La ruta de las vacunas: quiénes recibieron las 600.000 dosis que ya aplicaron Río Negro y Neuquén

La campaña de inmunización contra el coronavirus tomó velocidad en las dos provincias. Sin embargo, ese ritmo es dispar entre los grupos priorizados y entre las diferentes ciudades. Luces y sombras del operativo preventivo más importante de la historia.

La vacunación para prevenir los efectos más graves del covid-19 tomó ritmo en la región, pero el avance sigue siendo dispar entre las ciudades. Lo mismo ocurre con la población objetivo inicial, evidenciando la implementación de estrategias diferentes en los hospitales para llegar a los grupos de mayor riesgo.

Río Negro superó ayer las 300.000 inmunizaciones. El 72% de ese total fueron primeras dosis. Las personas que ya pasaron dos veces por un vacunatorio son 82.000, concentradas principalmente en el grupo de mayores de 60 años. Casi el 47% de las personas mayores de la provincia ya tienen el esquema completo de prevención ante el coronavirus.

En Neuquén la cantidad de vacunas aplicadas está apenas un escalón debajo: eran casi 294.000 el miércoles (el jueves llegó a 300.001) por la noche. Pero el nivel de cobertura con la primera dosis es superior a su provincia vecina, llegando al 76% del total.

El informe semanal que difundió el miércoles el Ministerio de Salud de Río Negro muestra en forma detallada la ruta de las vacunas, ciudad por ciudad, desde que empezó el operativo, a fines de diciembre.

Esa radiografía permite sacar varias conclusiones, por ejemplo, que dentro del “Personal de Salud” los inmunizados superaron ampliamente el número estimado inicialmente. La población objetivo era de 13.402 personas, pero los vacunados con primera dosis fueron 17.749.

Ninguna fuente oficial lo admite abiertamente, pero dentro del ámbito de la salud pública reconocen que esa diferencia se explica en parte por la apertura del registro a profesiones que no tienen un nivel de exposición permanente con sus pacientes.

En los otros tres grupos prioritarios -Personal Estratégico (Educación y Seguridad), Personas de 60 y más años; y Personas de 18 a 59 años con factores de riesgo- ninguno superó la estimación inicial de alcance. La campaña llegó hasta ahora con primeras dosis al 88% de docentes y personal de distintas fuerzas; al 90% de las personas mayores y al 97% de rionegrinos con factores de riesgo.

La disparidad más notoria en las aplicaciones aparece cuando la mirada llega a las ciudades.

La estadística oficial muestra que la cantidad total de dosis aplicadas responde en forma lógica a la proporción de población. Bariloche con 50.018, Roca con 43.284, Cipolletti con 39.876 y Viedma con 34.163.

Sin embargo, esos números globales maquillan una despareja distribución entre los grupos poblacionales, con más de una cifra que llama la atención.

Dentro del “Personal Estratégico”, es singular que Viedma aparezca con una población objetivo estimada en 6.003 personas, superando a Bariloche y Roca, pero con la vacunación con primera dosis alcanzando hasta el momento al 66%, muy lejos del 99% de la zona cordillerana y del 92% de la ciudad del Alto Valle.

De todas maneras, dentro del grupo que engloba a docentes, policías y otras personas cuyo rol es considerado relevante para el Estado el número que más resalta dentro de las ciudades con más población es el de Cipolletti, donde se inmunizó a un 53,3% más que los previstos en forma inicial.

Esa misma diferencia aparece en localidades de la Región Sur: Pilcaniyeu registra el 57% más de primeras dosis que las previstas para el “personal estratégico”, Ramos Mexía el 54% y Ñorquinco el 61%.

Dentro del Personal de Salud, el punto de mayor brecha entre la estimación y la realidad está en Cinco Saltos. Allí se pensó en vacunar a 317 personas, pero finalmente fueron 654 los que llegaron a la primera dosis y 517 de ellos ya tienen la segunda.


El nivel de riesgo bajo la lupa


Finalmente, dentro de los números sobre la población con factores de riesgo también surgen diferencias significativas.

La campaña para este grupo tuvo dificultades, llegando incluso a la necesidad de reempadronar a los interesados en vacunarse, como ocurrió en Roca, donde detectaron que muchos llegaban a vacunarse sin acreditar en forma fehaciente la patología que decían padecer.

Con ese contexto, la estadística oficial muestra otra vez a Cipolletti con porcentajes de cobertura muy superiores al resto de las ciudades más pobladas de la provincia.

