Las Grutas: los pro y los contras del primer “finde” turístico

La gente relajó las medidas sanitarias. En comercios y hoteles se cumplieron los protocolos, pero hubo ausencia del Estado en el control del espacio público.

Las Grutas fue uno de los lugares más elegidos durante el fin de semana largo.

Las Grutas fue uno de los lugares más elegidos durante el fin de semana largo.

El “finde” largo fue una muestra de lo que podría pasar en Las Grutas cuando se habilite el ingreso de turistas provenientes de otros puntos del país. Y esa prueba, que se desarrolló con turismo proveniente de la provincia, dejó muchos puntos por revisar.

Lo más notorio fue la ausencia del Estado en el manejo del espacio público, ordenando y controlando el cumplimiento de las pautas básicas para resguardarse de posibles contagios. En la peatonal pudo verse la circulación de gente sin barbijo o que incumplió con el distanciamiento social obligatorio.

Aunque los cuidados deben ser individuales, ni en el descenso a las playas ni en las áreas céntricas existieron referentes que recordaran estas pautas, y llamaran la atención de quiénes no las respetaron.

Como contrapartida, en los locales gastronómicos, rotiserías y todo el abanico comercial que estuvo abierto durante estos días, los protocolos se cumplieron sin contratiempos. En los primeros, la aplicación “Cuidar”, mediante el ingreso del DNI de los clientes, controló que los presentes estuvieran habilitados para circular. Además, se brindaron sanitizantes, las cartas fueron virtuales y se mantuvo la distancia entre las mesas.

Otro de los puntos complicados fue la actividad nocturna. El horario de atención comercial se extendió hasta las 2, pero los jóvenes, tras ese horario, optaron por “juntadas” en la playa, en las que no se respetaron ninguno de los cuidados por la pandemia. La más notoria ocurrió en las afueras del parador de la séptima bajada, que permaneció cerrado. Un grupo de chicos ingresaron en la parte externa del lugar con bebidas y música. Luego, se generaron disturbios con la policía.

Por último, pese a que desde el Municipio alientan a que la gente haga un uso distinto de la costa y opte por playas alejadas del centro, el camino que lleva a Piedras Coloradas y a otras playas ubicadas en dirección al sur no contó con el mantenimiento adecuado. Por lo cual se complicó el traslado de los que quisieron aprovechar esos sectores.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Las Grutas: los pro y los contras del primer “finde” turístico