La Ruta Nacional 22 ya suma 12 víctimas fatales en lo que va del 2018

Es el saldo de los once accidentes más graves en el tramo de 548 kilómetros comprendidos entre Río Colorado y Zapala. Cuatro personas murieron tras ser embestidas por autos.





En un sector de la Ruta Nacional 22 no habilitado para el cruce -sin guardarrail y próximo a un curva- Natalia Loncopan (23) murió en la madrugada del domingo pasado. Desde la Dirección de Tránsito de la policía de Neuquén se explicó que, por motivos que se desconocen, la joven intentó cruzar intempestivamente la ruta y uno de los muchachos del grupo que la acompañaba, de 16 años, intentó frenarla pero no pudo. En esas circunstancias, un Fiat Palio que circulaba por el carril interno de la ruta rozó a ambos, el toque provocó que la chica pierda estabilidad y caiga sobre el asfalto, en ese momento, un Renault Symbol que venía por el otro carril y unos metros más atrás la atropelló.

La joven fue la víctima fatal Nº 12 en lo que va del año en la Ruta Nacional 22, en el tramo comprendido entre Río Colorado y Zapala, según los registros oficiales.

Te puede interesar Una joven murió atropellada en la Ruta 22 en Neuquén

El trayecto urbano de la Ruta Nacional 22, que atraviesa a lo largo la ciudad de Neuquén, es una trampa para peatones: faltan medidas de seguridad, los automovilistas viajan rápido, no se respetan los semáforos peatonales y se suma la cuota de imprudencia de los transeúntes. Algunos de estos factores se conjugaron nuevamente el domingo por la madrugada y vistieron al transitado corredor de color negro.

Sandra Torres, titular de la ONG “Bien Argentino” que trabaja para concientizar y educar a la población sobre esta problemática, explicó que en la multitrocha de Neuquén además de no contar con todas la medidas necesarias, el panorama se agrava porque la gente no respeta las normas. Refirió a la falta de puentes para peatones, fundamentales en el tramo urbano. También planteó la necesidad de que haya guardarrail en todo el trayecto que va desde Neuquén hasta el límite con Plottier.

“Río Negro” recorrió el tramo mencionado y a lo largo de 13 kilómetros los únicos dispositivos destinados a los peatones que se contabilizan son siete semáforos exclusivos, que si bien son respetados por conductores y usuarios, su tiempo de funcionamiento es breve. Por lo general estos sistemas se utilizan en lugares donde circula mucha gente, en cercanías de supermercados y escuelas. A eso se agrega que más de la mitad del recorrido, es decir unos siete kilómetros, no cuenta con guardarrail.

Al este, menos accidentes

“El año pasado tuvimos más heridos graves que este año. Y han descendido también los hechos graves por malas maniobras, imprudencias. Las carátulas de los accidentes no son como homicidio sino como muerte en accidente de tránsito, y tiene que ver con el análisis de la mecánica de cada hecho”, explicó el jefe del Cuerpo de Seguridad Vial de Roca, Ceferino Purrán. Su jurisdicción es desde Guerrico a Chichinales.

En ese sentido aclaró que “si bien todos los días hay imprudentes que se adelantan, en general se maneja con más cuidado” e insistió en que “tenemos cruces peligrosos porque todo cruce a la 22 es peligroso, por la cantidad de autos que hay”.

Te puede interesar Historias de la 22, la ruta que une, mata y nunca terminan

Purrán destacó que también hay usuarios de la ruta que llaman para comunicar infracciones, lo que es clave para la prevención. “El sábado a la madrugada tuvimos 5 llamados, hay un compromiso mayor. Nos alertaban de malas maniobras, ebrios en la banquina. Eso nos permite hacer prevención de accidentes”.

El no respeto a las señales, el uso del celular y la circulación con sueño -en el caso de camioneros- siguen siendo las infracciones más comunes en conductores que circulan por el tramo del Alto Valle Este.

El cruce de calle San Juan, uno de los más largos y peligrosos en Roca.
César Izza

Estrellas amarillas en Valentina Sur.
Matías Subat

“Cada vez más nos llaman para alertarnos de malas maniobras. Eso nos permite hacer mejor prevención”.

Ceferino Purrán, jefe del Cuerpo de Seguridad Vial de Roca

¿Cuál es el tramo más peligroso de Neuquén?

