Weretilneck y las iniciales erosiones

Weretilnelck cumplirá mañana medio año de su tercera administración. Y el objetivo hoy es llegar al último trimestre del 2024 cuando la renovación de las concesiones petroleras traigan recursos al Estado (posiblemente, entre 70 y 100 millones de dólares) y servirán, cuanto menos, a cierta transformación con construcción y equipamientos.

Hasta ahora, la acción es relativa y la culpa unidireccional hacia el gobierno nacional se desvanece.


El gobierno cumple medio año. El período de adaptación concluyó. El gobernador resolvió el primer cambio y desplazó a uno de los tres secretarios de la cartera sanitaria.


El gobernador ya libera enojos con sus elegidos funcionarios por las soluciones que no llegan. Pone en crisis su estricta conducción vertical que es parte de la inmovilidad en algunas áreas aunque enseguida regresa a su estado natural cuando cierta autonomía otorgada vuelve a su despacho en forma de otra problemática inconsultas y molestas.

Desarrollo Humano no tiene en marcha plan alimentario. Es real que no se le asignó casi plata en la primera parte, pero el ministro Juan Pablo Muena puso a invernar al ministerio y reaccionó recién en mayo frente a las crecientes demandas alimentarias, en especialmente de las organizaciones sociales. Así, el trámite de las anunciadas tarjetas para comprar alimentos arrancó hace poco y se iniciará, según Muena, durante julio.


Hacienda gestiona el mecanismo financiero para julio. Weretilneck se instalará en Capital Federal para las últimas negociaciones antes del voto en el Senado, que será este miércoles.


Existe otro atraso significativo. Aún no se dispone de la primera compra de módulos -de 25.000 unidades- y, por eso, las delegaciones cuidan lo que queda de un remanente de la última operación del gobierno anterior.

Funcionarios inconexos buscan rumbos claros. Salud expone esa dificultad en superficie. Justo donde Weretilneck puso su especial atención inicial, con el mayor resguardo de recursos del Estado. Existe aparente normalidad hospitalaria, pero no hay viso de ordenamiento en el servicio que fue la matriz trazada a la ministra Ana Senesi.

El mandatario se queja de que se duplicó el valor de las guardias médicas para su regularización, pero la carga de su cantidad no baja, incluso se incrementó. Estiman -como mínimo- de un 30% de extralimitación en esas autorizaciones. Corrió al equipo de Salud y asignó la labor de corrección a la secretaria de la Función Pública, Tania Lastra. Ella encabeza cada operativo, se reúne con directores y establecen cotos a las guardias.

El manejo ministerial trastabilla, a partir de la erosionada articulación de Senesi con sus secretarios. Eran tres, pero -actualmente- son dos después de que Weretilneck desplazara a Martín Ciliberto, que estaba en Administración. Es un aviso general.

Concluyó el período de adaptación. No hay muchos rasgos comunes, pero vuelve mañana un punto de concordancia. Se retoma la discusión salarial con los gremios. Su valor se corresponde con que, ciertamente, no hay conflictos activos.

Y no habrá trastornos mayores. ATE lo garantiza y así será mientras se conserve el entendimiento de su mandamás Rodolfo Aguiar con Weretilneck. El sábado se reafirmó esa confianza. Además, Unter consiguió su buscado diálogo previo. Parte recae en la ministra Patricia Campos y existe también un intercambio directo con el gobernador. Para eso, colaboró una reunión reservada de él, con Campos, con la conducción del gremio docente, ocurrida en abril.

Nada definitivo habrá mañana porque Hacienda necesita tiempo para resguardar los pagos de julio, con aguinaldos. La semana pasada, su ministro Gabriel Sánchez permaneció en Buenos Aires con tramitaciones para emisiones financieras. Aportó con reuniones también el gobernador en favor de las autorizaciones de la Nación. Lo decisivo, tal vez, ocurra este miércoles cuando se concrete el voto en el Senado de Mónica Silva del proyecto de Ley Base.

El anunciado apoyo en general podría liberar además obras nacionales -incluso se cumplirán esta semana encuentros con Obras Públicas- pero Río Negro también advirtió que otro sería su voto si el Senasa concreta cambios en la barrera sanitaria.

Estas circunstancias no permiten distracciones. Así, Weretilneck iniciará la semana en Capital Federal, pues hay que garantizar fondos y llegar a la última parte del año.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Registrate gratis

Disfrutá de nuestros contenidos y entretenimiento

Ver planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora