Histórica derrota del MPN: no pudo renovar en el Senado

Por primera vez, el partido provincial, creado en 1961, perdió representación en la Cámara Alta. Salió tercero y se atribuyó la derrota al efecto de la hiperpolarización nacional. Lucila Crexell y Silvia Sapag ocuparán bancas por Todos y Juntos.

El kirchnerismo celebró el triunfo bajo la lluvia en Neuquén. Consiguió la victoria a nivel nacional y colocó a dos de tres representantes en el Senado; además de mantener la banca en la cámara de diputados.

Paradójicamente el macrismo también celebró porque logró subir “10 puntos” ( según los guarismos propios a última hora de la noche) respecto a la votación lograda en agosto.

Juntos por el Cambio conservó la diputación nacional ya que Francisco Sánchez asumirá el lugar que deja vacante Leandro López. Y sumó un escaño en el Senado, con la candidatura de la emepenista Lucila Crexell.

Por primera vez en su historia, el MPN quedó fuera del Senado. El senador petrolero, Guillermo Pereyra, atribuyó el fracaso del partido provincial a la “hiperpolarización”.

Crexell, que logró la reelección de la mano del macrismo, sostuvo que seguirá afiliada al MPN. Sin tapujos, dijo que cumplirá su rol de oposición macrista debido a que la conducción emepenista expulsó a sus cuadros por una actitud autoritaria y ajena al legado doctrinario del partido provincial.

En Neuquén, el Frente de Todos logró dos bancas y Juntos por el Cambio, una, en el Senado.

El MPN perdió la representación nacional aunque dos políticas emepenistas entrarán a la cámara alta como extrapartidarias: Lucila Crexell integrará el bloque macrista, mientras que la exsenadora Silvia Sapag engrosará el oficialismo kirchnerista.

Los primeros senadores que tuvo la provincia de Neuquén fueron Juan P. Fittipaldi y Horacio Fernández Beschtedt, elegidos por la legislatura provincial.

El actual senador Guillermo Pereyra llevará sobre sus espaldas el hito de haber sido el candidato con el que el MPN perdió la continuidad de representación en esa cámara.

Crexel logró el primer lugar en la lista de Juntos por el Cambio luego de una pelea judicial en la que logró imponer su nombre en el primer lugar de la fórmula, tras el fallecimiento del candidato Horacio Quiroga el 12 de octubre

Ayer, Crexell sostuvo que logró buenos guarismos porque traccionó la memoria del cuatro veces intendente de Neuquén.
Mientras todo era análisis en el bunker macrista, sólo había espacio para la algarabía en el Frente de Todos, aún bajo una intensa lluvia.

Desde que el MPN se creó, siempre tuvo representación en el Senado para desbalancear la paridad a nivel nacional o para dar quórum.

“Podemos decir que con Silvia (Sapag) vamos a ser los dos senadores nacionales por la provincia de Neuquén”, sostuvo el exsecretario presidencial, Oscar Parrilli, el diálogo con “Río Negro”.

Silvia Sapag aseguró que como senadora priorizará “derechos básicos”. “Lo principal es que la gente coma, pueda estudiar e ir a trabajar sin miedo a que la echen. Ampliar más el trabajo registrado y recuperar lo que se les robó a los jubilados”, remarcó.

Parrilli agregó que “parecía imposible hace cuatro años que estuviéramos viendo esta realidad especialmente los que formamos parte del proyecto de Néstor y Cristina (Kirchner)”.
Consultada sobre el resultado del MPN, la senadora electa Silvia Sapag fue contudente. Sostuvo que Guillermo Pereyra “era un mal candidato, por eso la gente no lo votó”.

Parrilli destacó la unidad lograda por las diversas fuerzas de Neuquén para conformar el Frente de Todos y aseguró que fue una de las claves para la victoria tanto a nivel local como nacional.

“Estamos muy contentos por la unidad que logramos en Neuquén, fue un espejo de lo que hizo Cristina (Fernández de Kichner) a nivel nacional y ha dado sus frutos”, agregó Parilli.

Por su parte, el gobernador Omar Gutiérrez consideró que a partir de la elección de ayer, se inicia una etapa de diálogo y de consensos, en tanto bregó por el fin de “la grieta”.

Crexell por su parte reconoció la “incomodidad” que generó en el espacio macrista la disputa en el primer lugar en la lista de senadores, sin embargo, sostuvo que trabajará políticamente y en conjunto con Pablo Cervi para recomponer la unidad. “Vamos a trabajar para reconstruir esa confianza”, sostuvo.
Darío Martínez asumirá por cuatro años y su mandato actual de dos será completado por Carlos Alberto Vivero, exviceministro de Desarrollo Social.

