Resistencia y dudas por la vuelta a clases presenciales en secundarias de Bariloche

Unter ya planteó sus objeciones y también directivos y grupos de docentes. Señalan la falta de vacunación para unos 1.500 profesores y consideran "irresponsable" la decisión del Gobierno.

El anuncio de la gobernadora Arabela Carreras sobre el reinicio de clases presenciales en nivel medio a partir de la próxima semana no cayó bien entre los docentes y directivos de Bariloche, quienes cuestionaron que la provincia no haya aprovechado las semanas de virtualidad para acelerar la vacunación de esos trabajadores.

El enojo es generalizado y no se reduce al rechazo planteado por el gremio Unter, que ya objetó en varias oportunidades su desacuerdo abierto con las clases presenciales mientras no mejoren los índices de contagios y fallecimientos por Covid-19. Ya lo había hecho hace tres semanas cuando fueron convocados nuevamente los alumnos de nivel inicial, especial y primario. Ahora lo reiteró con la nueva apertura para secundarios.

El director de la ESRN 2, Carlos Somaschini, dijo ayer que le parece “desafortunada” la decisión de retomar las clases en este contexto. Recordó que a pesar de los pedidos, en Bariloche no hay ningún docente de secundario vacunado. Sólo recibieron sus dosis los miembros de personal directivo y en los últimos días también los porteros.

Consideró “inoportuna” la vuelta solo dos semanas antes del receso invernal, cuando “se podría trabajar virtual, como hasta ahora”, mientras se asegura la vacunación de los educadores, para volver a las clases presenciales luego de las vacaciones.

El supervisor de nivel medio Ricardo Fernández recorrió varias escuelas y dijo que “hay mucha preocupación de los directivos” por el riesgo sanitario que implicaría volver al trabajo presencial sin vacunas. Fernández aclaró sin embargo que sólo hay una decisión formal de Salud, pero todavía no existía en la tarde de ayer ninguna resolución de Educación que ratifique la vuelta a clases en el nivel medio de Bariloche.

Mariano Romero, de la agrupación Colectivo de Docentes en Movimiento, también manifestó su oposición a la medida oficial. Dijo que con su organización evaluaron la situación epidemiológica y les parece “irresponsable” que el gobierno apueste a “incentivar la movilidad” de miles de docentes y alumnos cuando el cuadro sanitario “sigue siendo grave y el número de fallecimientos por Covid se mantiene”, aunque cedió algo la tasa de nuevos contagios. Hizo notar que ayer falleció en la ciudad una mujer de 41 años, “que es la edad de un docente promedio” de secundaria.

Romero subrayó que hoy “no hay docentes de nivel medio que estén vacunados”, salvo los que presentaban condiciones de riesgo. Opinó que las clases presenciales deberían esperar “hasta que mejore la situación sanitaria y se masifique la vacunación” y reclamó que esa decisión “que no sea producto de una especulación electoral o una necesidad vinculada con la temporada turística”.

El supervisor Fernández dijo que “hay mucho malestar” en las escuelas por la vuelta a la presencialidad y admitió que no hay explicaciones por la demora en la vacunación, que afecta sólo algunas localidades. Insistió en que Bariloche presentó ya su lista, con unos 1.500 docentes de nivel medio, pero no fuero llamados. Mientras que en otros puntos de la provincia ocurre lo contrario. “Tenemos corroborado que al menos en Roca ya recibieron sus vacunas”, dijo Fernández.

A su juicio, desde hoy y hasta el martes, cuando deben presentarse los alumnos, pueden haber otras novedades, como que se redefina la medida o “que aparezcan los turnos, para vacunar a todos en estos tres días”. Explicó que el docente de nivel medio está muy expuesto porque “confluye en varias burbujas y el riesgo de contagio es mayor”.

Carlos Somaschini señaló que en su escuela fue constante ayer la consulta de alumnos, pero no pudieron darles certezas. Como ya es habitual, les dijeron que durante el fin de semana se comunicarán desde la escuela para decirles qué ocurre a partir del martes y quiénes deben presentarse, de confirmarse la medida.

Aclaró que el personal directivo, desde que volvió la enseñanza virtual, no dejó nunca de concurrir a su lugar de trabajo y las escuelas permanecen abiertas, para la entrega de cuadernillos de tareas y de módulos alimentarios.
Según el director de la ESRN 2, está en contacto con varios de sus pares para evaluar la situación. La gran mayoría comparte su desacuerdo con lo decidido por el gobierno provincial y podrían emitir una expresión conjunta.

Recordó que en marzo y abril “se trabajó con presencialidad, con la promesa de la vacuna”, pero luego, con la interrupción de esa modalidad durante el último mes y medio no hubo avance alguno con la inmunización de los profesores. “Desde un principio lo que queremos es que haya clases presenciales, pero no en estas condiciones”, afirmó.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Resistencia y dudas por la vuelta a clases presenciales en secundarias de Bariloche