestas, informó ayer el subsecretario de Obras Públicas, Ricardo Esteves.

En el lote de obra pública en marcha se destaca la remodelación y ampliación del aeropuerto de Neuquén. En la provincia se están construyendo, en las distintas áreas -seguridad, salud, educación y otras- más de 45 mil metros cuadrados nuevos, de los cuales 28.500 se ejecutaron en los últimos seis meses.

En puja con la ciudad de Neuquén, existen otros proyectos en los que Sobisch intenta quitarle protagonismo al intendente de la capital, Horacio Quiroga. La nueva terminal de ómnibus, el paseo de la costa y la urbanización de tierras adquiridas al Ejército en el barrio La Sirena, forman parte de esta pulseada política entre un gobernador que busca la reelección y un intendente de la oposición que venció al MPN en las elecciones municipales de la ciudad más importante de la provincia.

Sin embargo, Chihuido II es la gran obra pública de la actual gestión de gobierno de Sobisch. Pero la iniciativa ha chocado hasta aquí con fuertes observaciones de diputados de la oposición. La Legislatura es la llave que necesita el gobierno para abrir la puerta al crédito por 129 millones de dólares, un dinero que Sobisch podrá salir a buscar sólo si los diputados se lo autorizan.

La central que construiría el grupo Pescarmona requiere de aportes estatales. En principio Neuquén aspira a que Nación, en cumplimiento de un compromiso asumido años atrás, envíe 103 millones de dólares, mientras que la provincia está dispuesta a pedir créditos para este proyecto por 129 millones de dólares.

En la edición de ayer, este diario publicó que el proyecto remitido por el Poder Ejecutivo a la Legislatura figura un aporte estatal adicional de 117 millones de dólares, un dinero que hasta ahora nadie sabe ni explicó de dónde saldrá. Chihuido II es un proyecto de construcción de una central hidroeléctrica que contempla, como anexo al negocio de la venta de energía, la irrigación de tierras desérticas para ponerlas en producción. Inicialmente se podrían poner bajo riego 1.000 hectáreas.


Comentarios


Quieren meter a Chihuido II en la obra pública nacional 28-5-03