Baguales y el discreto encanto de esquiar sin ser visto

El complejo está en la zona de Río Villegas, al norte de El Bolsón. No hay medios de elevación ni pistas. A pesar de que se anuncia cerrado, algunos famosos pasaron por ahí este invierno.





Esquí de travesía en la inmensa soledad, el sueño que tiene un alcance para pocos. Foto: Gentileza

Esquí de travesía en la inmensa soledad, el sueño que tiene un alcance para pocos. Foto: Gentileza

Los ricos y famosos esquían en Bayo, Chapelco, Catedral y hasta en Las Leñas pero cuando quieren pasar inadvertidos, no tienen acuerdos con alguna publicación dedicada a ellos o, como este año, tienen restricciones para moverse en el país y para entrar a las ciudades, nada mejor que el rincón más exclusivo del norte de la cordillera patagónica, Baguales, en una zona de acceso restringido y alejada de las ciudades.

No tiene telesillas ni telecabinas ni magic carpets. La aventura acá es sobre un snowtrack que lleva a los esquiadores hasta lo alto de los cerros ubicados al este de la ruta nacional 40, en la zona de Río Villegas. Y para los que buscan más adrenalina, hay un circuito de refugios para hacer esquí de travesía.

Claro que el servicio es premium y los refugios son muy diferentes de los que administran los clubes andinos de la zona. En la base, hay un lodge con cuatro habitaciones y un quinto espacio para 8 personas, teléfono satelital, wifi (en los refugios también) y pensión completa.

En medio de la cuarentena que impide el ingreso a las ciudades de la cordillera de gente sin radicación, en Bariloche la presencia de turistas es una certeza difícil de demostrar. No tanto los vuelos privados, que se cuentan de a decenas por mes, sino sobre todo el ingreso en auto permitió que hasta personas que tienen cierta notoriedad por su actividad en las redes sociales lograra viajar desde Buenos Aires y hospedarse en alojamientos individuales, como cabañas que se ofrecen en plataformas online.

La hotelería tiene una mezcla de sencillez y elegancia. Foto. Gentileza

En el cerro Catedral aseguran que nadie que no fuera residente de Bariloche obtuvo un pase para subirse a alguno de los medios de elevación habilitados en este invierno atípico. Una de estas “influencers”, Bárbara Pérez, posteó imágenes desde el centro de esquí pero fuentes de la empresa concesionaria aseguraron que subió con su tabla de snowboard por sus propios medios, a pie.

En cambio, en Baguales esta estrella de Instagram sí contó que la llevaron en los vehículos que traccionan sobre la nieve. En una consulta telefónica con RÍO NEGRO, en el complejo dijeron que no están abiertos y que las fotos deben ser antiguas.

Tenis y glamour


El extenista Gastón Gaudio también estuvo (o está) en Baguales pero no como famoso sino como empresario. El excampeón de Roland Garros es socio de Baguales Acquisitions SA junto a al catarí Abdulhadi Mana A Sh Al-Hajri, uno de los hermanos de la segunda esposa del emir de Qatar.

Al-Hajri que acaba de comprar el mítico hotel The Ritz de Londres, que debió cerrar por la pandemia.

Baguales Acquisitions es el único accionista de Río Villegas, la empresa a nombre de la que está registrado el exclusivo complejo de nieve y glamour.

El representante del catarí es el abogado de Buenos Aires Mariano Francisco Muruzeta.


Baguales ocupa un territorio al este de la ruta nacional 40, frente a otra propiedad de grandes dimensiones, la estancia Lago Escondido.


Río Villegas pertenecía al grupo belga Burco, los desarrolladores de Arelauquen que hace dos años demandaron a la municipalidad de Bariloche por la aplicación de una tasa a “los inmuebles libres de mejoras”.

La empresa tiene (o tenía en 2018) “60 inmuebles sin construcciones edilicias, ubicados dentro de la jurisdicción territorial municipal” de Bariloche, se lee en la causa.

Buenos vecinos

Este paraíso de la nieve, que es desconocido para el común de los amantes del invierno, es vecino de otra joya igual de inexpugnable, la estancia Lago Escondido, en manos de la sociedad Hidden Lake, del multimillonario británico Joseph Lewis.

La presencia del capital extranjero en estas tierras de frontera fue cuestionada por la Procuraduría de Investigaciones Administrativas de la Nación, que hace tres años logró que se reactivara la investigación federal. La causa está ahora en la Corte Suprema e tiene como acusados a exfuncionarios rionegrinos y al hijo de Lewis.


A un solo paso de Bariloche


Por 500 dólares se puede disfrutar de la discreción, la belleza y los servicios de Baguales. En Catedral, donde no falta la belleza ni la nieve pero la exposición es mayor, un día de esquí estaría en unos 2.600 pesos si no fuera porque sólo pueden esquiar los residentes que compraron pases con anterioridad.

Hay guías que acompañan a los visitantes en sus salidas. Foto: Gentileza

Todo tiene su riesgo. Por eso en Baguales cada esquiador lleva su “appareil de recherche de victimes d’avalanches”, que es un aparato que permite encontrar gente debajo de la nieve en caso de accidentes. Y hay que firmar un consentimiento a semejante exposición.

En el lodge se pueden hospedar 12 personas en cuatro habitaciones, con servicio de pensión completa y detalles tan exclusivos como sus kilómetros de pistas. La tarifa en este caso es de 300 dólares por persona.


Comentarios


Baguales y el discreto encanto de esquiar sin ser visto