Crimen del rugbier: la defensa pidió anular la sentencia y quiere un nuevo juicio

La defensa oficial de Matías Baldebenito pidió anular la sentencia por homicidio criminis causa, que lo condenó a prisión perpetua en octubre, y quiere que se realice un nuevo juicio.



El defensor oficial, Sebastián Nolivo pidió anular la condena perpetua contra Matías Baldebenito.

El defensor oficial, Sebastián Nolivo pidió anular la condena perpetua contra Matías Baldebenito.

Durante la mañana de este lunes se llevó a cabo la audiencia de impugnación, por el juicio que se realizó contra el homicida del joven rugbier, Joaquín Vinez. La defensa oficial del acusado, Matías Baldebenito, pidió que la sentencia que lo condenó a prisión perpetua en octubre, sea anulada y que se realice un nuevo juicio. Para la fiscalía el fallo debe ser confirmado. El delito que se le imputó, y que habilitó a una prisión perpetua, fue homicidio criminis causa.

El defensor de Baldebenito, Sebastián Nolivo, fue el primero en exponer. Sostuvo que, como no se discutió la autoría, se acordó debatir sobre la calificación legal del caso, la que a su parecer, corresponde homicidio en ocasión de robo, y no homicidio críminis causa, como sostuvo la acusación., y que luego confirmó el tribunal compuesto por Julio Sueldo, Marcelo Gómez y Laura González Vitale.

Para el abogado, los jueces no consideraron el testimonio de la madre de Joaquín, Matilde Maiolo, al que calificó de "contradictorio" en relación a lo que declaró el hermano de Joaquín, Marcelo Rafael.

Nolivo consideró que los magistrados tomaron como declaración válida solo a la de Marcelo. Por el contrario, para el tribunal "no hubo fisuras" en su descripción "precisa" y "sin contradicciones".

En ese sentido aclaró que, si bien el tribunal entendió que la mujer pudo no haber percibido todo el ataque de Baldebenito, considerando la posición en la que se encontraba, para Nolivo esto es "erróneo". Para él, de las fotografías que se tomaron en la escena del crimen, se desperende que si pudo observar toda la situación. 

También reclamó que no se realizó la pericia de ADN sobre algunas manchas de goteos estáticos y dinámicos de sangre, en la casa adonde ocurrió el hecho. Consideró que esto habría sido vital para determinar a quien pertenecían, y aseguró que podría haber dado mayores precisiones sobre la modalidad del ataque.

Por todo esto, Nolivo solicitó que la sentencia sea revocada, y que se reenvien las actuaciones para llevar adelante un nuevo juicio.

Para la fiscalía los argumentos del abogado se reducen a discrepancias subjetivas con la resolución elaborada por los magistrados, pero que no realizaban una crítica seria y razonable del fallo.

“La madre y el hermano de Joaquín declararon según lo que observaron desde su punto de vista y sus relatos no son incompatibles, son absolutamente honestos y sinceros”, acotó el fiscal jefe, Santiago Marquez Gauna, y agregó que Nolivo no especificó de que forma hubiese cambiado el resultado de la sentencia con las pruebas de ADN que pidieron, y además alegó que no tiene ninguna relevancia para el caso. El fiscal del caso, Martín Pezzetta se mostró en coincidencia.

Para el abogado querellante, Juan Manuel Coto, la sentencia fue correcta, y sostuvo que la sentencia responde a todas las dudas que postuló la defensa. Además, recordó que el Tribunal ya había explicado que se le dio mayor relevancia al testimonio de Marcelo por sobre el de Matilde, porque el joven pudo seguir toda la secuencia del ataque con cuchillo, dada su posición en la casa.

Cuando terminó la audiencia, el Tribunal de Impugnación informó que dará a conocer su resolución en 20 días hábiles, según lo que prevé el Código de Procedimiento Penal.

Matías Baldebenito mató a Joaquín Vinez en la madrugada del 18 de noviembre del año pasado, tras ingresar a robar a su casa.

Un robo violento con un desenlace fatal

El hecho que se llevó a juicio ocurrió en la madrugada del 18 de noviembre de 2018, en la casa que Joaquín Vinez compartía con su familia, en la calle Río Negro al 1000 de Cipolletti. Matías Baldebenito ingresó a la vivienda con intenciones de robar y, tras encontrar la resistencia de Joaquín y de su hermano Marcelo, los apuñaló a los dos.

Antes de abandonar la casa, y por la frustración de no haber podido llevar a cabo el robo, Baldebenito le asestó una puñalada en el tórax a Joaquín, lo que provocó una hemorragia masiva que derivó en su muerte, a los pocos minutos de ingresar en el hospital local.

El pasado 21 de octubre, el Tribunal de Juicio condenó al imputado como autor del crimen, a la pena de prisión perpetua, bajo la figura de homicidio criminis causae.


Comentarios


Crimen del rugbier: la defensa pidió anular la sentencia y quiere un nuevo juicio