Voto joven: guía en clave centennial para llegar sin dudas a las PASO

Casi 24.000 adolescentes de Río Negro y Neuquén podrán participar de las elecciones del domingo 12. Motivarlos en medio de la pandemia, el gran desafío.





Están en la agenda de todos los candidatos. En la web del Estado aparecen como destinatarios de “la profundización de un proceso de participación política”. Y en esa línea, el actual gobierno destaca que con la ley sancionada hace casi nueve años se inició “el camino de reconocimiento y visibilidad de sus capacidades y potencialidades”. ¿Pero qué dicen los jóvenes de 16 y 17 años sobre las elecciones del próximo domingo 12? ¿Se sienten protagonistas? ¿Afectó la pandemia los niveles de interés en la política y en la campaña electoral?

En Río Negro y Neuquén son casi 24.000 los adolescentes que podrán votar en las PASO.

Las urnas que se abrirán dentro de ocho días definirán los candidatos a diputados nacionales para los comicios generales del 14 de noviembre y ese universo de jóvenes convocados a votar por primera vez tiene peso definido dentro de los padrones. Son 10.547 rionegrinos y 13.082 neuquinos, representando el 1,8 y el 2,4 por ciento del total de habilitados en cada provincia, respectivamente.

Las cifras de Neuquén se asemejan al promedio nacional. Para estas elecciones primarias son 861.149 los menores de 18 años que podrán sufragar, representando el 2,5% del padrón general.

“Yo todavía no elijo un bando. Viste que te dicen… sí o sí hay que tener una orientación”, dice Mateo un joven de Roca que dialogó con RÍO NEGRO.

“Mi partido es la Argentina”, agrega Nahir, también alumna de la ESRN 16.

Testimonios que reflejan lo que muestran distintas encuestas realizadas recientemente, donde se observa que la libertad es un valor preciado en la franja de 16 a 24 años, donde se encuentra casi un cuarto del padrón total del país.

Y esas tendencias interpelan también al sistema educativo, que cumple un rol fundamental en la construcción de esos ciudadanos que ya tienen abiertas las puertas al voto.

“En este contexto, enseñar la responsabilidad del voto es difícil, porque la realidad que ven tiene apatía, discusiones, descreimiento. Ellos lo viven. Asocian la política con la corrupción”, cuenta Mabel Carreño, exdocente de Educación Cívica del colegio VIDA de Neuquén.

¿Obligatorio?

Ahora bien, existen varios puntos importantes alrededor del voto joven, que conviene tener presentes para esta etapa final de campaña.

En primer lugar, chequear el padrón, porque este año uno de cada cuatro electores votará en un lugar diferente al que concurrió en el 2019, por lo tanto en muchos casos no aplicará la lógica de pensar que el domingo 12 hay que dirigirse a la misma escuela donde votaron habitualmente los padres o hermanos mayores de 18 años.

Para cumplir ese paso, RÍO NEGRO ofrece desde su edición digital el acceso directo al registro oficial.

Revisar el padrón también será necesario para aquellos que hoy tienen 15 pero cumplen 16 años hasta el 14 de noviembre inclusive. La norma electoral prevé que puedan votar, a pesar de no tener todavía los 16 años.

Para poder ejercer este derecho, es necesario que hayan realizado el trámite de renovación del Documento Nacional de Identidad (DNI) a los 14 años. Sin ese paso previo es imposible que se los incorpore al padrón electoral, que los habilita a participar de las elecciones

Otro aspecto central: el voto es obligatorio para los jóvenes de 16 y 17 años. La diferencia con los mayores de 18 años es que la ley prevé sanciones para estos últimos si no concurren a emitir sufragio, mientras que los menores de edad no tienen la imposición de justificar la inasistencia.

Y dentro de ese escenario se presenta el gran desafío para estas elecciones cruzadas por la pandemia: la participación.

Un informe oficial elaborado por la Dirección Nacional Electoral sostiene que “desde la primera implementación de la ley 26.774, las juventudes han aumentado progresivamente su participación en los comicios electorales, llegando en el año 2019 a ser 869.667 electores y electoras de 16 y 17 años; lo que representó el 2,61 por ciento promedio del padrón electoral”.

En esta franja etaria, la participación efectiva fue en el 2019 unos 20 puntos porcentuales menor que la participación promedio a nivel nacional: un 63% de los jóvenes de 16 y 17 años habilitados concurrió a votar. De todas maneras, fue el punto más alto de concurrencia desde que se aplica la ley.

El mismo informe del organismo dependiente del Ministerio del Interior identifica que la participación es mayor en las elecciones presidenciales que en las legislativas, algo que también se repite en la población general.


Los niveles de participación


La primera implementación de la ley 26.744 fue para las elecciones nacionales legislativas del 2013.

Desde la Dirección Nacional Electoral se informa que desde entonces, se observa una tendencia en aumento respecto de la cantidad de electores de 16 y 17 años, pasando de ser 674.130 en las elecciones generales de 2013 a un total de aproximadamente 874.008 de electores y electoras nacidas en 2002 y 2003 en las elecciones generales de 2019.

Este año la cifra será sensiblemente inferior a la registrada en los últimos comicios: 861.149.

En lo que refiere a la participación efectiva en las elecciones nacionales, también se observa una tendencia en aumento en comparación con el 2013, donde la participación en las elecciones estaba apenas por encima del 50%, llegando en el 2019 al 63%.

Del análisis se desprende que la participación varía según el tipo de elección que se trate: en las elecciones presidenciales hay una mayor participación de las juventudes de alrededor de 8 puntos porcentuales promedio.

Fuente: Dirección Nacional Electoral.

La Patagonia

En la Patagonia se observa la menor participación electoral de los jóvenes de 16 y 17 años argentinos.

En los comicios del 2019 el promedio de la región Patagonia sur fue de un 52%, mientras que en la Patagonia norte llegó al 56%.

Las juventudes chubutenses son las que menos concurrieron a votar: asistió un 47% del padrón, 15 puntos porcentuales menos que el promedio nacional para este rango etario.

El nivel de participación más alta de jóvenes de 16 y 17 años registrado en las elecciones del 2019 se dio en la provincia de Formosa, con un 82%.

La participación en la región

57%
de los rionegrinos de 16 y 17 años habilitados en el 2019 concurrieron a votar.
50%
de los neuquinos de 16 y 17 años habilitados en el 2019 concurrieron a votar.

La obligatoriedad, principal interrogante

El desconocimiento principal de los jóvenes consultados ayer por RÍO NEGRO fue acerca de la obligatoriedad o no de la participación en los comicios.

La normativa expresa la obligatoriedad del “deber de votar”, aunque el artículo 125 detalla que sólo se impondrá multa por una no emisión sin justificación a los mayores de 18 años. Las sanciones a los mayores de edad pueden generar impedimentos para desempeñar funciones o empleos públicos durante tres años.


Comentarios


Seguí Leyendo

Voto joven: guía en clave centennial para llegar sin dudas a las PASO