Turismo aventura: menú a la carta en Bariloche para el finde largo

Las montañas, los senderos, los ríos y los lagos son el escenario perfecto para disfrutar a pura adrenalina de las opciones que ofrece la ciudad.



El menú del turismo activo es amplio. En Bariloche se puede hacer un trekking vertical que es único en el país y también en esta ciudad se inventó el stand up rafting, una adaptación del deporte de agua individual pero para grupos que se deslizan en el río Limay. Además hay decenas de opciones para disfrutar del aire libre, estar en contacto con la naturaleza y lanzarse a la aventura.

Bariloche es la Capital del Turismo Aventura y la variedad de propuestas que tiene en los meses de primavera y verano hacen honor a su título logrado en 2012 con una ley nacional.

En primavera comienza la movida y ya a esta altura están todas las actividades en marcha. “En algunos casos estamos limitados por el clima”, aclaró Cristina Pérez, coordinadora de la Asociación de Turismo Activo de la Patagonia (ATAP).

La temporada fuerte de este sector es a fin de año, en enero y febrero porque “en verano queremos capitalizar el turismo familiar con actividades que puede hacer el conjunto de la familia tanto niños como adultos”. La idea es que los visitantes “tengan la experiencia” de disfrutar de la naturaleza y en muchos casos cuando hay niños entre el público, se realizan propuestas más lúdicas y participativas. En la carta de propuestas hay buceo, cabalgatas, capopy, canyonning- vía ferrata, hidrospeed, kayak de travesía, montañismo, mountain bike, navegación a vela, parapente, paseos lacustres, rafting, stand up paddle y stand up rafting.

A estas opciones, muchas de ellas clásicas y que forman parte del ADN de Bariloche, se suman propuestas para un público que busca un experiencia particular, en lugares no masivos, con una sorpresa o un agregado de tipo cultural o gastronómico que le da un valor especial a la actividad.

Los clásicos
El rafting es un clásico de los meses de clima templado y cálido. La experiencia se basa en el descenso de ríos de montaña en balsas inflables y la aventura varía según la dificultad de los ríos que se clasifican en grados. La actividad se puede realizar en grupos de 6 a 10 personas y hay propuestas fáciles y de corto tiempo adaptable para los niños.

El montañismo también es sinónimo de esta ciudad y como hay tantas propuestas hace pocas semanas se lanzó el sitio específico barilochetrekking.com para conocer senderos, caminatas y paseos. Allí se incluye un apartado especial para caminatas cortas, ideales para realizar con chicos. Las cabalgatas son otro atractivo para disfrutar de los paisajes de cordillera y de estepa. Hay planes para todo el día y medio día, con asado incluido o merienda, y con recorridos diferentes que ofrecen cinco prestadores de la ciudad.

Para lanzarse al agua
Ocho alternativas en el agua tiene la carta de turismo activo en Bariloche. En tablas o embarcaciones se puede adentrarse en la aventura con el stand up paddle, que consiste en remar de pie en una tabla de surf, amplia que genera estabilidad.

Una versión barilochense de este deporte es el stand up rafting que adaptó las balsas tradicionales con una megatabla para que participen grupos. También se puede practicar kayak de travesía con guías especializados, navegación a vela, buceo y paseos lacustres como la experiencia por el Brazo Tristeza que retomó los paseos luego de un año. Una novedad es el hidrospeed, una actividad que permite apreciar el mundo subacuático acostado sobre una tabla.

Para conocer detalles de las actividades y los prestadores oficiales ingresá a www.atap.org.ar.

Los precios de tres excursiones

$ 3.100 rafting clásico en río Manso. Excursión de todo el día con traslados, equipos, almuerzo y merienda.
$ 2.800 cabalgata por la estepa. Día completo con desayuno y almuerzo.
$ 1.900 Vía Ferrata. Trekking vertical en el cerro López en una actividad de 4 horas. Incluye traslados.
(Los valores rigen hasta el 21 de diciembre).

Un festival en el Centro Cívico

Una pequeña palestra de escalada como antesala a la torre del reloj en el Centro Cívico volverá a ser parte del Festival de Aventura y Naturaleza que pone en escena el menú de las actividades de turismo activo para disfrutar en Bariloche.
El evento que se realizó por primera vez el año pasado, tiene fecha para el 23 y 24 de este mes, y promete traer novedades para que el público local y los visitantes conozcan la amplia oferta de actividades que se ofrecen en la ciudad para disfrutar al aire libre en ríos, lagos, bosques y montañas. Allí se podrán encontrar actividades demostrativas y participativas, estas últimas destinadas especialmente al público infantil. Habrá competencias de escalada de la torre del reloj, de MTB y descenso, esquí de fondo y en la costa del lago muestras de stand up paddle y stand up rafting, kayak, carreras de remo en balsas de rafting, muestras de kitesurf y windsurf, entre otras. También habrá una palestra de escalada y tirolesa; y el domingo se creará una “costanera recreativa” para que el público la recorra en rollers, monopatín o bicicleta.


Comentarios


Turismo aventura: menú a la carta en Bariloche para el finde largo