Aeropuertos vacíos: a un mes del regreso de los vuelos a Neuquén y Bariloche

Cancelaciones, escalas y complejos requisitos son parte de la reactivación aérea en Neuquén y Bariloche. La expectativa está puesta en la reactivación turística.

El aeropuerto de Neuquén capital es uno de los que más actividad tiene en el país, pero funciona al 20% de su capacidad. Foto: Florencia Salto.

El aeropuerto de Neuquén capital es uno de los que más actividad tiene en el país, pero funciona al 20% de su capacidad. Foto: Florencia Salto.

Los vuelos en Neuquén no consiguen, por ahora, alcanzar su movimiento habitual. Después de casi ocho meses que no estuvieron operando los servicios comerciales por la pandemia, el regreso es lento y lejos está de esa afluencia que movilizaba más de 100 mil pasajeros por mes. La principal operadora es la empresa estatal Aerolíneas Argentinas que, en los vuelos con destino a Ezeiza, tiene una ocupación promedio de casi 75% de las plazas. Además, la semana pasada se sumó Jet Smart.

Por el momento, los vuelos están restringidos para trabajadores esenciales, repatriados y pacientes que necesiten tratamientos médicos en otra ciudad. En el caso de Flybondi se postergó, por lo menos, hasta diciembre su operatoria.

Según estadísticas del Aeropuerto de Neuquén, en el mes de octubre se registraron 267 movimientos de aviones con un total de 1.039 pasajeros, una cantidad significativamente menor en el mismo periodo del año pasado que fueron 1204 movimientos y una suma de 104.875 pasajeros. Igualmente pese a esta notable caída, según los datos de la Administración Nacional de Aviación Civil, ANAC, el Aeropuerto de Neuquén ocupa la tercera posición entre las estaciones del país con más movimiento después de San Fernando (2017) y Ezeiza (1012).

Fuentes de Aerolíneas Argentinas informaron que desde que retomaron los vuelos comerciales en Neuquén el 23 de octubre y según un registro hasta el 17 de noviembre, alrededor de 3 mil pasajeros partieron y arribaron con la compañía en el aeropuerto de Neuquén.

Las rutas aéreas fueron Neuquén-Ezeiza, Ezeiza-Neuquén, Neuquén- Comodoro Rivadavia y viceversa, Neuquén-Bariloche y viceversa, y un servicio que conectó con Mendoza.

La afluencia más importante fue entre la provincia de Neuquén y Buenos Aires. Hasta el 17 de noviembre 1.585 pasajeros volaron con la línea de bandera hasta Ezeiza con una ocupación en las aeronaves que rondó el 74%. Desde Ezeiza hasta la capital neuquina viajaron 1.017 pasajeros con una ocupación promedio de 54%.

La línea de bandera difundió que en total en su programación para noviembre realizará más de 650 vuelos en todo el país con 30 destinos, donde incluyó 36 vuelos a Neuquén y Bariloche.

Por su parte Jetsmart, que retomó el jueves pasado sus vuelos conectando Ezeiza, Neuquén y Bariloche con su aeronave Airbus A320, anunció que sus próximos servicios Buenos Aires-Neuquén serán el 28 y 30 de noviembre.

Para el 1 de diciembre se espera que esté vigente la resolución que habilite los vuelos para la actividad turística.

Por otro lado, como ya viene ocurriendo desde que comenzó la pandemia además en la estación aérea neuquina se realizan operaciones de vuelos sanitarios, humanitarios, esenciales, excepcionales y particulares (petroleros y mineros). El último a cargo de la empresa aérea American Jet, que realiza el traslado de personal con los cambios de guardias a los yacimientos.

A esto se le agrega los vuelos de instrucción de los diversos aeroclubes.

En Bariloche el aeropuerto espera por la llegada de los turistas. La temporada se habilita el 1 de diciembre. Foto: Alfredo Leiva.

Bariloche extraña al turismo también en el aeropuerto


A poco más de 20 días del reinicio de los vuelos en Bariloche, el flujo de pasajeros en el aeropuerto es escaso y las expectativas están puestas en la autorización del turismo, una medida que Nación demora a pesar del anuncio de la provincia de que comenzará a recibir viajeros de todo el país a partir del 4 de diciembre.

Aerolíneas Argentinas fue la compañía que rompió el letargo en el aeropuerto Teniente Luis Candelaria tras ocho meses sin servicios de cabotaje. El primer vuelo llegó el 30 de octubre con unos 150 pasajeros y desde entonces mantuvo la conectividad de Bariloche con Ezeiza de manera regular pero el promedio de pasajeros no supera los 100 en cada servicio.

En noviembre la compañía de bandera programó 36 vuelos aunque en estas semanas hubo varias cancelaciones porque no se lograban completar los aviones. Incluso se dispuso que dos vuelos por semana que llegan desde Ezeiza hagan escala en Neuquén, para completar la capacidad.

A las restricciones de que solo vuela personas autorizadas, se suma que Río Negro exige un test negativo de coronavirus realizado 48 horas antes del viaje.

En cronograma de vuelos del mes comprende servicios directos de Ezeiza los viernes y domingos, y con escala en Neuquén los martes y miércoles.

Fuentes de la aerolínea señalaron que “la empresa se adapta a la demanda” por eso muchos vuelos los cancela y reubica a los pasajeros en otras fechas. La idea siempre es completar los aviones que tienen un sistema de sanitización especial ya que no se exige alternar los pasajeros en los asientos.

Diciembre todavía no tiene vuelos programados de Aerolíneas a pesar de que las ventas de pasajes siguen en pie.

La low cost JetSmart comenzó a viajar la semana pasada a Bariloche también con escala en Neuquén para cubrir la capacidad del avión. En principio esta empresa garantiza dos vuelos por semana, en principio jueves y lunes.

El aeropuerto tiene que cumplir reglas estrictas para el ingreso de personas. Por eso solo pueden acceder al edificio los pasajeros con constancia de su vuelo, a los que se toma la temperatura corporal antes de atravesar la puerta y se constata que cuente con la autorización para viajar que otorga la aplicación Cuidar. El movimiento es escaso y concentrado en una franja horaria escueta por día: dos horas antes de la partida y hasta una hora después del arribo

Las aerolíneas y todos los operadores esperan una confirmación oficial de Nación para habilitar que los turistas viajen en avión a partir de diciembre, de lo contrario, los servicios seguirán siendo limitados por la baja demanda.

En números

pasajeros es el promedio de los que viajan a Bariloche. En algunas oportunidades debieron suspender viajes.
1.039
fueron los pasajeros que registró Neuquén. En octubre de 2019 la pista anotó 104.875 viajeros y 1.204 vuelos.

SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Aeropuertos vacíos: a un mes del regreso de los vuelos a Neuquén y Bariloche