Todos los partidos políticos cruzados por las tomas de Neuquén

El oficialismo y la oposición tienen miradas distintas frente a la proliferación de los asentamientos en los últimos diez días. Mientras tanto, llegan más familias a sumarse a la ocupación de los terrenos en la meseta. El desalojo hasta ayer era solo amenaza.

La toma de tierras iniciada hace más de diez días en terrenos privados disparó cruces entre los funcionarios. Nadie niega la necesidad habitacional pero hay diferencias en cómo apuntar hacia el déficit de viviendas y cómo actuar ante las más de mil familias que hay en las nuevas tomas de la ciudad.

El concejal del Pro-Somos Neuquén, Marcelo Bermúdez, declaró que el recrudecimiento de las tomas obedece en primer lugar a “compromisos en época de campaña”, en alusión al Movimiento Popular Neuquino.
También lo relacionó con “una postura histórica del MPN a tolerar las tomas” y dijo que está teniendo el oficialismo un comportamiento “permisivo”.

Añadió que el crecimiento de las tomas es consecuencia de “una puja de punteros políticos que en la toma busca fortalecerse y juntar poder”.
Manifestó que es también producto “de un fracaso” del Instituto Provincial de Vivienda y Urbanismo (IPVU).

Bermúdez salió al cruce de lo dicho por el jefe de gabinete provincial, Sebastián González, que manifestó que en las tomas “hay muchísimas familias con necesidad de vivienda, pero sólo una minoría realiza estas acciones” y que “muchas son instigadas”.

Sobre estas palabras, Bermúdez opinó que “los instigadores pertenecen al partido de Sebastián González y él los conoce muy bien”. El concejal se opuso a la propuesta del intendente Mariano Gaido de crear el Instituto Municipal de Vivienda. “Sería el tercer organismo que actuaría sobre el mismo tema. Tenemos ya el IPVU y la Agencia de Desarrollo Urbano (ADU)”, señaló Bermúdez.

El concejal dijo que esos dos organismos “gastan 700 millones de pesos anuales en burocracia y política. El nuevo instituto sería “para patinar la plata de los contribuyentes”.

Reclamó que “la Provincia y la Policía “respeten las resoluciones judiciales y no las ignore”, en referencia a la orden de desalojo vigente desde el martes pasado.

Ana Servidio, concejal del Frente de Todos, comunicó que desde el bloque impulsarán una salida pacífica. Su propuesta es crear una mesa de trabajo en al que esté el ejecutivo provincial, municipal, el Concejo Deliberante, y mediadores como el Defensor del Pueblo y el Obispado.

“Hay que ofrecer alternativas a la situación que hoy tienen estas familias y empezar a trabajar con un censo y sobre las necesidades básicas”, indicó la concejal.

Dijo que todo lo que ha sucedido es una consecuencia de “la falta de planificación en la ciudad, que debe empezar a crecer de manera más inclusiva”.

Desde el bloque de la UCR se opusieron “a todo tipo de usurpación” y dijeron que no acompañarán “criterios de facto que suponen la transferencia de tierras por la vía de la usurpación”.

La concejala del FIT, Angélica Lagunas, reclamó declarar la emergencia habitacional. Dijo que hay 40 mil familias sin vivienda propia.

El dato

4
tomas se formaron. La más numerosa está a ambos lados de calle Casimiro Gómez. Todas suman más de 1000 familias.

Provincia y municipio harán sumarios a los empleados

Desde los oficialismos provincial y municipal manifestaron su acompañamiento a las medidas que tome la justicia y aportarán la información que precise sobre las personas y los vehículos que participen en la toma. El martes se autorizó el desalojo en la ocupación sobre la zona de Autovía Norte.
“Soy partidario siempre de la herramienta del diálogo”, dijo Mariano Gaido aunque al mismo tiempo manifestó que avalará “a la Justicia en las decisiones que tome”.
El intendente calificó a la ocupación como “una metodología ilegal” y que “es injusta porque hay muchos que están esperando tener una vivienda y un lote con servicios”.
También aseguró que a los empleados municipales que se identifique que estén en la toma “les haremos sumarios”.
Asimismo volvió a insistir sobre el proyecto para la creación del Instituto Municipal de la Vivienda para que sea rápidamente aprobado en el Concejo Deliberante.
Ayer, en la zona de Autovía Norte y Casimiro Gómez hubo mayor presencia policial, que despertó la alarma entre los ocupantes. En la toma de Casimiro Gómez ya había más de mil familias y el espacio tomado es de más de 20 hectáreas. “Nos mantendremos firmes” dijo Emanuel López, vocero de la toma en la meseta. Una parte de las tierras pertenece al Foro de la Meseta.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Todos los partidos políticos cruzados por las tomas de Neuquén