En la ciudad del Alto Valle Oeste ya se vacunaron con primera dosis dentro de ese grupo 6.798 personas, cuando originalmente Salud preveía llegar a 3.588.

En Viedma también se superó en un 46% el total de la población objetivo, mientras que en Bariloche recién se llegó al 80% y en Roca al 67% del total.


Junio es el mes en el que más avanzó la campaña de vacunación en Neuquén


Según estimaciones del gobierno provincial Neuquén tiene 672.461 habitantes. Hasta este miércoles por la noche, se colocaron 224.359 primeras dosis. Es decir, que en la provincia se inmunizó parcialmente a algo más de un tercio de la población. Al inicio de la campaña se propuso priorizar a una población objetivo de 178.000, cifra que fue alcanzada, si de primeras dosis se trata. Más de la mitad aún aguarda completar esquemas, pero a cambio se alcanzó a población que no había sido calculada y, hasta ahora, a unas 30.000 personas que no habían sido priorizadas.

En marzo, se tomó la decisión a nivel país de diferir las segundas dosis para alcanzar a la mayor cantidad de personas posibles con las vacunas contra el coronavirus. Neuquén, por supuesto, no fue la excepción. Ese camino y el aumento de dosis que llegaron al país, y en consecuencia a la provincia, fue lo que permitió que hoy uno de cada tres neuquinos ya tenga una dosis de alguna de las vacunas.

El gran impulso de la campaña de vacunación para Neuquén fue en los primeros días de junio que se recibió un cargamento de 31.000 dosis de AstraZeneca. Para ese entonces, sólo se habían alcanzado (con primeras vacunas) a 164.740 personas, sin cubrir ni siquiera la población inicialmente estimada.

Sin embargo, un operativo récord de aplicación que se concretó en cuatro días, permitió a la Provincia sobrepasar el piso que se había fijado. Allí fue cuando se comenzó a incluir en el plan a personas menores de 60 años sin factores de riesgo y trabajadores considerados esenciales, que no habían sido vacunados prioritariamente.

Las 178.000 personas previstas inicialmente como prioritarias para la vacunación incluían 16.000 agentes de salud, 65.140 personas mayores de 60 años, 49.000 personas entre 18 y 59 años con factores de riesgo, 14 agentes de seguridad y personal estratégico y 33.000 trabajadores y trabajadoras de la educación.

Hasta el miércoles, con primeras dosis, se había inmunizado a más del 100% de los trabajadores de salud, de las personas mayores de 60, las personas con factores de riesgo y el personal de seguridad y estratégico. En tanto que se alcanzó con la vacunación a un 89,5% de los docentes y trabajadores de la educación.

Pero también, el avance del plan pudo alcanzar a 28.984 personas sin factores de riesgo entre 45 y 59 años. El jueves se anunció la llegada de 13.144 nuevas dosis y con ellas comenzó a vacunar a mayores de 40 años y se irá descendiendo en los grupos etarios conforme lleguen nuevas dosis.

En cuanto a las personas sin factores de riesgo, en mayores de 55 años hasta 59, la población objetivo es de 31.635 y se vacunó al 83%. Las personas entre 50 y 54 años se estima que son 35.722 y se alcanzó al 75%. En la franja entre 45 y 49 se calcula que hay unas 42.814 personas y ya se inmunizó parcialmente al 53%. En tanto que en mayores de 40 hasta los 44 años se estima que hay 47.816 y hasta el momento los vacunados son 18.166, el 38%. Claro que la vacunación es voluntaria y el alcance de los porcentajes totales depende no sólo del avance de la campaña sino también de la inscripción que las personas realicen en el sistema.

La aplicación de segundas dosis, en cambio, está muy retrasada ya que no es prioridad. Sin embargo, avanza conforme llegan nuevas dosis para tal fin. A principio de mes, se habían aplicado 61.892 y hasta el miércoles sólo se aumentó ese número en casi 8.000 esquemas completados. Aún casi 150.000 esperan por la vacuna que complete su inmunización. Al respecto, el responsable del plan de vacunación de Neuquén, Matías Neira, aclaró a RÍO NEGRO que "no hay ninguna urgencia en términos de salir a completar esquemas porque no hay dificultad respecto de la eficacia de esa primer dosis, si el esquema se completa a los 20 días, a los 30 o a los 6 meses". 


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


La ruta de las vacunas: quiénes recibieron las 600.000 dosis que ya aplicaron Río Negro y Neuquén