Lousteau: “Río Negro tendría que discutir todo el tiempo el recurso del agua”

El senador llegó a la provincia para respaldar las candidaturas de De Rege y Matzen para Diputados. “Esta una elección nacional”, dijo para refutar la teoría de JSRN.





“Esta es una provincia que tendría que estar discutiendo todo el tiempo el recurso del agua. Debería ser una discusión interprovincial y nacional. Para desarrollar la producción, que podría ser diez veces más grande que la de hoy”, sostuvo anoche el senador nacional Martín Lousteau, quien llegó a Río Negro para respaldar a los radicales Mario De Rege y Lorena Matzen, rumbo a las PASO.

Lousteau dialogó con la prensa en Roca, antes de su actividad de campaña en Cipolletti y previo a la visita de este martes a Bariloche, donde ratificará su apoyo a los candidatos a diputados de la Lista C de Juntos por el Cambio.

El representante de la Ciudad de Buenos Aires en la cámara alta del Congreso se mostró preocupado por la falta de debate de los temas que considera centrales para el desarrollo argentino y coincidió con De Rege -extitular del Departamento Provincial de Aguas- sobre la necesidad de un control más estricto de las cuencas regionales, para que la generación de energía no se imponga sobre el resto de las prioridades que tienen los rionegrinos.

En la exposición, Lousteau también alentó a votar, argumentando por qué cree que lo más importante no será el resultado del 12 de septiembre o del 14 de noviembre, sino lo que ocurra después de las urnas.

P: ¿Qué diferencia a los candidatos que apoya del resto de los precandidatos dentro de la misma alianza?

R: Dos cuestiones, que para mí son muy importantes. La primera es que Juntos por el Cambio tiene que ser mejor. Para que sea mejor, el radicalismo tiene que ser mejor, el Pro tiene que ser mejor. Pero además hay que tener un diálogo nacional, para saber cuál es el diagnóstico que tenemos y cómo trabajamos. Y los candidatos que están surgiendo tienen algunas cosas importantes: la primera es ejemplaridad y ética. Eso contrasta mucho con lo que estamos viendo en Olivos, pero también contrasta con prácticas locales. Me gusta ver que Mario conoce el sector público y el privado, pero tiene una vida en el sector privado que no depende del sector público. Porque la Argentina de las pymes, de los productores, es difícil. Sólo es fácil para el que tiene algún tipo de connivencia con el sector público.

Además de la “ejemplaridad y ética”, el senador destacó “las ganas y la vocación de gestionar” de Juntos por el Cambio. “Porque la Argentina se cambia gestionando. Saliendo de la comodidad de lo legislativo, para hacerse cargo de la incomodidad de transformar la realidad”, aseguró.

P: Es una campaña incómoda para los candidatos, para la dirigencia política. Hay apatía del electorado…

R: Frente a las incomodidades que está atravesando la sociedad, que la campaña sea más o menos incómoda es una tontería. La campaña y el día de la elección determinan un resultado, pero lo importante en política no es el resultado, sino lo que viene después. En una contienda deportiva, termina el partido y con el resultado, terminó el partido. En política es al revés. Los ciudadanos lo que hacemos en distribuir poderes relativos, reequilibrar, hacer que surja gente nueva, equipos que trabajen armoniosamente. Pero arranca al día siguiente. Entonces, más allá de que la campaña -por el estado de apatía, por la bronca, por la impotencia- es más incómoda, más ardua, lo que tenemos que recordar es que cada vez que votamos estamos construyendo un futuro distinto. Estamos abriendo una discusión sobre las posibilidades que tiene la Argentina. Y ahí es donde las características de esta lista hacen las diferencias.

Lousteau fue consultado también sobre el eje de campaña de Juntos Somos Río Negro, que se presenta fuera de la grieta nacional, instando a un voto provincialista.

“Esta una elección nacional. Se define cómo vamos a pensar el Congreso que viene. Lo segundo, no hay país sin ideas nacionales. Uno puede hacer una mejor elección local, entonces cuando los vientos de la Nación son malos, vos estar amortiguando los golpes que se reciben. Y cuando los vientos son favorables, te subís a la ola. Pero la Argentina se cambia si somos capaces de cambiar la Argentina. Nosotros queremos buenos gobiernos locales en el marco de buenos gobiernos nacionales. Entonces el rumbo que tome lo nacional es muy importante. Es importante frenar las malas prácticas, pero también hay que ver cómo se construye un futuro distinto. Y no nos puede faltar en la Argentina una conversación donde se discutan las cosas correctas. Eso no es sólo una elección. Es un proceso hacia delante que arranca, continúa y aspiramos a que se plasme de manera contundente en el 2023.

P: ¿Cuáles son esas cosas correctas que tiene que discutir la Argentina y están fuera de agenda?

R: No hay país que haya mejorado con respecto a otros países mientras su Estado empeoraba con respecto a otros países. El desarrollo depende en gran medida de los recursos públicos y de la calidad del Estado. Cuando peor es el Estado, cuando no ofrece bienes ni presta servicios y además es un costo a la hora de producir, tenés resultados como los de Argentina, que en el aspecto social gasta más plata y está peor, con un sector privado que no puede generar puestos de trabajo. Tenés una falta de crecimiento, que hoy hace que el país tenga el PBI de hace 47 años, pero 10 veces más pobreza. Hay que administrar distinto el sector público.

P: ¿Y qué es lo primero?

R: Primero la ejemplaridad y ética. ¿Para quién lo administrás el Estado? Si lo hacés para vos mismo, para la supervivencia de tu proyecto político, entonces no le estás dando a los ciudadanos lo que deberían recibir. Segundo, establecimiento de prioridades. Esta es una provincia que tendría que estar discutiendo todo el tiempo el recurso del agua. Debería ser una discusión interprovincial y nacional. Para desarrollar la producción que podría ser diez veces más grande que la de hoy. Eso es otro futuro. Y lo tercero es capacidad de gestión. Hay mucho fuego de artificio en la elección. Uno puede ver candidatos que pueden ser más o menos interesantes para una elección. Pero la pregunta es qué hay detrás, si hay sustancia. Y si esa sustancia viene de características colectivas, de un proyecto más grande.


Comentarios


Lousteau: “Río Negro tendría que discutir todo el tiempo el recurso del agua”