Video: realizaron una operación mientras caía agua del techo en un hospital de Neuquén

Fue en el quirófano del hospital Castro Rendón. Hace un mes ya habían denunciado las malas condiciones, al punto de tener que usar una linterna en una cirugía a una embarazada.





Surgió una nueva denuncia por las malas condiciones del quirófano del hospital más grande Neuquén, el Castro Rendón. A través de las redes sociales se difundió que se tuvo que realizar una cirugía mientras caía agua del techo, específicamente de las luces. Hace un mes se había reclamado por el mal estado del sector, al punto de tener que operar a una mujer embarazada con la asistencia de una linterna.

La organización Familiares, Amigos, Vecinos y Enfermos Agrupados (Favea) publicó en sus redes sociales un video en el que puede verse una cirugía en curso, mientras cae agua de los apliques de las luces prendidas en el sector. Quien sostenía el celular, cuestionó mientras filmaba: «las autoridades en vez de venir a solucionar el problemas culpan a la gente, al personal de que tiran agua, que se le caen los líquidos y acá está la prueba que no somos nosotros, los trabajadores».

En la cuenta de Facebook Quirófanos HPM Castro Rendón también se denunció la situación. Con otro video en el que se ve la caída de agua, contaron que la situación ya había ocurrido días atrás y se había «atado con alambre».

En esta cuenta, criticaron directamente al director del hospital, Adrián Lammel: «debería pensar en darle la dirección a alguna persona con más sentido común».

Cuando se conoció la situación anterior, el enfermero de cirugía  Francisco Ariel López enumeró: «las puertas no cierran bien, toda la tarde tuvimos problemas con las canillas, no hay insumos, faltan hasta las cintas para pegar curaciones y a veces nos falta equipamiento de anestesia; la gente va al hospital porque piensa que está todo bien, pero estamos trabajando mal y con falta de equipos«.


El director del hospital dio su versión


El director médico del hospital Castro Rendón, Adrian Lammel dialogó con RIO NEGRO y explicó que la filtración en el quirófano 3 del quinto piso, se generó por «un caño pluvial que estaba tapado».

Según detalló, el área de mantenimiento «ya destapó el caño y ahora trabaja controlando todas las instalaciones eléctricas para evitar que tengan agua y su utilización sea segura». Estas tareas podrían demandar el resto del día, por lo que estimó el quirófano estaría en condiciones de ser utilizado este miércoles. «Felicito el trabajo que están haciendo los trabajadores para que todo vuelva a la normalidad cuanto antes» destacó.

Informado de las críticas por las condiciones edilicias del hospital, Lammel remarcó que «es un edificio viejo, construido con técnicas y materiales que ya no se usan y necesita trabajos que son complicados de realizar, porque no se pueden frenar ciertos servicios». En este punto, destacó la necesidad de la construcción del Hospital Norpartagónico, porque además de alivianar la demanda que en la actualidad recae exclusivamente en Castro Rendón, «le brindaría la posibilidad de frenar las áreas, para que se les realice un intenso mantenimiento».

Finalmente, reconoció que «en un quirófano no se puede filtrar nada, más allá de que el agua no era servida como se había difundido en redes».


La palabra de quienes trabajan en el quirófano


En un comunicado, el personal que realiza tareas en el quirófano del hospital Castro Rendón, explicaron que la situación no es reciente y que «ya venimos denunciando hace años continuamente con notas, fotos y videos a todos los directivos correspondientes».

«Hoy mismo se dio aviso a la jefatura inmediata de la pérdida de agua en el quirófano NRO 3 y se decidió, por orden de ésta, realizar de todas maneras las cirugías programadas», relatan haciendo referencia al incidente que ya circula por las redes sociales.

Sobre este episodio, también detallaron que al finalizar con una de las cirugías «y con la paciente aún bajo seudoanalgesia comenzó a drenar en grandes cantidades agua del techo que desconocemos su origen, con el peligro que significa para los y las pacientes y también para quienes trabajamos en el sector».

En el comunicado hicieron «responsables» al gobierno provincial que «se llena la boca hablando de plata de regalías» y también al director del hospital Adrián Lamel, así como a la jefa de quirófano Érika Méndez.

«Los y las trabajadores de nuestro servicio no vamos a permitir que sigan destruyendo el hospital público» finaliza el escrito.



Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Video: realizaron una operación mientras caía agua del techo en un hospital de Neuquén