La adrenalina de volar en parapente y ver estas maravillas en San Martín de los Andes

Si buscas algo diferente en tus vacaciones en la Patagonia no te podés perder hacer un vuelo en parapente, con un paisaje increíble y una vista inmejorable.





Paisajes infinitos que se aprecian desde el fondo del lago, o lo alto de las montañas hasta lo profundo de un bosque. En la ciudad las alternativas de quedar atrapado por la belleza se multiplican hasta el cielo. Y hasta allí llegan los pilotos del grupo San Martín de los Andes parapente, para llevarte a volar, mirar y a disfrutar.

El grupo de pilotos pertenece al Club Alas del Sur que nuclea a Río Negro, Neuquén, Chubut, Santa Cruz, hasta Tierra del Fuego y están dentro de la federación Argentina de Vuelo Libre (FAVL). Santiago Casanova, es uno de ellos, un piloto instructor biplaza que desde el año 96 ofrece esta actividad en primavera, verano y otoño.

En un vuelo biplaza en parapente en San Marín de los Andes podés disfrutar de los hermosos paisajes. Foto: Santiago Casanova.

Casanova explica que se pueden hacer vuelos biplaza, para lo que no se necesita ningún conocimiento previo. Y en primavera y otoño, se dan cursos de iniciación en parapente, para que todos los que quieran convertirse en pilotos, puedan aprender a hacerlo con el mejor marco natural.

“Nos contactan por teléfono o por redes sociales y programamos un día. Siempre está sujeto al clima, y según el viento que haya, será el despegue que nos tocará. Pactamos un lugar de encuentro y un horario. Cuando avisen con más anticipación, en que días estarán por aquí, mejor, porque se puede programar el mejor momento”, dijo Santiago.

Se encuentran en la base de Chapelco o en algún lugar cercano a San Martín y suben a los despegues en sus vehículos. En el lugar, se explica la actividad, cómo hacer para despegar juntos. “Vos tendrás que colaborar con una carrera y un par de acciones muy simples y de ahí salimos a volar. No es un vuelo agresivo, queremos que la primera experiencia sea agradable, y lo hacen personas desde los 5 años, hasta los 75 u 80 años”, relata.

En un vuelo en parapente en San Marín de los Andes podés disfrutar de los hermosos paisajes.

Los que lo hacen, cuentan que volar en la zona es espectacular, porque las vistas son incomparables. De una esquina asoma el volcán Lanín, el azul del Lago Lácar se muestra en su esplendor. Desde el parapente, con la cara al viento las sensaciones son indescriptibles, pero muy placenteras.

También llegan algunos que quieren aprender a volar solos, y ellos los ayudan a dar esos primeros pasos para convertirse en pilotos. El comienzo de la primavera, es un buen momento para hacerlo. Se trabaja unos 45 días, hasta que se conviertan en pilotos autónomos, para que puedan ir con su parapente, evaluar las condiciones, despegar y aterrizar de manera segura.

«En verano es la temporada alta del parapente. Los que más demandan la actividad son los extranjeros, llegan desde Europa y Brasil. El que quiere volar, siempre anda con su parapente, como estamos en una zona linda, vienen acá, a El Bolsón, Bariloche… Recorren», cuenta el piloto.


Cómo es volar en parapente en san Martín de los Andes


– La actividad dura unas dos horas, desde el encuentro hasta la finalización, pero en vuelo, deben ser unos 15. Eso es lo que se recomienda para una primera experiencia.

– Para hacer la actividad por primera ves se recomienda ir vestido con ropa cómoda tipo de trekking: zapatillas, un pantalón largo, un buzo, abrigo, no comer un asado antes, si no un desayuno tranquilo.

– El precio de un vuelo en parapente, despende de que despegue va desde los 15000 pesos a las 25000.

-Contacto 0294 15-466-5981: Facebook San Martin de los Andes Parapente, Instagram

En un vuelo en parapente en San Marín de los Andes podés disfrutar de los hermosos paisajes.

Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
La adrenalina de volar en parapente y ver estas maravillas en San Martín de los Andes