Edificios, hoteles , garajes y hasta una estatua fueron objeto de robos



BUENOS AIRES (DyN).- La ola delictiva que afecta en los últimos días a distintos puntos de esta capital, se prolongó durante el fin de semana y ayer, al producirse nuevos asaltos a edificios, hoteles, garajes y estaciones de servicio, sin que se registraran víctimas fatales.

La serie incluyó un hecho insólito: un ladrón solitario se robó la estatua de una Virgen de la Iglesia "San Ramón Nonato", en la calle Cervantes 1.171, del barrio de Versalles, pero a las pocas cuadras logró ser detenido.

Los blancos elegidos por los delincuentes volvieron a ser edificios de departamentos y de oficinas, hoteles, cocheras y estaciones de servicio.

En la avenida Corrientes 505, cinco personas que simularon ser empleados de una empresa de pintura redujeron al portero y su familia, a los que dejaron maniatados y amordazados en la terraza del inmueble, para irrumpir en las oficinas del primero, segundo y séptimo piso y escapar con una suma de dinero no precisada por la policía.

Los sujetos, indicaron testigos, lograron ingresar haciéndose por verdaderos pintores. Así, consiguieron instalarse en uno de los pisos para simular la realización de un trabajo, pero poco después fueron hasta la vivienda del encargado y mostraron sus verdaderas intenciones. También, según trascendió, habrían sido reducidos vigiladores que custodian el lugar.

En tanto, dos cocheras situadas en dos barrios distintos (Parque Patricios y Balvanera), pero a apenas ocho cuadras de distancia, fueron escenario de sendos asaltos, el fin de semana y ayer a la mañana.

En la avenida Juan de Garay 3.127 se llevaron un Peugeot 205, mientras en la avenida Independencia 3.036, hicieron lo propio con un Chevrolet Astra y un Suzuki. En este último caso trascendió que los autos pertenecían a empleados de la Secretaría de Inteligencia del Estado (SIDE).

También una mutual del Ministerio de Educación y Cultura, ubicada en la calle Hipólito Yrigoyen 2.550, en el barrio de Balvanera, sufrió el accionar delictivo, cuando cinco empleados fueron reducidos por tres ladrones que se apoderaron del dinero de una caja chica, donde había unos 5.000 pesos, y huyeron, según fuentes policiales.

Dos hoteles, en Balvanera y en el microcentro, corrieron la misma suerte. En la calle General Urquiza 222, sede del hotel "Spedia", tres jóvenes se apoderaron de la recaudación e hirieron de un balazo a un pasajero español que "osó" levantar su mano. El hombre, de unos 52 años, fue trasladado a un centro médico de la zona.

En tanto, hubo ladrones que apelaron a las bicicletas para poder huir rápidamente tras cometer su robo en el Hotel "San Carlos", en Suipacha 39. Otros "colegas" asaltaron dos estaciones de servicio en los barrios de Constitución (calle Combate de los Pozos y subida de Autopista 25 de Mayo) y Villa Luro (avenida Juan B. Justo al 8000).


Comentarios


Edificios, hoteles , garajes y hasta una estatua fueron objeto de robos