Sureda: "El barril criollo es una suerte de impuesto a las empresas"

El exsecretario de Energía de la Nación, José Luis Sureda, aseguró que el precio sostén fijado está por encima de los costos de las refinerías y sostuvo que la medida no va a incentivar inversiones.




El especialista cuestionó la aplicación de un precio sostén.

El especialista cuestionó la aplicación de un precio sostén.

El exsecretario de Energía de la Nación y consultor del sector, José Luis Sureda, arremetió contra el recientemente lanzado barril criollo y tras asegurar que "no va a incentivar inversiones", advirtió que "es una suerte de impuesto que las compañías tienen que pagar a las provincias".

Sureda participó esta tarde del evento online "La industria energética en Tiempos de Coronavirus" organizado por Energy Forum en donde planteó que "el barril criollo va a tener un efecto prácticamente nulo hasta tanto la demanda tenga una recuperación que no sabemos cuándo será".

El especialista agregó a su crítica el monto definido como precio sostén para el barril criollo que es de 45 dólares. "Otro punto de debate es porqué se adoptó 45 dólares si la refinación no puede soportar ese valor, no tiene un correlato con los precios en pesos en el surtidor", remarcó Sureda.y

Y agregó que "una refinería hoy no puede comprar crudo a 45 dólares y vender a los precios actuales el combustible sin incurrir en una pérdida".

Es por esto que aseguró que "el barril criollo no es un incentivo, no va a ser un motivador de inversiones". Y advirtió que "el resultado no solamente no es positivo sino que es negativo porque asegura que papá Estado se sigue metiendo en los precios".

Sureda hizo una advertencia fuerte en el encuentro al asegurar que "me parece que el objetivo final del barril criollo es la intervención del Estado en la industria y que el objetivo final es la regulación de la industria".

Y remarcó que "ojalá no pensara esto pero estoy convencido de que no va a terminar el barril criollo y volver el mercado".


Comentarios


Sureda: "El barril criollo es una suerte de impuesto a las empresas"