Desde la cárcel seguía organizando una banda dedicada a la venta y distribución de droga, en Roca

Es la cuarta causa que suma y en una ya fue condenado a 6 años de prisión. También le trabaron embargo por 5 millones de pesos.

Milton Prado (37), el jefa de una banda narco que manejaba la venta y comercialización de cocaína y marihuana sumó este mes su cuarta causa penal en el fuero Federal, a pesar de que se encontraba detenido en la Colonia Penal U-5, en Roca. Con un teléfono celular desde el propio pabellón del centro penitenciario organizaba no sólo el negocio "narco" sino también la construcción de departamentos.

Fueron los efectivos de la División de Toxicomanía de Roca los que detectaron hace unos meses movimientos sospechosos de varias de las personas que estaban vinculadas a Prado, quien fue captura el 17 de junio en un operativo que realizó la policía de Río Negro en la zona norte de Roca.

Con la autorización del Juez Federal Hugo Greca, los investigadores siguieron el rastros de una de sus allegadas quien los llevó hasta una línea telefónica con la cual mantenía un contacto recurrente. Además de reconocerle la voz, también lograron detectar que el número con el cual se comunicaba era un celular que operaban desde el centro de detenciones ubicado sobre la calle Palacios.

Desde allí, y a través de distintas personas, Prado continuaba con el manejo de la misma banda que lo tuvo como protagonista en los últimos años y por el cual la Justicia Federal lo buscó durante varios meses ( en al menos 20 operativos) por distintos barrios de la ciudad.

A través de su línea telefónica, el hombre no sólo se encargaba de organizar el traslado de la droga sino que además llevaba un puntilloso recuento de la droga y de los fondos que debía rendir cada una de las personas que seguían operando en los "kiosquitos" y puntos de venta.

Incluso, en una de las charlas con uno de sus allegados -apodado "Paisa"- lo interpelaba y le daba instrucciones sobre la construcción de un complejo de departamentos en un barrio de Roca.

A principios de septiembre y después de varios meses de investigación, se concretó una serie de allanamientos en distintos barrios y si bien se secuestró una escasa cantidad de droga, se logró detener a varios de los sujetos que aparecían en las comunicaciones.

Prado ya fue condenado a 6 años de prisión en una causa por narcotráfico. Se descubrió que desde el Penal 2 manejaba una banda dedicada a la venta de estupefacientes. A ese proceso, se suman otros dos donde también se descubrió que lideraba otras bandas dedicadas a la venta de drogas.

El hombre, que luego de las escuchas telefónicas fue trasladado al Penal Federal de Senillosa -en Neuquén- se le imputó liderar una banda destinada al tráfico de estupefacientes, en las modalidades de tenencia con fines de comercialización, agravada por la intervención de dos o más personas. Además se le trabó embargo por una cifra de 5 millones de pesos.

También fueron procesados Guillermo Seguel, Paola Ríos y Matías García por los delitos de tráfico de estupefacientes en la modalidad de tenencia con fines de comercialización agravado por la intervención de tres o más personas, en calidad de coautores. Y además les trabaron embargo por 250 mil pesos a cada uno.


Comentarios


Desde la cárcel seguía organizando una banda dedicada a la venta y distribución de droga, en Roca