Denuncian que su jefe fue a trabajar con coronavirus y que no se respetan los protocolos en Educación

Falta de ventilación es uno de los aspectos que marcan quienes trabajan en el Consejo. El lunes, toda la administración pública debe regresar a la presencialidad plena.




Un grupo de trabajadores del Consejo Provincial de Educación (CPE) denunció que no se cumplen las condiciones sanitarias y que un jefe se presentó en el organismo cuando tenía coronavirus. Anteriormente, empleados de la Dirección de Estadísticas y Censos habían alertado sobre una situación similar, luego de un brote de contagios. Ahora ven con preocupación la resolución del Gobierno provincial sobre la vuelta a la presencialidad plena, sin burbujas, desde el lunes.

Una de las trabajadoras contó que el director de Modernización del CPE fue a trabajar cuando tenía síntomas de coronavirus y, después, se confirmó la enfermedad. Quienes se desempeñan bajo su mando alertaron a las autoridades sobre la situación, remarcando que se sentían en riesgo.

Pero este hecho solo agudizó las preocupaciones de los trabajadores del organismo. "Lo que más nos preocupa a nosotros, como trabajadores, es la cantidad de gente sin la posibilidad de ventilación cruzada en algunas oficinas", manifestaron.

Entre otros aspectos, señalaron que no hay alfombras sanitizantes y que, como no les entregan elementos de protección, hay trabajadores que utilizan tapabocas caseros que son "muy rudimentarios". También hicieron hincapié en que hay espacios reducidos en los que se desempeñan más de una decena de personas, por lo que no se puede respetar la distancia social.

En agosto fueron los trabajadores de Estadísticas quienes manifestaron su preocupación por el regreso a la presencialidad sin las condiciones adecuadas, con el inicio de un brote de contagios. "En ese edificio no hay protocolo posible de sostener por eso de que no hay ventilación cruzada, hay muchos espacios que directamente no tienen ventilación, hay una cocina que tampoco tiene ventilación y que es absolutamente reducida, al igual que los baños que tenemos los baños divididos por género y tenemos un baño para cada género, con lo cual es muy difícil cumplir con cualquier protocolo que impida la propagación del virus que ya sabemos que no se erradicó y que se sigue propagando", había explicado una de las empleadas, Sol Arrieta.

En este contexto, hoy se conoció la resolución que determina la presencialidad plena desde el lunes, incluidas personas mayores de 60 años y embarazadas. Quienes no se quieran poner la vacuna deberán firmar una declaración jurada comprometiéndose a respetar los protocolos.


Comentarios


Denuncian que su jefe fue a trabajar con coronavirus y que no se respetan los protocolos en Educación