El sobreviviente de la tragedia de Huincul brindó un testimonio clave para saber el origen de la explosión

Se trata del vigilador al que se le cerró la casilla de vigilancia y observó cómo sus compañeros eran alcanzados por el fuego. Debió romper el vidrio para lograr escapar.





El vigilador de seguridad que logró sobrevivir de la explosión fatal en la refinería de New American Oil, donde fallecieron tres operarios, se convirtió en uno de los testimonios que permitirá junto a las pericias técnicas establecer cómo ocurrieron los hechos que desencadenaron la tragedia.en Plaza Huincul. Mientras, las familias esperaban que hacia la madrugada arribaran los cuerpos para la ceremonia del velatorio.

No voy a hablar porque no estoy en condiciones”, sostuvo en un breve contacto telefónico con RÍO NEGRO, el vigilador que estaba en el tráiler dispuesto a la izquierda del portón de acceso a la planta de New American Oil. Sufrió algunos cortes y quemaduras menores como consecuencia del escape que debió realizar desde el interior de la suerte de garita.

Estaba en estado de shock, según confirmó el jefe de fiscales, José Gerez, y no es para menos si se observa el estado en que quedó el tráiler y el resto de las instalaciones. Fue asistido y luego dado de alta, pero pudo aportar detalles del momento en que se registró la explosión que terminó con las vidas de Víctor Herrera (58); Gonzalo Molina (31) y Fernando Jara (34).

Gerez indicó que el vigilador narró “una sucesión de acontecimientos que derivan en la explosión de uno de los tanques que contenía fueloil”. Y agregó que “no podía salir por la puerta de la garita porque ya el incendio había abrazado esa garita, rompió un vidrio con su mano”.

Durante las primeras horas de la tarde de ayer y por segundo día, Gerez llegó a Plaza Huincul para participar de una nueva inspección ocular junto al equipo de la fiscalía local con Ana Mathieu y Valeria Ceballos.

Fue convocado por la fiscalía para la segunda inspección ocular de la causa, el perito en Higiene y Seguridad, Gustavo Camarotta. Además, un drone de la Policía hizo los sobrevuelos en las instalaciones para captar las imágenes de la planta en general y de los tanques que explotaron y se quemaron.

Los investigadores también relevaron elementos de interés, pero con el área administrativa, con los controles, planillas y soportes digitales que tiene la empresa NAO y que formarán parte de la investigación. Al recorrido, accedieron además funcionarios de la Secretaría de Energía de Nación, y de la municipalidad de Plaza Huincul.

“Se analiza de dónde emergió la explosión. Está establecido que hubo un evento previo que produce una alteración, un llamado de atención en los operarios y después el explosivo”, detalló Gerez.

RÍO NEGRO logró observar las instalaciones y dónde se concentró el fuego que destruyó los tanques -uno de ellos con fueloil-, el horno y las torres.

Además del penetrante olor a hidrocarburo, se ven los restos de hierros retorcidos y las estructuras desarmadas que permiten graficar la alta temperatura y la fuerza de la explosión. Sin embargo, hacia el otro extremo del predio, donde se encuentra la planta de despacho y un gran galpón no hay daños visibles por lo que el fuego no se expandió hacia ese sector.

El día después del siniestro, todavía se observan las carrocerías de los camiones que aguardaban en el exterior del predio a que pudieran cargar el combustible, lo que suele ocurrir a partir de las 6 de la mañana. Sin embargo, la explosión que se registró a las 4 rompió con la rutina y el fuego los envolvió. En este mismo sector hay un vehículo quemado que se estima pertenecía a alguno de los operarios.

Uno de los choferes que dormía en el interior de su camión y que fue rescatado, recibió asistencia y contención desde la delegación local de Sindicato de Camioneros. Ayer, ya había logrado regresar a Buenos Aires, donde reside, según se confirmó desde el gremio.

Por otra parte, la fiscalía una vez que concluyera con las pericias, iba a entrevistarse con las familias de las víctimas que reclamaban por la pronta entrega de los cuerpos.

Se estimaba que durante la madrugada de este sábado, los restos de Herrera, Jara y Molina, arribarían desde Neuquén, donde fueron trasladados hasta Cutral Co. Se hará una ceremonia de velatorio conjunta y en el transcurso de esta mañana serán sepultados.

Ayer por la tarde, el sindicato petrolero que dirige Marcelo Rucci logró rubricar el acuerdo con las empresas operadoras y el gobierno provincial, por lo que levantaron el paro que iniciaron el día anterior, después de conocida la explosión.


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
El sobreviviente de la tragedia de Huincul brindó un testimonio clave para saber el origen de la explosión