Gutiérrez busca respaldo de la oposición para el peor momento de la pandemia

El gobernador continuó esta semana las reuniones con legisladores provinciales y nacionales. Anticipó que los casos se empezarán a duplicar en 15 días y que octubre será más complejo.





El gobernador se reunió el lunes con diputados y senadores del Frente de Todos.

El gobernador se reunió el lunes con diputados y senadores del Frente de Todos.

El gobernador Omar Gutiérrez retomó las reuniones con legisladores de la oposición para socializar la situación sanitaria de la provincia e intentar unificar un discurso político frente a la crisis del coronavirus, todavía sin freno en Neuquén. El escenario que brindó a los dirigentes fue grave, con una tasa de duplicación de casos que llegará pronto a los 15 días, y una baraja de medidas aún en estudio que podría incluir una restricción más severa de la circulación.

La ronda había comenzado la semana pasada con diputados provinciales de Juntos por el Cambio, el Frente de Todos y la Democracia Cristiana. Ayer y hoy fue el turno de diputados nacionales y senadores de la oposición y del bloque provincial Siempre que conduce el exintendente de Plottier, Andrés Peressini.

La provincia sumó este mediodía 104 nuevos casos de covid-19, aunque el ritmo de nuevos contagios diarios ya se ubica cercano o por encima de los 400. La información que brindó en las reuniones Gutiérrez junto a la ministra de Salud, Andrea Peve, fue que se espera que el tiempo de duplicación alcance los 15 días. Hasta el lunes a la noche, el promedio provincial era de 16.

Otro dato que compartieron los funcionarios fue que el índice de reproducción R0 o tasa de contagiosidad del virus en la provincia es de 1,5. cuando hace un mes el número se ubicaba en 1,1. Este indicador determina cuántas personas se podrán contagiar por cada caso positivo: si el número se mantiene por debajo de 1, quiere decir que la situación está en proceso de ser controlada, pero si se ubica por encima sugiere un crecimiento exponencial de la pandemia.

"Las proyecciones son realmente preocupantes. Estamos en un momento donde la curva de casos sigue creciendo y nos dicen que octubre va a ser aún más complicado", señaló el diputado nacional Alberto Vivero, quien participó junto a Guillermo Carnaghi y Silvia Sapag de la reunión que mantuvo ayer el Frente de Todos.

El legislador afirmó que fue una reunión "informativa", pues no actuó como una instancia de toma de decisiones, aunque el gobierno admitió algunas medidas en evaluación para contener los casos.

El bloque también ofreció articulación con la Nación para fortalecer la respuesta del sistema de salud, aunque reconocieron que el contacto con la provincia ya es "fluido". "Si esto no se acompaña con un gran esfuerzo de cuidado colectivo el panorama es muy difícil", planteó Carnaghi.

La diputada provincial de Siempre, Laura Bonotti, dijo que trasladaron preocupación por la situación epidemiológica y porque "la policía dejó de controlar los espacios públicos", particularmente en Plottier.

"Se hace mucho hincapié en la responsabilidad individual, pero eso tiene que ir acompañado de campañas de concientización y una responsabilidad del Estado", afirmó.

Los diputados nacionales de Juntos por el Cambios, David Schlereth y Francisco Sánchez,y la senadora Lucila Crexell, plantearon "especial preocupación" por la "indefinición" de la vuelta a las clases presenciales y algunas dudas sobre los efectos de algunas medidas restrictivas en la actividad económica regional.

Las reuniones de Gutiérrez con dirigentes opositores parecieran representar, no tanto un giro aperturista en la política del gobierno provincial, sino una necesidad de sumar líderes de opinión a la gestión de la pandemia.

Una fuente señaló que el pedido del mandatario fue tener "un discurso unificado" de todos los actores políticos frente a la sociedad, pues se entiende que hay un sector que "niega" la existencia o peligrosidad del virus.

En las reuniones no se negó la posibilidad de un regreso a un aislamiento estricto por un período corto, aunque el gobierno aún duda qué nivel de consenso podría obtener para aplicar la medida.


Comentarios


Gutiérrez busca respaldo de la oposición para el peor momento de la pandemia