Un neuquino aceptó el desafío "ciudad zapallo" y cultivó la planta sobre un árbol

Julio Herrera es uno de los 30 participantes del concurso que organizó el PRODA y que premiará al zapallo más grande. El sábado 27 se conocerá al ganador.



1/2
Julio Herrera muestra orgulloso el zapallo que cultivó en un árbol. (Foto: Mauro Pérez)

Julio Herrera muestra orgulloso el zapallo que cultivó en un árbol. (Foto: Mauro Pérez)

2/2
Julio Herrera muestra orgulloso el zapallo que cultivó en un árbol. (Foto: Mauro Pérez)

Julio Herrera muestra orgulloso el zapallo que cultivó en un árbol. (Foto: Mauro Pérez)

A través de un concurso titulado “ciudad zapallo” cerca de 30 personas se propusieron obtener desde noviembre hasta abril, la hortaliza más grande y también incorporar la forma más novedosa de obtenerlos en lugares reducidos, tales como el patio de casa.

En el país, el zapallo es un cultivo que abarca distintas provincias y cada un observa cuestiones concretas sobre variedades, clima, suelos y condiciones ambientales. Así desde el INTA (Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria) aseguran que el zapallo se cultiva desde el norte al sur hasta llegar a Río Negro y Neuquén.

“Como la superficie de cultivo es amplia y abarca distintas latitudes y climas, suele haber zapallos todo el año. Hacerlo en la zona urbana de Confluencia tiene un plus, el ciclo es más largo ya que las temperaturas acompañan el crecimiento y no se ve afectado por algún tipo de plaga”, afirmaron desdel el Programa de Desarrollo Agroalimentario (PRODA), que organizó el concurso.

Julio Herrera muestra orgulloso el zapallo que cultivó en un árbol. (Foto: Mauro Pérez)

El concurso de agricultura urbana orientado a la producción de zapallos bajo estándares agroecológicos estuvo destinado a toda la comunidad urbana, siendo su objetivo principal sumar nuevas y nuevos agricultores urbanos, de modo tal que sirvió de excusa para abrir la posibilidad de que vecinos de Neuquén y alrededores que no tengan experiencia en el trabajo hortícola puedan incorporarse a estas prácticas productivas orgánicas.

Entre las variedades se entregaron semillas de zapallo gris plomo y musquet, por ser especies que alcanzan un buen desarrollo de los frutos en las condiciones bioclimáticas de la región. Si bien desde el Proda informaron que en un principio hubo cerca de 60 interesados, solo 30 de ellos lograron seguir hasta el final de la competencia para lograr obtener el zapallo de mayor peso.

Tal fue el caso de Julio Herrera de 36 años, quien logró que la especie gris plomo creciera en la copa de un árbol de su patio y algunos tengan hasta 50 centímetros de diámetro. “Al principio fue todo medio improvisado, nos dieron la capacitación pero cuando llegué a casa los puse en el suelo. Con los días era como una plaga, la planta crecía en todos lados y como es trepadora empecé a guiar el tallo por el árbol”, explicó.

La planta se fue enredando en el árbol y alcanzó proporciones llamativas. (Foto: Mauro Pérez)

Mientras Herrera ya lleva dos años en el mundo de la huerta orgánica en espacios reducidos, otros en cambio es la primera vez que inician un proyecto de tales características. “Sabemos que el zapallo es una hortaliza que viene fácil entonces era una buena oportunidad para emprender el camino hacia la huerta propia”, afirmaron desde el Proda.

Por otro lado, Herrera indicó que espera ansioso el 27 de Abril, día en el cual se entregará el premio al zapallo de mayor peso y tamaño. De hecho, desde el organismo informaron que “entre los concursantes hubo mucho interés y diálogo, hasta armaron un grupo de whatsapp para ir compartiendo las dudas que tenían en el proceso”.

Zapallos en números

22
kilos de zapallo por año por persona se consumen en el país.
95%
de la producción nacional de zapallo se comercializa en el mercado interno. El 3% se exporta y el 2% restante lo utiliza la industria del deshidratado.

Una hortaliza que se adapta y posee grandes propiedades

Según el último estudio que desarrolló el INTA en 2017 sobre el zapallo, el mismo se encuentra en la dieta alimenticia desde épocas precolombinas con un alto consumo per capita que comprende los 22 kilos por año por persona. Siendo sus propiedades más significativas su composición por el 90% de agua, bajo contenido de calorías y grasas ya que aporta carbohidratos, vitaminas y minerales.

En términos económicos, el zapallo tiene como principal destino el mercado interno donde se comercializa aproximadamente el 95% de la producción nacional, el 3% se exporta y el 2% restante lo utiliza la industria del deshidratado.

Dentro de la provincia de Neuquén, las principales zonas de cultivo se desarrollan en la Confluencia, Plottier, Centenario, Senillosa, Añelo y Rincón de los Sauces.


Comentarios


Un neuquino aceptó el desafío "ciudad zapallo" y cultivó la planta sobre un árbol