Tras el acuerdo, el riesgo país cayó 1.000 puntos en un día

Es a raíz del debut de los nuevos papeles entregados a los bonistas en la re estructuración de la deuda. El gobierno aspira a una baja más amplia en los próximos meses, que se aproxime a los valores que se registran en el resto de la región.





Resurgir. Lo que busca Argentina una vez más, tras una nueva crisis financiera.

Los efectos de la exitosa re estructuración que el país acaba de cerrar con sus acreedores externos, empiezan a verse reflejados en los principales indicadores del mercado financiero.
El principal síntoma a la vista, es el derrumbe del índice de Riesgo País verificado el último jueves, cuando el registro retrocedió desde los 2.147 puntos básicos al cierre del miércoles, hasta los 1.083 puntos básicos.
Se trata de una señal simbólica, que permite avisorar que el país gozará de un horizonte financiero despejado para los próximos años, que sienta las bases para el regreso de Argentina al crédito internacional, y para abrir lentamente la puerta al regreso de la inversión extranjera.
El Riesgo País se denomina técnicamente EMBI (Emerging Markets Bond Index), y es elaborado por la banca internacional JP Morgan Chase, cuantificando la sobre tasa que deben abonar los papeles de la deuda soberana de un país, por encima de la tasa que paga el Bono a 10 años del Tesoro de los Estados Unidos. La medida se expresa en puntos básicos, siendo 100 puntos básicos equivalentes a un 1% de interés.
En términos sencillos, el mercado financiero lo utiliza como una medida de inserción. Países con un Riesgo País superior a 1.500 puntos básicos, están virtualmente fuera del mercado de crédito internacional.
Al mismo tiempo, mientras más bajo es el Riesgo País, la emisión de nueva deuda soberana es más fácil y más barata.

“La sostenibilidad permite redefinir los compromisos de manera que la economía pueda recuperarse en el tiempo”

Martín Guzman - Ministro de Economía de la Nación
Calificadora. La baca internacional es la que mide el riesgo país.


El disparador de la baja registrada esta semana, tiene directamente que ver con el debut de los nuevos bonos entregados a los acreedores en el proceso de re estructuración cerrado la semana pasada. Lo que sucedió en la práctica, es que los viejos bonos, aquellos que fueron re estructurados y eran considerados de alto riesgo en el mercado, salieron de circulación. En su reemplazo, comenzaron a circular los nuevos papeles entregados a los acreedo, res, los cuales tienen una valoración de riesgo sensiblemente menor, lo que impactó de inmediato en la medición del EMBI.
El resultado no obstante, es producto del éxito político en la negociación con los acreedores. El 99% de los bonistas ingresó al canje, y la tasa promedio de los nuevos papeles se redujo desde el 7% al 3,4%.
Los especialistas indican que a medida que los nuevos instrumentos comiencen a ser demandados, podría incrementar su precio, y por lo tanto podría verificarse también una caída mayor en la tasa de interés. Ello permite pensar en que la baja del Riesgo País puede continuar en los próximos meses.

“Las autoridades argentinas enviaron la solicitud formal para un nuevo programa y estamos en la etapa inicial del proceso”.

Gerry Rice - Vocero FMI

Existe una serie de elementos que pueden contribuir en tal dirección. Uno de ellos es haber dejado atrás la calificación de “default selectivo” en la que Argentina se encontraba desde abril según Standard & Poors. Tras el canje, la calificadora asignó la categoría CCC+ a la deuda argentina, y se espera que esa calificación mejore en los próximos meses.
El potencial acuerdo con el FMI, es un otro ítem que podría contribuir a una mejor valoración de la deuda argentina.
En el gobierno aspiran a que el Riesgo País se ubique en torno a los 500/600 puntos básicos, como ocurre en el resto de los países de la región.
Un punto no menor, es la caída de la cotización bursátil. Tras la concreción del canje la semana previa, el Contado con Liquidación cayó un 5,9%. Significa una reducción de 10% en la brecha con el dólar oficial, que se ubica hoy en torno al 52,9%.


Comentarios


Tras el acuerdo, el riesgo país cayó 1.000 puntos en un día