Vaca Muerta ya produce más gas natural que Bolivia

La formación shale está en pleno auge, mientras el vecino país en declino. Advierten que podría haber problemas en el abastecimiento del NOA. La clave del gasoducto Néstor Kirchner.




Los envíos de gas natural por debajo de la línea mínima del contrato de importación con Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) marcaron en las últimas semanas una señal de preocupación en Argentina ante la posibilidad de que en el próximo invierno se registren problemas en el aprovisionamiento de las provincias del Noroeste Argentino (NOA), y revelaron un dato impensado hasta hace poco tiempo, que es que actualmente la producción de gas de Vaca Muerta es mayor a la de toda Bolivia.

Hace 15 años atrás, en 2006, Argentina firmó a través de Ieasa, la exEnarsa, un contrato de importación con YPFB por 20 años. En ese momento la producción nacional de gas se encontraba en picada, el gas natural licuado (GNL) era costoso y el gobierno de Néstor Kirchner vio además la posibilidad de estrechar lazos con su par Evo Morales.

Pero en estos años el escenario cambió radicalmente. La producción de Bolivia entró en un marcado declino que en hizo que en las últimas semanas la producción del Altiplano se encontrara en apenas 42 millones de metros cúbicos según el consultor especializado y exministro de Hidrocarburos de Bolivia, Álvaro Ríos Roca.

En contraposición, la producción de los yacimientos de Vaca Muerta viene creciendo a pasos agigantados y alcanzó el agosto una generación récord de casi 44 millones de metros cúbicos por día (43,92), con lo cual tan solo los desarrollos de la formación shale argentina ya superan a toda la producción boliviana.

Ríos Roca explicó a Energía On que “la producción de Bolivia antes de dos eventos que pasaron en el corto plazo era de millones de metros cúbicos por día. De ese total 20,24 millones de metros cúbicos por día se llevan por contrato a Brasil, el mercado interno con la planta de urea que arrancó a operar hace 3 meses subió demanda a 15 millones de metros cúbicos con lo cual quedaban solo 9 millones de metros cúbicos para enviar a Argentina”.

En números

43,92
millones de metros cúbicos de gas natural por día se extrajeron durante agosto de los yacimientos de Vaca Muerta.

Allí fue donde incidió un incidente el un pozo del yacimiento Margarita, que opera Repsol. Se trató de un arenado que ocurrió hace dos meses atrás y que sacó de producción al pozo más productivo, que tenía una generación de 2,5 millones de metros cúbicos por día.

“Con esa menor producción la capacidad de Bolivia es actualmente de 42 millones de metros cúbicos y por eso se recortó los envíos a Argentina a 7 millones de metros cúbicos por día”, explicó el especialista boliviano.

Ríos Roca advirtió además que “la producción en Bolivia declina a un ritmo del 3 al 3,5% anual, cada años son 1,5 millones de metros cúbicos menos los que se producen, por lo cual si este pozo arenado no se puede recuperar para el año próximo solo se van a poder entregar a Argentina 5,5 millones de metros cúbicos por día”.

En los últimos días el recorte en las entregas derivó en un reclamo por el incumplimiento al contrato, pero no generó problemas en el abastecimiento de las centrales térmicas del NOA a raíz de que en estos meses del año el consumo es menor.

Sin embargo, desde consultoras de Argentina ya se advierte que si estos menores envíos se dan durante el próximo invierno, el gas en las redes no alcanzará para cubrir las demandas del norte del país.

E incluso se advirtió que la única opción que tendría Argentina sería importar gas desde Chile, un fluido que el vecino país haya adquirido como GNL y con lo cual su costo sería muy caro, tanto por el transporte, la regasificación, como por el precio que se espera para el GNL el año que viene.

“Más allá de las multas, Argentina tiene que buscar una solución estructural al aprovisionamiento de gas del norte de su país porque la producción de Bolivia va a seguir cayendo porque hace 22 años que no hay nuevos descubrimientos”, indicó Ríos Roca.

Y destacó por ello que “Argentina tiene la gran oportunidad de llevar un nuevo gasoducto desde Vaca Muerta a Salliquelo y de allí revertir la línea de TGN, alimentar el norte de su país, el norte de chile y el norte de Brasil”. Ya que alertó que “de lo contrario van a importar mucho GNL por norte de chile o va a tener que reemplazar los faltantes con gasoil”.


Comentarios


Logo Rio Negro
Vaca Muerta ya produce más gas natural que Bolivia