Análisis | Avalancha: Demasiado riesgo para tan poco control estatal

Baguales está escondido, no hay carteles que indiquen su acceso desde la ruta 40. Después de todo, ese es uno de los atractivos de este rincón de la provincia de Río Negro: la exclusividad.

Pero el complejo existe, el Estado rionegrino le dio autorización para funcionar y aunque este invierno no se cumplió ese trámite, sobraban señales de que había esquiadores en las pistas que disfrutaban del hospedaje de montaña con servicios de excelencia.

Una recorrida por Instagram, antes de que las imágenes perdieran vigencia, habría sido suficiente como para intervenir.

No es excusa que algo no esté habilitado para no controlarlo.

Río Negro lo contó una semana antes, con detalles.

Este diario también mostró cómo los aviones privados aterrizan y despegan de Bariloche con personas sin domicilio en Bariloche y con permisos para actividades esenciales expedidos por el gobierno rionegrino.

Empresarios, deportistas de elite, famosos, influencers se dieron el gusto de disfrutar de la nieve en un invierno sin turistas.

Gastón Gaudio, extenista y actual capitán del equipo argentino de Copa Davis, se mostró incluso a bordo de una camioneta con el logo de Baguales por el centro de Bariloche. Seguramente creyó que tenía derecho a hacerlo.

Es difícil de demostrar, pero es conocido también que muchos de los que llegan se alojan en hoteles del centro de la ciudad, a pesar de que están cerrados por decisión sanitaria.

La oferta del sistema sanitario rionegrino está muy cerca de su techo en materia humana, logística y de infraestructura. ¿Tendrá también que atender a los que de manera irresponsable violan las medidas sanitarias para no perder privilegios?

Cuando la ley no es pareja cualquier puede sentirse estafado.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Análisis | Avalancha: Demasiado riesgo para tan poco control estatal