Bariloche recibirá una ayuda de $49 millones para gastos corrientes

Es parte de un crédito nacional. Irá a suplir la caída de la recaudación y la coparticipación.



El avance del covid-19 no distingue áreas y varios trabajadores municipales de Bariloche fueron afectados. Archivo

El avance del covid-19 no distingue áreas y varios trabajadores municipales de Bariloche fueron afectados. Archivo

La ayuda financiera que se aseguró la provincia luego de una larga negociación con el gobierno nacional tendrá su cuota para los municipios y a Bariloche le corresponden algo más de 49 millones de pesos, según precisó ayer el intendente Gustavo Gennuso.

Ese dinero no tiene destino específico e irá cubrir gastos generales, dijo Gennuso. Lo diferenció así de lo que el municipio recaude con la moratoria y modificaciones tributarias aprobadas la semana pasada, que se aplicarán a un programa de “reactivación”, diseñado para remediar el daño económico causado por la pandemia.

Por ley provincial, el 10% del crédito de 2.900 millones de pesos concedido por la Nación a Río Negro está reservado a los municipios. A Bariloche le toca un 17% de ese monto, es decir unos 49,3 millones de pesos. La devolución será en 36 cuotas mensuales, con un primer pago en enero de 2021. El interés pactado es el 0,1% nominal anual, ajustable por coeficiente CER.

Gennuso dijo que ese dinero irá a mitigar la caída de ingresos de coparticipación y de recaudación propia provocada por la parálisis económica. El derrumbe supera el 60% de la estimación previa.

Con el mismo propósito envió un paquete de medidas al Concejo, que la semana pasada lo aprobó sólo en parte. Estuvieron los votos para sancionar una moratoria de amplio alcance, pero los concejales decidieron postergar “para un mayor análisis” el plan “Reactivando Bariloche”.

Gennuso no ocultó su malestar. Dijo que ambas iniciativas están emparentadas porque lo recaudado con el plan de recupero de deudas la finalidad excluyente de costear el plan Reactivando. “Es gracioso -dijo, en reproche a los concejales-. Yo ahora podría retirar el proyecto de reactivación y con la plata hago lo que quiero” esgrimió, para subrayar el contrasentido.

Según Gennuso el plan de beneficios y quitas para atraer a quienes mantienen deudas tributarias con el municipio no será de resultado inmediato porque “todavía hay que reglamentarlo”, lo cual llevará unos 20 días. Después el municipio deberá lanzar la convocatoria, difundirla y dar tiempo para la suscripción de los contribuyentes. De modo que el resultado no se notará en las cajas antes de 90 días.

Gennuso dijo que está estimado recaudar “entre 200 y 300 millones de pesos” por esa vía, que es apenas un 10% de la acreencia acumulada por la municipalidad.

El intendente afirmó que una de las cláusulas “que pocos destacaron” del paquete tributario es la que lo autoriza a “incrementar entre un y 30 y hasta un 50%” el coeficiente de la tasa de Inspección, Seguridad e Higiene “a las empresas clasificadas como grandes según la tabla de la Sepyme”. Entrarían en ese grupo los bancos, distribuidoras mayoristas, cadenas de supermercados, telefónicas y otras firmas de envergadura nacional.

Gennuso se jactó de que ese punto fue incluido por la prensa nacional en un informe sobre los municipios que ya habían aplicado aumentos tributarios a los grandes capitales. Sobre la aplicación efectiva de ese aumento a los grandes contribuyentes dijo que todavía no hay detalles y también debe ser reglamentado.


Comentarios


Bariloche recibirá una ayuda de $49 millones para gastos corrientes