La nieve mueve la industria del turismo en Bariloche

Existe una docena de complejos con servicios para turistas en la nieve que van desde esquí alpino, de fondo, fuera de pista, hasta donas, trineo, caminatas con raquetas y motos de nieve. Los visitantes en invierno superan en un 25% a los de verano.





La cordillera rionegrina tiene una potente industria vinculada a la nieve con el epicentro en Bariloche y su centro de esquí, el cerro Catedral, que tiene la mayor infraestructura invernal de montaña de Sudamérica, pero además hay parques con actividades recreativas en la nieve y desafiantes áreas para esquí solo para expertos.

El efecto derrame en toda la comunidad es importante aunque nadie se atreve a poner números a la ecuación. Un dato parcial arrojó el invierno pasado el Observatorio de Turismo del Ministerio provincial que indicó un movimiento económico de 1.300.000.000 pesos solo en el julio en los destinos cordilleranos, siendo Bariloche la ciudad más importante en vacaciones.

Lo cierto es que hoteles, rentadoras de autos, agencias de viajes, restaurantes, excursiones, comercios de todos los rubros, spa, chocolaterías, cervecerías artesanales, entre otros reciben los beneficios de la nieve, el gran imán para los turistas nacionales de un poder adquisitivo medio y alto y también extranjeros, que significan el 20% de los visitantes del invierno en Bariloche.

La nieve también es la dueña del mayor flujo de turistas en Bariloche, superando a los meses de verano. Las estadísticas de la Secretaría de Turismo, con medición completa hasta 2019, previo a la pandemia, indican que en la temporada de invierno de ese año, entre junio y septiembre, visitaron la ciudad 313.367 turistas. En el verano, de diciembre a marzo, llegaron 250.000 visitantes.


En el ejido municipal, 7 planes de nieve


El cerro Catedral, que opera la empresa Catedral Alta Patagonia de la familia Trappa (dueños de Vía Bariloche), es el complejo invernal más completo con 40 medios de elevación, 120 kilómetros de pistas esquiables y una amplia infraestructura de paradores gastronómicos en la montaña y servicios anexos que tienen a la nieve como protagonista como el snow bike, donas, caminata con raquetas, trineos, motos y cuatriciclos, parque de saltos, entre otros.

El cerro Catedral tiene la mayor infraestructura de montaña con 40 medios de elevación. Foto: Archivo/Chino Leiva

A Catedral lo concesiona la Municipalidad de Bariloche (con un acuerdo vigente hasta 2056) que fiscaliza su funcionamiento, la prestación de los servicios y los medios de elevación, a través de un ente especialmente creado para este fin que preside el Ejecutivo e integran el Concejo Deliberante, la Asociación Empresarial del Cerro Catedral y el sindicato de Comercio. Este es el único complejo turístico que tiene un control específico.

Además, el área de Fiscalización otorga las habilitaciones del resto de las actividades comerciales vinculadas al cerro que están por fuera del área concesionada, es decir los que se ubican en la base como pueden ser las escuelas de esquí, los rentas y demás.

También la Municipalidad habilita otros emprendimientos vinculados con la nieve, bajo la figura de prestadores de servicios turísticos de aventura y también deben contar con habilitación comercial.

Bajo esta órbita están autorizados el complejo Ski Nórdico, Piedras Blancas, Teleférico Cerro Otto, refugio Berghof, los servicios de nieve de Arelauquen, cerro López y Roca Negra, según detalló a RÍO NEGRO la directora de Habilitaciones dependiente del área de Fiscalización, Sandra Pozas.

En estos complejos se ofrecen actividades de nieve por fuera del esquí alpino.

“Cualquier actividad debe cumplir con el Código de Habilitaciones Comerciales y se les otorga como máximo una habilitación por 3 años”, explicó Pozas. Las exigencias incluyen planos de la infraestructura edilicia, final de obra, estatutos societarios, informes de seguridad y en el caso de los servicios para turistas se le suman otras obligaciones como la contratación de seguros con cobertura a los visitantes.


