El gremio nacional de intensivistas apoyó el amparo de los médicos de Neuquén

El sindicato que reúne a los profesionales de toda Argentina se pronunció en favor de los trabajadores del hospital Castro Rendón.

Los médicos intensivistas del hospital Castro Rendón presentaron un amparo ante la Justicia. (Foto: archivo Florencia Salto).

Los médicos intensivistas del hospital Castro Rendón presentaron un amparo ante la Justicia. (Foto: archivo Florencia Salto).

El viernes pasado, los médicos de la terapia intensiva del hospital de mayor complejidad de la provincia del Neuquén presentaron un amparo ante la Justicia. En la exposición solicitaron que se garantice el buen desempeño del servicio que, según afirmaron, hoy se encuentra "colapsado". Remarcaron que ello atenta contra sus derechos laborales, pero sobre todo a la comunidad en general, ya que no se logra cumplir con "la plena efectividad del derecho de salud".

El Sindicato de Médicos Intensivistas de la República Argentina (Simira) manifestó su apoyo a los trabajadores del hospital Castro Rendón, luego de que presentaran un amparo judicial. En un comunicado exigieron a las autorides que encuentren "una solución integral".

Afirmaron que los profesionales se vieron "obligados por las penosas circunstancias en las que deben realizar su labor" a presentar un amparo ante la Justicia.

En el comunicado, el gremio que reúne a los médicos intensivistas de la Argentina solicitó a la Justicia que "garantice sus derechos laborales de justa remuneración, descanso adecuado y condiciones de higiene y seguridad correspondiente en el lugar de trabajo".

Al igual que los profesionales de Neuquén, desde el sindicato remarcaron que, cuando esos "derechos son vulnerados", se ven afectados los trabajadores de la salud, pero también toda la sociedad en su conjunto. "Por acción directa se perjudica a la comunidad en su totalidad, negándole el acceso a servicios sanitarios oportunos y de calidad", puntualizó el sindicato", puntualizó el comunicado.

El documento difundido concluye con un pedido directo hacia las autoridades provinciales, para que resuelvan la situación. "Este Sindicato entiende que se debe arribar a una solución integral, que priorice la adecuada organización del Servicio de Terapia Intensiva garantizando los puestos de trabajo de los profesionales reclamantes".

Once médicos intensivistas firmaron el amparo judicial presentado el viernes pasado. Entre ellos estaba ni más ni menos que el primer profesional de la salud en ser vacunado contra el coronavirus, con la Sputnik V, Ivan Ivacachi. Alexis Muñoz Rivera, Christian Wilhelm, Jorge Rojas Ríos, Carlos Barreda, Macarena Andrian, Luisina Panzardi, Micaela Guerrero, Elizabeth Bastias Sáez, Natalí Oviedo y Martín Lorenzón también firmaron el documento.

"Téngase por cierto que la falta de respuestas, la sobrecarga de trabajo, la no modificación de este dantesco status quo y la toma de decisiones ineficientes y -en ocasiones- provocativas, generará las renuncias de los únicos 11 médicos terapistas de planta del Hospital Castro Rendón, todos hoy firmantes de este amparo, pues no solo es inviable laborar en estas condiciones, antes es inhumano y agraviante", plantearon los profesionales de la salud.

El abogado Hernán Kees, patrocinante de los terapistas enfatizó que "si se inició un amparo es porque el recurso no da más". Añadió que las autoridades no encontraron respuesta para los cuadros directivos y que "las condiciones siguen siendo extenuantes y agotadoras".


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


El gremio nacional de intensivistas apoyó el amparo de los médicos de Neuquén