Sin duda es el que va desde los puentes carreteros que unen Neuquén con Cipolletti hasta Senillosa: en el desgastado asfalto se contabilizan seis muertes en tan solo cinco meses.

Las rutas y calles de toda la provincia de Neuquén tiñen de luto las estadísticas.

Las cifras oficiales se entregan a regañadientes porque la policía y los organismos que dependen del ejecutivo provincial, como Sistema Integrado de Emergencias de Neuquén (SIEN) no ofrecen datos.

Neuquén en números

Las víctimas fatales en lo que va del año

1. Maia Guadalupe Encina Blanquez, de18 meses (12/1, Neuquén)

2. Javier Diomedi, 44 años (15/1, Choele Choel).

3. María Díaz, 38 años (3/2, Chichinales).

4. Luis Mellado, 81 años (23/2, Neuquén).

5 . Natalia Pérez, 19 años (2/3, Plottier).

6. Luciano Tapia Reyes, 30 años (5/3, Allen).

7 y 8. Nicolás Agustín Ponce, 20 años y Carlos Zuñiga, 33 años (8/3, Senillosa).

9. Liliana Navarrete, 57 años (24/3, Plaza Huincul).

10. Juan Mellado, 51 años (12/4, Mainqué).

11. Carlos Pagliacho. (23/4, Mainqué).

12. Natalia Loncopan, 23 años (20/5, Neuquén)

Darwin: El pueblo atravesado por la 22 que ruega por un cruce seguro

Sergio Escalante | sescalante@rionegro.com.ar

Se mantiene como la falta más común entre los conductores en la Ruta 22. Adelantamientos en zonas con doble linea amarilla, un ejemplo de infracción.

No respeto a las señales

En el tramo más peligroso, entre Guerrico y Chichinales, hubo 5 muertos hasta mayo del 2017. En lo que va del año, 4 por desperfectos mecánicos o cruces imprevistos.

¿Mayor conciencia?

Datos

“Cada vez más nos llaman para alertarnos de malas maniobras. Eso nos permite hacer mejor prevención”.
80%
de los hechos con víctimas fatales ocurren en las rutas, según las estadísticas de la ONG Bien Argentino.
6 km
desde el cruce de la 22 Saavedra, hasta donde empieza el ejido urbano de Plottier, no cuenta con guardarrail en medio de las dos manos.
La Ruta Nacional 22 divide en dos a la pequeña localidad de Darwin. El riesgo del cruce quedó demostrado en los dos últimos accidentes, que tuvieron como víctimas a menores de edad, que terminaron con graves consecuencias.
El 19 de marzo del año pasado, Fernando Huarachi (16) falleció días después de haber sido atropellado por un auto en la ruta.
El uno de mayo pasado, en el acceso principal a Darwin, otro grave hecho ocurrió durante la noche, cuando no funciona el radar.
La víctima cruzaba en moto y resultó con graves lesiones: perdió uno de sus pies. El chico cumplió esta semana 15 años y permanece en Neuquén, donde está siguiendo un tratamiento de rehabilitación.
Ambos casos dispararon reclamos y tuvieron resultados dispares. En el caso de Huarachi, el pedido de los vecinos hizo que se habilitara la colocación, aprobada por organismos nacionales, del radar.
Con el último accidente quedó en evidencia que el sistema de multas por el exceso de velocidad no alcanza para que quienes transitan por el lugar frenen o respeten las normas de tránsito.
Las alternativas que maneja el municipio son: un paso subterráneo, un paso elevado, semáforos u obras complementarias a la ruta, como una rotonda.
“Esta semana vamos a viajar a Viedma y queremos avanzar en algunas de estas medidas” indicó el intendente, Víctor Hugo Mansilla.
La pequeña localidad ferroviaria y Choele Choel son las localidades del Valle Medio que sufren más esta problemática.
“Acá el radar sólo sirve de día, cuando funciona, para que vayan más despacio los autos. Faltan otras medidas de seguridad como semáforos o construir una rotonda. El ejemplo más claro es Choele Choel. Desde que pusieron los semáforos no se registraron más accidentes graves” indicó a este diario un vecino.

Comentarios


Seguí Leyendo

La Ruta Nacional 22 ya suma 12 víctimas fatales en lo que va del 2018