La nueva transportista no comenzará en enero

El municipio pidió que las actuales prestadoras continúen a cargo del servicio. Autobuses Bariloche anunció su retiro a fin de mes. El grupo Semisa espera la aprobación del galpón en Dina Huapi.



3
#

El predio del barrio Ñireco estará listo en los próximos 30 días.(Foto: Archivo )

Rechazo a los galpones de Semisa sobre la costa del Nahuel Huapi

La empresa que estará a cargo del transporte público sumó otro condicionamiento para el lugar de resguardo de sus 100 colectivos. La organización ambiental Árbol de Pie envió una nota al intendente Gustavo Gennuso para que evite que la empresa se asiente “sobre la costa del lago” Nahuel Huapi.

Los ambientalistas retomaron las quejas que se multiplicaron en Dina Huapi ante el intento de asentar en esa ciudad la base operativa del grupo Semisa. Recordaron que hubo preocupación ante la posibilidad de contaminación por escurrimiento o derrames de hidrocarburos “sobre tan importante ecosistema”.

“Usted no ignora cuántos años hemos venido denunciando la contaminación por vuelcos de efluentes cloacales crudos o insuficientemente tratados”, mencionaron al dirigirse al intendente para luego recordar que se presentaron dos amparos judiciales por la contaminación del Nahuel Huapi.

Entendieron que el municipio tiene la “indelegable obligación” de resguardar la salud pública, por lo que “lejos estamos de entender que se considere como aceptable o deseable que un predio en la costa del lago sea la solución para el estacionamiento del centenar de colectivos”.

La semana pasada el jefe de Gabinete, Pablo Chamatrópulos, detalló que el municipio y la empresa analizaron “más de 30 predios” en la ciudad. Explicó que el sitio elegido en la calle Vereertbrughen tiene depósitos anexos para solucionar la falta de espacio del lugar en el que funcionó una distribuidora.

Según el funcionario este no será el lugar definitivo para el grupo empresario que tendrá a su cargo el transporte público de la ciudad, sino que buscará un predio único para asentar talleres, tanques subterráneos de combustible, depósitos y oficinas administrativas de la firma comercial MiBus.


El galpón de Semisa, otro problema para su desembarco

Los talleres de operación que debe tener la empresa Semisa para iniciar el servicio de transporte urbano de pasajeros todavía no están y a dos semanas del inicio del servicio se generó un cruce institucional entre los municipios de Dina Huapi y Bariloche para agilizar ese proceso.

La empresa Semisa la semana pasada comenzó a remodelar un predio en Dina Huapi, cercano a la ruta 40, con el objetivo de instalar allí su base de operaciones desde donde partirán los 100 colectivos del servicio urbano de Bariloche, y tendrán talleres y tanques de combustibles.

Esas obras al parecer no tenían la documentación en regla para iniciarse y el municipio de Dina Huapi las paralizó la semana pasada porque esa área es restringida para ese tipo de emprendimiento y de hacerlo se debería modificar el Código de Edificación, según denunció el concejal de la oposición Alejandro Corbatta.

La modificación del cambio de uso del suelo debería ser aprobada por el Concejo Deliberante que ya está de receso y además el intendente Danilo Rojas no remitió ningún proyecto para hacerlo.

La incertidumbre por la culminación de los galpones del grupo Semisa movilizó esta mañana a una nutrida comitiva de la municipalidad de Bariloche para gestionar que se destrabe la situación y se autorice el desembarco de los talleres de la empresa a 15 kilómetros de la ciudad donde operará.

Concejales de Bariloche y funcionarios del gabinete de Gustavo Gennuso se reunieron con sus pares de Dina Huapi pero ninguno de los intendentes participaron.

Más tarde desde Bariloche el barilochense dijo que “solo falta un paso que debe dar el intendente de Dina Huapi” aludiendo a la autorización para concretar la remodelación del predio para instalar los talleres de la empresa.

“El intendente (Rojas) ya había dado la autorización que permitía la instalación, creemos que está todo encaminado”, dijo Gennuso apelando al rápido accionar de su par para solucionar el desembarco del grupo Semisa en Bariloche.

El jefe de Gabinete, Pablo Chamatrópulos, también aclaró que los talleres de Semisa en la vecina ciudad será de manera “temporal” hasta que obtengan su espacio en el ejido de Bariloche donde presuntamente la firma de San Juan no consiguió terrenos en base al presupuesto ofrecido por el alquiler.

Gennuso dijo que el municipio de Bariloche no tiene terrenos para ofrecer a la empresa dónde instalar sus talleres.

La operatividad de Semisa para prestar el servicio sería compleja desde un inicio porque los 100 colectivos descansarán en Dina Huapi y para trasladarlos a las cabeceras de cada línea del transporte deben hacer como mínimo 15 kilómetros y hasta 40 en el caso de la línea que parte desde Llao Llao.


Comentarios


La nueva transportista no comenzará en enero