Los semáforos verdes abrieron paso y se vuelve a las clases presenciales en Río Negro

Bajó el ritmo de contagios y desde el martes habrá presencialidad, salvo en el Nivel Medio del Alto Valle. El receso invernal será desde el 5 de julio y por tres semanas.





El verde empezó a destacarse en el semáforo sanitario de Río Negro y el regreso de la presencialidad en la mayoría de las escuelas de la provincia fue confirmado anoche por el gobierno.

La semana epidemiológica cerrará hoy, pero la tendencia a la baja en los contagios de coronavirus es clara y desde el martes habrá nuevamente actividad en las aulas. La excepción será el Nivel Medio del departamento General Roca, que se mantendrá en la virtualidad.

La gobernadora, Arabela Carreras, también confirmó anoche que las vacaciones de invierno serán desde el 5 de julio y por tres semanas. “Los días que se pierden serán recuperados a fin de año”, precisó la mandataria a través de sus redes sociales.

La decisión se anunció durante la misma jornada en la que el Ministerio de Salud difundió datos sobre la desaceleración en el ritmo de contagios dentro de la provincia.

En el Alto Valle Este hubo un 27% menos de casos positivos durante la última semana, con respecto a la semana anterior. Una cifra similar -26%- se dio en la zona Atlántica, en tanto que en el Alto Valle Oeste la baja fue del 14%.

En la Región Sur se dio el porcentaje más alto de reducción, con un 52% menos de contagios entre una semana y la anterior, aunque en volumen de casos las cifras son menores a las surgidas del Alto Valle o de Viedma, que son los sectores donde mayor preocupación existía por la saturación del sistema de salud.

El reporte oficial indicó también que en la zona cordillerana el descenso fue del 3% y en el Valle Medio del 5%. Sobre estas situaciones, se explicó que Bariloche ya tuvo su desaceleración fuerte el mes pasado, cuando empezaron las restricciones.

Ubicados en el “semáforo” que mira el gobierno nacional para definir si una región se encuentra en bajo, medio o alto riesgo sanitario, o si supera todos esos parámetros y la situación es de “alarma”, los números rionegrinos proyectan un escenario con relativa tranquilidad.

La “razón” -ese indicador que se calcula teniendo en cuenta los casos acumulados de los últimos 28 días- mostraba ayer a los departamentos General Roca, Adolfo Alsina y Bariloche en verde, es decir con “riesgo bajo”. Por su parte, el departamento Avellaneda (Valle Medio) estaba en amarillo.

La “incidencia”, que es el número de casos confirmados en los últimos 14 días por 100.000 habitantes sobre el total de la población en estudio- seguía en rojo para toda la provincia, aunque también registró un descenso con respecto a las cifras de la semana pasada.

El tercer factor decisivo para la situación epidemiológica de una región es el nivel de ocupación de las terapias intensivas, aunque la secretaria de Políticas de Salud, Mercedes Iberó, dijo ayer que la razón y la incidencia son preponderantes.

“Estamos muy bien, pero no es para que nos relajemos”, dijo ayer la secretaria de Políticas de Salud, Mercedes Iberó, sobre la disminución del ritmo de contagio del coronavirus en Río Negro.

La funcionaria felicitó a la población en general por el cumplimiento mayoritario de las medidas restrictivas, pero recordó que ayer todavía había 375 casos activos en la provincia.

“Eso significa que hay muchas personas que aún pueden estar contagiando, sobre todo si en los dos días previos no respetaron las pautas preventivas. Hay virus en la provincia. Hay cepas nuevas de las que son tan contagiosas y graves. Y por eso podemos volver a aumentar”, advirtió.

Los indicadores semanales sobre la pandemia que informó ayer el Ministerio de Salud de Río Negro.


El reclamo de la intendenta Soria


Río Negro analizó la semana pasada la posibilidad de segmentar las restricciones en el Alto Valle, para sumar desde el lunes 14 a varias localidades al esquema de presencialidad educativa.

Se trataba de ciudades que ya estaban con sus indicadores epidemiológicos en verde y que podrían haber flexibilizado las restricciones.

Sin embargo, a último momento el gobierno provincial decidió extender las medidas rígidas para los 14 municipios de la región. El argumento principal: no abrir un foco de conflicto con Nación, que reclamó en forma insistente el acompañamiento de las provincias a los decretos presidenciales relacionados con la pandemia.

Por ese camino alineado con Nación transitó ayer la secretaria Iberó, luego de una consulta de RÍO NEGRO relacionada con el pedido de informes que elevó esta semana la intendenta de Roca, María Emilia Soria.

La mandataria local advirtió que la semana pasada el Alto Valle tenía indicadores menos graves que el Valle Medio, sin embargo las restricciones dispuestas por la Provincia eran mayores.

“Las restricciones son un DNU del presidente. Es el semáforo epidemiológico el que se mira. Todo esto se carga instantáneamente en el SISA. Cuando da “alerta”, estamos obligados a definir restricciones”, dijo la funcionaria.


Comentarios


Seguí Leyendo

Los semáforos verdes abrieron paso y se vuelve a las clases presenciales en Río Negro