Un cerro urbano con una oferta variada


El cerro Otto, que integra el ejido municipal pero se trata de tierras privadas, tiene cinco prestadores de servicios vinculados a la nieve que son populares cada temporada por donde circulan miles de personas diarias.

El Teleférico Cerro Otto es uno de los parques de nieve más visitados en Bariloche. Foto: Gentileza Teleférico Cerro Otto

Teleférico, el complejo turístico de la fundación Sara María Furman, con la famosa confitería giratoria en la cumbre, en invierno ofrece caminatas con raquetas, pistas de trineo y un funicular que transporta a los turistas en la cima. El complejo Piedras Blancas, administrado por Luciano Stella, tiene una aerosilla, varias pistas de trineos de diversos niveles, snow tubing y zip line, además cuenta con pistas de esquí para principiantes.

En la misma montaña, también hay pistas de esquí de fondo en el complejo Ski Nórdico, creado por el excompetidor en esta disciplina Fabián Eiras en la década del ’90, y suma paseos con motos de nieve con orugas. Enfrente, el refugio Berghof, que pertenece al Club Andino Bariloche y está concesionado al referente de montaña Claudio Fidani, también hay actividades de nieve con caminatas en el bosque.

En el complejo Piedras Blancas hay pistas especialmente diseñadas para trineos. Foto: Archivo/Chino Leiva

El country Arelauquen, que está ubicado en la ladera sur del cerro Otto, también cuenta con un exclusivo refugio de montaña donde realiza excursiones con motos de nieve y vehículos 4×4.

En números

313.367
turistas visitaron Bariloche en temporada de invierno, entre junio y septiembre, en 2019, el último año con mediaciones. La cifra supera en un 25% a los visitantes de verano.

El refugio Extremo Encantado, que se ubica en una ladera del cerro López, con acceso por Colonia Suiza, donde la nieve es el principal atractivo en invierno para realizar caminatas en un bosque y otras propuestas de entretenimiento, no está en los registros municipales, pero admiten que puede pertenecer a Parques Nacionales porque esa montaña tiene intervención de ambas jurisdicciones.

En jurisdicción del parque nacional, en la zona sur de Bariloche, se encuentra además el Valle del Chalhuaco que tiene habilitado el servicio de gastronomía y pernocte en domos, y en invierno se realizan caminatas en la nieve.

Motos de nieve tienen su lugar en Piedras Blancas, Ski Nórdico y el cerro Catedral. Archivo

El parque Nahuel Huapi además permite el esquí de travesía en áreas sugeridas y con un registro obligatorio que funciona desde 2018 y que actualmente no está habilitado por cuestiones de seguridad, pero una vez que las condiciones lo permitan se autorizará desde el organismo nacional.

Además hay dos exclusivos complejos de esquí fuera de pista por fuera del ejido municipal, uno en el parque Nahuel Huapi, llamado Mallín Alto, y otro en jurisdicción provincial, Baguales. (Ver aparte)


El Bolsón crece con su propuesta de invierno


El Bolsón hasta hace unos años era sinónimo de turismo de verano, casi exclusivamente en los meses de calor llegaban turistas a la ciudad, ubicada a 120 kilómetros al sur de Bariloche. Pero el desarrollo del cerro Perito Moreno, que instaló su primer medio de elevación en 2011 y creció en oferta turística de manera exponencial en los últimos 4 años, modificó ese perfil.

En el cerro Perito Moreno la nieve se prolonga hasta la primavera. Foto: Archivo

El centro de esquí que opera la empresa Laderas y que habilita la provincia de Río Negro, sumó nuevos medios de elevación y pistas y tiene una gran apuesta a desarrollar la zona del Plateau, en la cima, donde la nieve puede perdurar hasta la primavera.

En la región también el sur neuquino tiene propuestas vinculadas a la nieve, especialmente con los centros de esquí bayo, en Villa La Angostura, y Chapelco, en San Martín de los Andes.


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
La nieve mueve la industria del turismo en Bariloche