Video: apicultores protestaron en el puente carretero en rechazo a un arancel en Río Negro

Realizaron una panfleteada y regalaron miel a los que circulaban por la vía que une ambas provincias  Pidieron libre tránsito de colmenas y marcha atrás de cobro de cánones interprovinciales, entre otros puntos. También hubo reclamos en otras rutas del país.





Actualizada 13:45

Desde la Sociedad Argentina de Apicultores (SADA), convocaron para este martes, 28 de septiembre, a una jornada nacional de protesta por reivindicaciones propias del sector, que tuvo uno de sus epicentro en la provincia de Río Negro.

Apicultores se plantaron en la Ruta Nacional 22, en el puente que une Cipolletti con Neuquén en defensa de la vida de las abejas y contra las fumigaciones, por el libre tránsito de colmenas y el rechazo a los cánones interprovinciales. La medida se extendió por dos horas.

En la región, la protesta comenzó a las 11 en el puente carretero interprovincial que une Cipolletti con Neuquén y se prolongó hasta las 13:30.

Los apicultores estuvieron al costado de la ruta, donde realizaron una interrupción sobre la calzada pero permitieron circular. También entregaron panfletos y un pequeño envase de miel a quienes pasaban por el puente. Las personas que llevaron adelante su reclamo asistieron con sus trajes de apicultores y con sus ahumadores, elementos usados en su labor diaria.

«Venimos a los puentes para denunciar el malestar por el abuso de agrotóxicos hacia las abejas. En segunda medida contra el canon que nos quiere aplicar la Provincia de Río Negro, hacia otros productores que vienen de Buenos Aires y La Pampa, cuando el servicio de polinización es esencial para la vida del Alto Valle y la producción de frutas y hortalizas», explicó el apicultor Roberto Sosa.

Expresó que se optó por no bloquear el tránsito porque «no es nuestra forma de protesta» pero si marcó que se decidió ir a los puentes para que «la gente sepa lo que nos está tocando vivir y que se visibilice la función de la abeja en cuanto la producción de alimentos y el rol de los apicultores para la biodiversidad”.

Señaló que el arribo de colmenas de otras provincias es importante «porque los productores del Alto Valle no somos capaces de cubrir la cantidad que se requiere para la polinización de esta zona».

En particular, en Río Negro apuntan contra el Gobierno Provincial por ser uno de los que -junto al de Mendoza- dispuso el cobro de un arancel para el ingreso y egreso de colmenas al territorio, solo con fines recaudatorios.

Sosa resaltó que la llegada de colmenas hacen «mover a toda una economía regional y es más los beneficios que le puede dar a la provincia de Río Negro que lo que se puede llevar el productor hacia su región».

Según indicó uno de los referentes de la protesta a RIO NEGRO, Walter Ford, el canon por colmena ronda los 300 pesos. Teniendo en cuenta que ingresan alrededor de 150.000 colmenas para polinización de frutales, la recaudación para las arcas provinciales rondaría los 45 millones de pesos con este arancel.

Ford apuntó que buscan una mesa de trabajo dónde se pueda concientizar para que no «se cobre a los que vienen de afuera porque ya tienen muchísimos gastos» y también en repudio a la mortandad de abejas.

Dijeron que si bien hay diferentes posturas, el acuerdo generalizado es que no hay proyectos de políticas e inversión para los apicultores con ese dinero. «El gobierno le quiere sacar un rédito a esto (…) es injusto», aseguró uno de los referentes.

Ford estimó que hay entre 500 y 600 productores apícolas en toda la provincia de Río Negro.

Las movilizaciones no solo fueron en la provincia sino también en Bahía Blanca, en la Ruta 3 kilómetro 713 y en Capital Federal habrá cinco puntos: Plaza Constitución, Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca, Senasa, Casa de la Provincia de Río Negro y el Congreso de la Nación.

«Los apicultores movilizamos las colmenas a través del país para polinizar cultivos y producir diversos tipos de mieles. Si no hay abejas disminuye la cantidad y calidad de frutos y el néctar se seca en las flores», argumentaron desde SADA, asegurando que esta medida termina ahogando financieramente a varios apicultores.

Por otro lado, piden que se frene el «ecocidio, como efecto colateral de la agroindustria». Plantean que la utilización de agroquímicos, insecticidas y herbicidas generan mortandad de abejas y contaminan el agua, la tierra y los alimentos para consumo humano.

«No a los 550 millones de kilos de agroquímicos por año volcados a nuestra tierra», concluyeron.

Dato

45 millones
de pesos recaudaría la Provincia de Río Negro estimativamente si ingresan 150.000 colmenas de otras provincias para servicio de polinización.

Escuchá la entrevista al apicultor Walter Ford en RN RADIO:


Comentarios


Seguí Leyendo

Video: apicultores protestaron en el puente carretero en rechazo a un arancel en Río Negro