La CTA vuelve al municipio de Roca: ¿reclamo social o electoral?

El gobierno local pidió reforzar la custodia policial, ante el temor de nuevos incidentes. Ahora la protesta será por la aplicación de la emergencia alimentaria y desde el oficialismo en la ciudad advierten la acción sindical es funcional a Weretilneck.



Diciembre del 2016. Aguiar y Báez enfrentando a policías en el hall de ingreso al municipio de Roca.- (Foto: archivo)

Diciembre del 2016. Aguiar y Báez enfrentando a policías en el hall de ingreso al municipio de Roca.- (Foto: archivo)

La semana anterior era por tierras. Este martes será por la emergencia alimentaria. Ese cambio de ejes en las protestas de la CTA Autónoma frente al municipio de Roca es lo que refuerza la idea del gobierno local de una acción con más fines políticos que sociales. Por eso se pidió a la Regional II de Policía un refuerzo en la custodia del edificio, para evitar incidentes como los ocurridos el lunes pasado.

No será una mañana sencilla de atravesar puertas adentro del municipio e incluso ya se adelantó que la atención al público estará restringida. “Con seguridad la atención a los vecinos se verá lamentablemente afectada”, dijo el intendente Martín Soria ante una consulta de este diario sobre las medidas que implementarán ante el reclamo frente al municipio que anunció la CTA.

Entre las autoridades roquenses no sólo está fresco el recuerdo de lo ocurrido hace ocho días, sino también lo que pasó en diciembre del 2016, cuando el propio Rodolfo Aguiar ingresó por la fuerza al hall central del edificio y se enfrentó con policías.

Esos incidentes también tuvieron como protagonista a Miguel Báez, el titular de la Organización de Desocupados en Lucha (ODEL) y secretario de Organización de la CTA Autónoma de Río Negro, quien permanece detenido por los desmanes de la semana pasada.

> Emergencia alimentaria

El anuncio de la protesta este martes frente al municipio “para seguir reclamando alimentos, ya que la declaración de la emergencia alimentaria parece haber sido simbólica”, terminó de convencer a funcionarios y dirigentes del oficialismo roquense sobre la intencionalidad política de la CTA, en medio del proceso electoral.

Wereltineck está empecinado en generar disturbios en Roca en la previa a una elección. No le bastó con los destrozos que hicieron la semana pasada. Solo así se entienden las amenazas y las extorsiones públicas de su empleado del mes. Me pregunto ¿Aguiar no debería pedirle a su jefe que en vez de comprar votos para las elecciones -con la plata de todos los rionegrinos- mejor les compre comida?”, sostuvo el concejal y legislador electo, José Luis Berros.

También desde la Corriente Clasista y Combativa, la organización que fue protagonista del conflicto inicial porque varios de sus integrantes recibieron tierras fiscales en el extremo norte de la ciudad, advirtieron que el municipio no debía ser el destinatario de los reclamos alimentarios.

“Entendemos que este municipio es opositor al gobierno de Macri y Wereltilnek, es un municipio que dio respuestas frente al reclamo popular de la emergencia alimentaria”, indicaron en un comunicado.

Sostenemos que este reclamo hay que llevarlo al plano provincial ya que no hay repuesta a los reclamos de movimientos sociales sobre la emergencia alimentaria, puntualmente el ministro Land, ni siquiera nos recibe”, finalizaron.


Comentarios


La CTA vuelve al municipio de Roca: ¿reclamo social o electoral?