Falta el relleno. En la segunda elevación están con la base para alzar el puente, después tienen que completar.
Región

El chiste de la reactivación de la Ruta 22

Apenas tres cuadrillas para la obra de los tres puentes elevados que hay entre Cipolletti y Fernández Oro. En un año el avance es mínimo y los recursos destinados son escasos.

Tres obreros con una tenaza le dan forma a las estructuras de hierro en uno de los terraplenes del tramo 5 de la Ruta 22, que une Cipolletti con Fernández Oro. La imagen es una postal que simboliza a la perfección la metáfora de la obra interminable que comenzó en 2010 y todavía no concretó el 40% del total. “Es una obra en ’slow motion’”, bromeó un automovilista.

Los hombres, con cascos amarillos, hacen fuerza y van doblando los fierros que servirán para la baranda en la zona más alta del único puente elevado que por ahora hay previsto dentro del ejido de Cipolletti.

Desde allí arriba se observa con claridad los inconvenientes diarios que implica para los usuarios de la ruta transitarla. Los camiones se mezclan con los autos particulares y a paso de hormiga atraviesan esos 10 kilómetros que parecen interminables.

#
La postal diaria. La cantidad de camiones y los divisores generan una demora permanente en el trayecto entre Allen yCipolletti.

La reactivación de la obra hace un mes y las promesas de funcionarios del Vialidad Nacional volvieron a generar expectativas en los regionales, pero  rápidamente se desplomó como un castillo de arena. Apenas una decena de obreros, tres cuadrillas, se visualizan en todo el trayecto.

En  una cuadrilla trabaja sobre la base de hormigón en  la segunda elevación del tramo. En ninguno de los dos sectores se ve maquina pesada. Recién en el tercer puente, el más cercano a Allen, hay maquinaria. Ese sector es el más avanzado pero los propios obreros ven casi imposible que este finalizado en abril como auguró semanas atrás Eduardo Plasencia, coordinador de Gestión de la Dirección Nacional de Vialidad.

El funcionario planteó que a fines de abril quería contar con dos puentes finalizados. Sin embargo la poca afectación de recursos  lo pone más cerca del plano de la épica que de lo posible.

A mediados de febrero pasado, hace exactamente un mes, las cuadrillas de la firma Sapag volvieron a la eterna obra de la ruta nacional. Pero desde ese día a hoy apenas se ven los avances, una fila de hormigón que sirven de baranda es el único cambio sustancial. La elevación que está dentro del ejido cipoleño y la primera en Fernández Oro están muy atrasadas. Incluso se ven pocos avances desde el año pasado cuando se paralizaron los trabajos.

Tres cuadrillas se desparraman en los 10 kilómetros que abarcan los tres puentes elevados que engloba el tramo 5 que une Fernández Oro con Cipolletti.

RíoNegro recorrió la obra y constató que de hace un año a esta parte casi nada cambió. Uno de los pocos obreros que trabaja allí aseguró que falta poco para terminar uno de los puentes. “Capaz que en dos meses esté listo”, sin embargo reconoció que no tiene fechas estipuladas de avance de obras.

Pocos obreros

En la elevación que está más cerca de Cipolletti, a pocos metros del ingreso a la Isla Jordán, apenas había tres obreros. Están realizando la estructura de fierro de la baranda en la parte superior del terraplén con herramientas de mano.  Una tenaza y un par de pinzas.

El más lento de los tres tramos es el que está en el medio. Allí también se observan un puñado de obreros con herramientas livianas. Están realizando la estructura de hormigón en la parte superior del terraplén. Todavía falta todo el relleno para luego comenzar la nivelación y la pavimentación.

Un año después, sin avances. La foto de la izquierda es de días atrás, la de la derecha de marzo de 2018. La única diferencia es la limpieza de la banquina.

Del trío, solamente el más alejado de Cipolletti tiene el pavimento en la elevación, los restantes están muy lentos y apenas se ven mejoras con respecto al recorrido que hizo este medio hace un año.

La última información oficial fue la que esgrimió Plasencia, pero no confirmó fechas de finalización de obra.

Tortoriello: “No hemos tenido novedades”

El intendente de Cipolletti, AníbalTortoriello (Pro), señaló que este año no tuvo novedades sobre el tramo 6 de la obra de la Ruta 22. En el proyecto original ese trayecto iba de Isla Jordán hasta el tercer puente, sobre Ruta 151, pero que tras las gestiones del Ejecutivo local, se modificó y según la información que maneja el intendente irá “por la barda”.

“Lo último que supimos es que VialidadNacional (VN) aceptó nuestra propuesta y que habrá un desvío por la barda norte”, dijo el mandatario. Eso fue mientras Javier Iguacel era el responsable del órgano nacional. Desde que Patricia Gutiérrez es la titular del área, no tuvo novedades.

El mandatario además aseguró desconocer si VN comenzó con el proyecto ejecutivo para esa obra que estaba prevista para este año con la intención de licitar a fines de 2019 y poder comenzar los trabajos este año.“No hemos tenido más información, tampoco sabemos si el proyecto ejecutivo está en marcha”.

El trayecto definitivo lo definirá VN pero según la traza presentada por el municipio, tendrá un desvío a la altura de Fernández Oro que desembocará en la Ruta 151.

Datos

3 cuadrillas
están afectadas a los trabajos en el tramo 5 de la obra de la Ruta 22 que une Cipolletti con Fernández Oro.
8 meses
estuvo parada la obra por atrasos en los pagos. Se reactivó en febrero pasado, pero se avanzó poco.

Zona de promesas


Comentarios


Más Especiales

El chiste de la reactivación de la Ruta 22