Hermano del taxista baleado vio en la calle a uno de los imputados con prisión domiciliaria

Rubén Sánchez reconoció a Daniel Costich, quien caminaba por una vereda de la zona del bajo de Neuquén. Decidió seguirlo y filmarlo.

El imputado fue filmado por Rubén Sánchez.  Foto: Captura de video

El imputado fue filmado por Rubén Sánchez. Foto: Captura de video

Rubén Sánchez, hermano de Pablo, el taxista que fue baleado, realizaba su habitual recorrido por la zona del bajo, también a bordo de un móvil de color amarillo. Cuando pasó por Avenida Olascoaga y Richieri reconoció a una persona que caminaba por la vereda en dirección a calle Libertad. “Lo ví y digo: no puede ser”, expresó Sánchez. Había reconocido a Daniel Costich, uno de los imputados por el ataque a su hermano, a quien fue impuesta la prisión domiciliaria como medida cautelar.

Rubén, decidió filmar con tu teléfono y seguir al hombre. “Me pega un grito y me dice “eh”, cuando se da cuenta que lo estoy filmando”, señaló.

Sánchez le consultó a la fiscal Soledad Rangone, y manifestó que ella le contestó que el imputado tiene un permiso especial para salir a caminar a 500 metros de su casa. “No nos avisaron nada”, exclamó indignado Rubén. “Si yo no me cruzo en la calle, sigue de joda éste, ¿Cómo es el tema?”, agregó.

El taxista detalló que en un tramo del camino Costich se sacó su mascarilla. “O sea, incumplió con la domiciliaria, y después anda con el barbijo colgando”, señaló.

Rubén Sánchez asistió a las audiencias judiciales, mientras su hermano se encontraba internado en grave estado en el hospital. Pablo no puede volver a caminar producto de la lesión que provocó el proyectil en su columna.  

Costich fue el primer detenido y acusado de partícipe necesario del robo doblemente agravado por el uso de armas de fuego y lesiones. Durante la primera audiencia de formulación de cargos solicitó hablar, algo que no es habitual en este tipo de instancias. Frente al tribunal,  confesó que es ocasional consumidor de cocaína y que había ido a una estación de servicios a comprar un encendedor, y luego a otro sitio a encontrarse con un vendedor, quien le pidió que efectuara el traslado de dos personas: los autores del disparo y  la agresión al taxista. Afirmó que no conocía a Ezequiel Roa Moreno y Axel Jara. Un tribunal de jueces fijó una pena de 8 años de prisión para Roa Moreno y Axel Jara quienes de declararon responsables del asalto. Costich no aceptó el acuerdo y será el único que irá a juicio. Hasta que se realice el proceso judicial, Costich deberá aguardar en prisión domiciliaria.

“Mi hermano, desde que está con el tema de la pandemia, no sale a la calle directamente. Y éste, con todos los problemas que hay,  puede salir a caminar. Es una joda esto” concluyó Rubén.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Hermano del taxista baleado vio en la calle a uno de los imputados con prisión domiciliaria