Pereyra: “No pudimos revertir la hiperpolarización”

“Se hiperpolarizó la elección. Tratamos de revertirlo, pero no alcanzó”, reconoció ayer el senador Guillermo Pereyra rodeado de militantes del Movimiento Popular Neuquino con lágrimas en los ojos y caras de desamparo.

El partido cortó ayer la racha ganadora que había iniciado en las elecciones provinciales del 10 de marzo y que continuó con la recuperación de la capital y quedó frente a frente con una de sus derrotas más amargas. El líder petrolero se quedó sin posibilidades de renovar su banca y dejó al partido afuera de la Cámara Alta por primera vez en su historia.

Ayer ingresó pasadas las 22 a la Junta de Gobierno del MPN en medio de aplausos cerrados y algunos abrazos y se ubicó junto al gobernador Omar Gutiérrez para dar explicaciones sobre la derrota.

“Aceptamos el veredicto de las urnas, que es inapelable”, aseguró el senador, quien reconoció que “fue una elección difícil porque íbamos con la famosa boleta corta”. Dijo que llamó al senador electo del Frente de Todos, Oscar Parrilli, para felicitarlo pero no logró comunicarse así que dialogó con el diputado Darío Martínez. A Lucila Crexell, su adversaria de Juntos por el Cambio que logró su reelección, no la felicitó. “Solamente a quien ganó la elección”, planteó. La relación entre ambos, otrora compañeros de fórmula en las elecciones de 2013, quedó resentida sin posibilidad de reconciliación.

El gobernador destacó que la participación fue “récord” en Neuquén con un 84% de asistencia en la provincia y señaló que el MPN sumó 6.000 votos respecto de la instancia de las PASO.
En total, obtuvo unos 84.000 votos mientras que en agosto había obtenido 79.000 contando los cosechados por las dos listas del partido que compitieron en la interna.

“Se viene una relación de diálogo y de construcción de acuerdos. El país está en una situación difícil y se impone que, apenas se terminen de contar los votos, se arme una mesa redonda con los distintos actores”, dijo Gutiérrez y aseguró que se reunirá con el presidente electo, Alberto Fernández, “apenas sea convocado”.
Lo definió como “un hombre de diálogo” y planteó que “la gente no quiere más grieta”.

Lucila cuestionó la conducción del partido en manos del gobernador

Caras de satisfacción rodearon a la triunfante Lucila Crexell. Foto: Florencia Salto.

La senadora Lucila Crexell acusó de autoridades del MPN de mantener una política “anquilosada” que no permite el disenso interno y que expulsa a los cuadros partidarios en crecimiento.
Los responsabilizó no sólo de la derrota de ayer, sino de alejarse de la “doctrina y de los valores” del partido provincial.

“Ganan elecciones con colectoras y fondos al servicio de las elecciones pero luego no tienen una gestión acorde a las demandas de la sociedad”, sostuvo la senadora nacional, quien logró renovar su banca de la mano del macrismo.
Crexell agregó que “la gente del MPN no lo está votando tampoco”, y lo atribuyó a la falta de transparencia en la rendición de cuentas y en la distribución de oportunidades dentro de MPN.

Dijo que las prácticas de la conducción partidaria era de expulsión “a los cuadros que no piensan como dos o tres personas que se apoderaron de la estructura”.Habló de un trabajo conjunto con el candidato PabloCervi y llamentó la discusión judicial por el primer lugar en la lista, tras el fallecimiento de Horacio“Pechi”Quiroga.

“Me preocupa la falta de criterio de una jueza que tiene que resguardar las garantías electorales”, dijo Crexell en referenica a Carolina Pandolfi que la hubiera dejado fuera del Senado si no discutía el criterio en las esferas judiciales.

Sapag: "Pereyra no es un buen candidato"

Los dos senadores electos del Frente de Todos en Neuquén, Oscar Parrilli y Silvia Sapag, calificaron al actual senador del Movimiento Popular Neuquino, Guillermo Pereyra, como “un mal candidato”.

En paralelo, Parrilli señaló que la estrategia del partido provincial de Neuquén “no fue acertada”.
“Al MPN le daba lo mismo que ganara uno u otro presidente y yo creo que a los afiliados no les dio lo mismo y optaron mayoritariamente por la lista de Alberto (Fernández) y Cristina (Kirchner)”, dijo Parrilli.

Sobre la vinculación del presidente electo y el gobernador, Omar Gutiérrez, Parrilli aseguró que Fernández gobernará para todos, “será decisión de él que postura toma con Fernández”.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Histórica derrota del MPN: no pudo renovar en el Senado