A pesar de los cambios en fiscalía no hay avances por la golpiza al periodista

Es una denuncia por vejaciones en Catriel. Tampoco hay novedades sobre la causa que se inició en Cinco Saltos.



A más de cuatro semanas del caso de vejaciones policiales ocurrido en Catriel no surgieron novedades respecto de la investigación fiscal. Al periodista que fue víctima le informaron que podía constituirse en querellante con abogado particular y que “lo esperarían para formular cargos”, independientemente de que el Ministerio Público debe ser autónomo.

Luego del caso la policía de Río Negro siguió ocupando los titulares informativos de la región con noticias que tuvieron las mismas características. Todos casos de abusos institucionales como el de Allen que llegó al extremo con disparos en la vía pública.

Te puede interesar: Allen: investigan un procedimiento policial en el que se escapó un disparo


El Ministerio Público de la Cuarta Circunscripción, luego del desplazamiento del fiscal Marías Stiep, informó que los cambios “eran habituales” sin hacerse eco de los reclamos y a pesar de que en otras ciudades los movimientos de fiscales son muy poco frecuentes.

Luego de que “Rio Negro” informara que la fiscalía de Cipolletti que debía investigar a los policías tenía 50 denuncias “paradas”, el fiscal general firmó una resolución que habilitó los cambios y al frente de esa unidad temática pasó Guillermo Merlo, que ya había protagonizado otros desplazamientos.

Te puede interesar: Catriel: violenta golpiza a un periodista por parte de la policía


Merlo no pidió formulación de cargos ni ninguna otra medida que se haya informado, más aún sabiendo que el Ministerio Pública tiene una amplia política de difusión, sobre todo si se trata de resaltar la actividad de los fiscales.


No hubo novedades tampoco del gravísimo caso que ocurrió en Cinco Saltos con un adolescente que fue salvajemente golpeado por la policía en dos oportunidades.

La primera vez en febrero y allí resultó con la mandíbula fracturada. Y la segunda vez hace poco más de un mes. Por este caso el juez de garantías Marcelo Gómez tuvo que librar una orden para que cesara el hostigamiento.

Con los plazos del nuevo código procesal la fiscalía podría llevar rápidamente los casos a juicio, tal como ocurre – y así se informan – con los imputados que cometen delitos contra la propiedad, entre ellos algunos robos o temas menores como hurtos.

Te puede interesar: Violencia policial: hay 52 denuncias paradas en fiscalía de Cipolletti


Pero el caso de Catriel tiene varios agravantes. Primero que el periodista fue detenido por una contravención inexistente, puesto que la jueza de Paz Georgina Garro, luego de reunir la prueba, lo sobreseyó.

Además la policía podría haber cometido otro delito ya que la misma funcionaria judicial había ordenado la libertad esa misma madrugada y el joven trabajador de prensa estuvo en el calabozo, incomunicado, hasta después del mediodía.


Comentarios


A pesar de los cambios en fiscalía no hay avances por la golpiza al periodista