Caso Fernando Báez Sosa: por qué le secuestraron el celular a dos de los acusados

Creen que Blas Cinalli y Enzo Comelli manejaban cuentas de redes sociales que "apoyaban" a los rugbiers.





El Servicio Penitenciario secuestró dos celulares que eran utilizados por los rugbiers en el Penal de Dolores. Se trata de Blas Cinalli y Enzo Comelli, dos de los acusados más complicados en la causa por el crimen de Fernando Báez Sosa.

Se pudo corroborar que utilizaban los celulares para responder mensajes en cuentas de redes sociales creadas por ellos mismos y que «apoyaban» a los rugbiers.

Hace algunas semanas se había dado a conocer la cuenta @rugbiers.zarate que, tanto en Instagram como en Twitter, respondían preguntas de otros usuarios acerca de la situación actual de los acusados.

A su vez, muchos otros utilizaban el lugar para expresar enojo y molestia por la creación de una cuenta que apoye a los rugbiers implicados en el crimen del joven de 18 años.

“Basta de condena social. Basta de mentiras. Basta de violencia. Basta de odio”, se lee en la descripción de ambas cuentas.

El secuestro de los dos celulares se realizó el mismo día en que se iniciaron los alegatos por parte de la Fiscalía y la Querella que exigirán en los pedidos de condena la prisión perpetua para los ocho acusados.

Los alegatos por parte de la defensa a cargo de Hugo Tomei serán el jueves 26 de enero donde el abogado buscará modificar la imputación de los rugbiers y hasta existe la posibilidad de pedir la absolución de alguno de ellos.


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Caso Fernando Báez Sosa: por qué le secuestraron el celular a dos de los acusados