Logo Rio Negro

Al grito de «los niños no se tocan» se realizó una nueva marcha por el crimen del nene en Neuquén

La manifestación pidió justicia y reclamó por la responsabilidad de la madre del niño.





Actualizada 20 horas

«Los niños no se tocan» fue el canto constante que acompañó la nueva manifestación por el crimen del nene de dos años que fue asesinado en el barrio Toma 7 de Mayo en el centro de la ciudad de Neuquén. Vecinas y vecinos del barrio acudieron a la convocatoria junto a otras personas de otros barrios que compartieron su indignación. Además de exigir justicia, la protesta reclamó por la responsabilidad de la madre del niño.

La concentración comenzó a las 18.30 horas en el Monolito fundacional de la ciudad. Luego se movilizaron por la Avenida Argentina, continuaron por Olascoaga hasta llegar a la ex Ruta 22. Allí permanecieron por unos minutos, mientras los efectivos policiales realizaban un corte preventivos. La columna -que ocupaba una cuadra de extensión- regresó al punto de inicio. Al llegar al monumento al General San Martín, dejaron los carteles y prendieron velas sobre la fuente de agua, realizaron un minuto de silencio y soltaron globos amarillos y blancos.

La convocatoria fue organizada por un grupo madres que se habían reunido ayer en la plazoleta cercana al monumento al General San Martín.

Yésica, la hermana del acusado pidió ante las cámaras que también sean juzgados las dos personas mayores que vivían en esa casa.

Durante una conferencia de prensa, el gobernador Omar Gutiérrez se refirió a este caso y aseguró que en la vida de este niño “llegamos tarde, en términos colectivos y sociales, llegamos tarde”.

El padrastro del niño, Laurentino Amado Andrés  fue acusado el pasado martes, por homicidio doblemente agravado. El juez Gustavo Ravizzoli le impuso al imputado cuatro meses de prisión preventiva. Ese es además el plazo de investigación para llevar la causa a juicio. «Todavía hay mucho por investigar», dijo el fiscal jefe de Homicidios, Agustín García. Resta evaluar los resultados de la prueba científica de ADN.  

El hecho sucedió el  pasado lunes cuando el padrastro había llevado sin vida al nene hospital Heller, con signos de violencia. El informe preliminar de la autopsia reveló que el nene murió por  diversos traumatismos y se encontraron lesiones compatibles con un delito contra la integridad sexual.

Vecinos y vecinas del barrio increparon a la madre e incendiaron la vivienda que sería propiedad del padrastro. Familiares del acusado señalaron que  había varias denuncias por violencia contra el niño y que no era la primera vez que lo llevaban al hospital.  


Comentarios


Seguí Leyendo

Logo Rio Negro
Al grito de «los niños no se tocan» se realizó una nueva marcha por el crimen del nene en Neuquén