Mapuches de Neuquén analizan denunciar en la justicia por «dichos racistas» en el reclamo de productores

Afirmaron que en la manifestación en el que se reclamaba que "se respete la propiedad privada" hubo "llamado a la violencia" racial.





Un grupo de productores encabezados por la familia Galván que mantiene un conflicto por tierras con la comunidad Fvta Xayen cerca de Tratayén, junto a socios del Club Mari Menuco quienes están en conciliación con la comunidad Kaxipayiñ, se manifestaron este miércoles en Casa de Gobierno contra los reclamos mapuches por tierras y bajo la consigna «que se respete la propiedad privada». Hoy, la Confederación Mapuche de Neuquén, en una conferencia de prensa, aseguró que seguirán reclamando y repudiaron el «llamado a la violencia del día de ayer».

La comunidad Fvta Xayen y la Confederación organizaron una conferencia de prensa en las puertas de fiscalía para «exponer nuestros motivos históricos y repudiar los llamados a la violencia racial», que denuncian se realizaron ayer en la protesta de productores y la familia Galván.

Lefxaru Nahuel, integrante de la Confederación, afirmó que presentarán en fiscalía «toda la evidencia que justifica la preexistencia de las comunidades en ese lugar, no solamente con numerosos documentos legales en cuanto a ascenso, boletos de marca y señal, y partidas de nacimiento en este lugar que está en disputa».

Además, señaló: «queremos desmentir que esto esté en el marco de la mediación de años anteriores. Esta es una nueva intromisión que ha generado el privado en territorio de la comunidad y por el cual la comunidad lo está resguardando», haciendo referencia a cuando los Fvta Xayen fueron imputados por usurpar terrenos de Tratayén en 2017. Resultaron absueltos por un acuerdo dos años después.

En ese sentido, Diego Rosales vocero de la comunidad Fvta Xayen agregó: «venimos aclarar los dichos de que esta mediación se llevó a cabo en el año 2019 donde ella (por Carolina Galván, quien denuncia usurpación mapuche) dice que nosotros le reconocemos la propiedad, lo cual nosotros en el acta queda bien definido que solamente se le reconoce las chacras sistematizadas de la margen sur en donde el territorio que nosotros ocupamos esta en la margen norte donde hoy se nos está acusando de usurpadores».

«Se olvidó de mencionar esta señora que ellos adquirieron tierras con familias adentro. Nosotros siempre existimos en ese lugar«, remarcó Rosales.

Esta vez, según denunciaron desde la comunidad, el conflicto se inició porque la familia Galván entró con máquinas a un territorio donde, según señalaron, realizan el desarrollo de la ganadería.

«No se puede usurpar el lugar donde siempre vivimos», resaltó Lefxaru Nahuel. Y añadió: «los terratenientes están acostumbrados a comprar tierras y el pueblo mapuche no se va a correr más. Es por eso que vamos a sostener el lugar y lo hemos dejado en claro en la fiscalía».

Repudiaron el «llamado a la violencia que ha hecho la familia Galván y los productores en el día de ayer». Y al respecto, el vocero de la Confederación Mapuche aseguró: «estamos evaluando iniciar acciones legales por los dichos racistas y de llamado a la violencia del día de ayer«.

«Lamentamos que la federación de productores no se preocupe por las chacras que están siendo diezmadas por las petroleras, por las chacras que están siendo destruidas por la ampliación de la cuestión hidrocarburífera y busque confrontar con el pueblo mapuche que no hace otra cosa que defender lo que le corresponde», cerró Lefxaru.


Comentarios


Mapuches de Neuquén analizan denunciar en la justicia por «dichos racistas» en el reclamo de productores