Rabuffetti: "nosotros nos enfermamos y no hay quien nos reemplace"

El director de las clínicas CMIC y Chapelco señaló que el personal de Salud está en un nivel de agotamiento máximo y que de no bajar los contagios es una situación que no se va a poder sostener.





En todas las clínicas y hospitales el personal de salud es insuficiente. Los refuerzos que van llegando no dan el oxígeno suficiente. (Foto: Florencia Salto)

En todas las clínicas y hospitales el personal de salud es insuficiente. Los refuerzos que van llegando no dan el oxígeno suficiente. (Foto: Florencia Salto)

El sistema de Salud de Neuquén está colapsado, hace semanas que el estrés es máximo. La ocupación de camas es, casi, total y no hay más personal de salud. El director de las clínicas CMIC y Chapelco señaló hoy en VOS A DIARIO que el personal está sobrepasado de trabajo y que es un ritmo que no se puede sostener en el tiempo.

"Los turnos son de 12 horas, mucho personal está haciendo doble turno, hay muchas personas que trabajan 16 horas por día. En algunas clínicas, en una de las nuestras, ya hemos asignado 12 horas de trabajo de enfermería, las guardias médicas se han duplicado. Los médicos en muchos de los servicios están haciendo guardias cada 72 horas, lo cual hace que tengas un desgaste altísimo, porque encima estas trabajando en condiciones que no son las habituales por el cuidado que uno tiene que tener para atender este tipo de pacientes", contó Rodrigo Rabuffetti sobre las condiciones de trabajo que tienen hoy quienes integran el sistema de Salud, tanto público como privado.

Además agregó que lo más preocupante es "el estrés al que hoy está sometido el personal de salud" ya que eso no sólo trae consecuencias ahora sino que también las traerá en un futuro. Hoy se está brindando una "atención de calidad" pero con el ritmo de contagios que se vive en la provincia, y sobre todo en la capital, el médico teme que no se pueda sostener en el tiempo.

La falta de personal de salud no sólo afecta al sistema en sí, también afecta a la propia salud de los médicos. Es que cuando ellos se enferman, no tienen reemplazo y, entonces, se sigue sobrecargando el sistema. "También nosotros nos vamos enfermando, y cuando nosotros nos enfermamos no hay quien nos reemplace, quien nos reemplaza es otro compañero que ya está agotado  y tiene que asumir nuevas responsabilidades y más carga laboral entonces es como un circulo vicioso en el que es muy difícil salir".

A todo esto, Rabuffetti sabe que la vuelta a fase 1, con aislamiento estricto es prácticamente imposible por las aristas económicas, pero como médico y en conjunto con sus colegas pide una urgente disminución de la circulación.

"Yo creo que es importante limitar un poco la circulación, entiendo que hay una actividad económica que hay que seguir sosteniendo, porque todos necesitamos trabajar y llevar el dinero a casa porque hay una situación económica que agobia. Pero en mi opinión, como médico, habría que restringir un poco aquellas circulaciones que no sean necesarias, por poco tiempo, por 15 días o un mes, que todos evaluamos que va a ser el momento más crítico. Luego se va a amesetar, va a seguir siendo crítico pero vamos a poder dar respuesta", confió el director de dos de las clínicas privadas de la provincia.

"Octubre va a ser un mes difícil por eso pedimos, desde el sistema de salud, parar un poco esto, porque sino no vamos a poder sostenerlo en el tiempo. Hay que disminuir la tasa de contagios para que podamos empezar a bajar esto", remarcó.

Y para cerrar, el profesional recalcó que no se trata de una enfermedad grave sólo para mayores de 60 años, sino que hoy mucha gente joven sin patologías previas está internada en terapia intensiva." Nosotros estamos viendo hoy que mucha gente joven y sana está siendo atendida en las terapias intensivas de la zona. Gente de 40 o 35 años sin comorbilidades está intubada y conectada a un respirador mecánico en las terapias de la zona", confió Rabuffetti.


Comentarios


Rabuffetti: "nosotros nos enfermamos y no hay quien nos reemplace"