Crece la tensión entre Nación y las provincias por el congelamiento de las naftas

El gobierno nacional prometió una reunión, pero todavía no convocó a las partes. Omar Gutiérrez se reúne con el ministro de Hacienda Hernán Lacunza. Las declaraciones de Gustavo Lopetegui no cayeron bien en la provincia. El funcionario nacional condicionó la corrección de la medida a la marcha de la economía.



El secretario de Energía es uno de los funcionarios que más visitas realizó a Vaca Muerta en los últimos meses.

El secretario de Energía es uno de los funcionarios que más visitas realizó a Vaca Muerta en los últimos meses.

Los gobiernos provinciales y las empresas petroleras esperan, de brazos cruzados, la reunión prometida por el gobierno nacional para revisar los daños colaterales del congelamiento de los combustibles. El viernes, en su paso por la región, el secretario de Energía, Gustavo Lopetegui, aseguró que analizará alternativas solo si la macroeconomía lo permite.

El condicional utilizado por el funcionario nacional causó malestar en el sector. Desde el gobierno provincial no realizaron declaraciones sobre el tema, pero no pudieron ocultar la sensación de enojo porque leen entre líneas que hay una especie de juego a dos puntas.

La semana pasada existió un compromiso firme y los gobernadores se llevaron la impresión de que fueron escuchados por el Ejecutivo. La falta de una fecha para la convocatoria y las declaraciones de Lopetegui hicieron pensar lo opuesto respecto de un tema que es “prioridad” para las provincias productoras.

El DNU 566/19 le pone un techo al precio del barril y crea un tipo de cambio paralelo con el fin de congelar los combustibles por 90 días. Las petroleras y los gobiernos provinciales coinciden en aliviar los bolsillos con un freno en los surtidores, pero no en ser los únicos en asumir los costos de la medida. Afirman además que la decisión no es equitativa porque, por ejemplo, hay sectores de la producción que se benefician de la medida pese a tener sus ventas en dólares.

Lopetegui también se refirió a la distribución de los costos y dijo que Nación asume su parte al no percibir la diferencia por impuestos que habría conseguido con una eventual suba en las naftas y gasoil. “Creo que secretario confunde peras con manazas”, deslizó un funcionario provincial.
La medida tendrá un costo de 700 millones de dólares para el sector. Sin embargo el número aparece en un segundo plano. Lo principal, aseguran, es el mensaje confuso que se envía a los inversores cambiando las reglas de juego y la falta de previsibilidad para el día 91, cuando finaliza el congelamiento.

En el gobierno provincial consideran clave una corrección de la medida para enviar una señal de tranquilidad a las empresas que están en Vaca Muerta.

El último tema es clave para la industria petrolera. Algunas compañías analizan paralizar o poner en punto muerto varios de sus desarrollos hasta fin de año. Incluso con el resultado de las PASO, que instalaron un virtual cambio de gobierno, la idea, perteneciente al glosario peronista, de desensillar hasta que aclare es una de las que más popularidad consiguió en los últimos días.

Pereyra pide la derogación
El dirigente petrolero y senador neuquino Guillermo Pereyra, presentó un proyecto de ley para derogar el decreto que congela el precio de los combustibles, de “manera inconsulta”, consideró.

Pereyra, candidato a renovar su banca en octubre por el MPN, indicó que el DNU N° 566/19 “atenta” contra las economías provinciales y el sector trabajador de la industria hidrocarburífera, “contra el federalismo y la autonomía provincial”. “Es una medida inconsulta, sin ningún tipo de consenso por parte de los actores involucrados y ni siquiera se permite esgrimir una propuesta superadora”, dijo.

El senador reclamó la Comisión Bicameral Permanente de Trámite Legislativo se reúna en forma “urgente” para pronunciarse sobre el DNU y las últimas medidas económicas.

En números

$2.350
millones es el impacto global que tienen las medidas de Nación sobre las cuentas neuquinas.
$235
millones es el recorte que padecerán los municipios neuquinos como efecto arrastre por el recorte.

El primer encuentro de Neuquén con Hacienda tras la era Dujovne

El gobernador Omar Gutiérrez se reunirá mañana con el flamante ministro de Hacienda Hernán Lacunza en su despacho de la Capital Federal. Será uno de los primeros gobernadores con los que tendrá contacto directo. En la agenda del mandatario provincial figura el reclamo por el mecanismo que se utilizó para el congelamiento de los combustibles, que afectó la cotización del barril de petróleo y las regalías provinciales. Sin embargo no será el único tema a tratar en el encuentro. Gutiérrez y Lacunza se conocen de otros encuentros cuando el ahora ministro nacional era funcionario de la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal.

El neuquino busca conocer de primera mano los panes que tiene en carpeta el titular de Hacienda, por un lado para entender la hoja de ruta económica hasta fin de año pero, fundamentalmente, porque de su cartera depende la desgastada secretaría de Energía, a cargo de Gustavo Lopetegui, cuyos movimientos son clave para el futuro de Vaca Muerta.


Comentarios


Crece la tensión entre Nación y las provincias por el congelamiento de las naftas