Positivo debut para la vacunación con la Sputnik V en Río Negro y Neuquén

El objetivo fue el personal de salud de la primera línea de atención por el coronavirus. Los vacunatorios neuquinos avanzaron rápido. Gutiérrez se la aplicó.

“Alegre y un poco triste por las personas que no pudieron llegar a la vacuna” se sintió ayer Julián Ivacachi, médico intensivista del hospital Castro Rendón, luego de iniciar el proceso de vacunación en el estadio Ruca Che de Neuquén a las 9:09.

El operativo se realizó en simultáneo en tres puntos de la capital y en los hospitales de Cutral Co, Zapala y San Martín de los Andes que recibieron durante la madrugada 100 dosis cada uno.

Como en el resto del país, la población objetivo para esta etapa es el personal de salud de primera línea: médicos, enfermeros y kinesiólogos de terapia intensiva, de unidades covid, trabajadores de laboratorios que procesan PCR, personal del Sistema Integrado de Emergencias (SIEN) y de guardias.

“Estamos todos haciendo fila, esperando la oportunidad. Estamos ansiosos por concretar el esquema lo antes posible”, afirmó ayer Ivacachi, quien integró el lote de los cinco primeros vacunados de la provincia junto con Susana Maliqueo, licenciada en Enfermería del Bouquet Roldán; Ricardo Rioseco, jefe de Enfermería del mismo hospital; Araceli Gliten, jefa de Inmunizaciones; y Alcira Acuña, jefa del Vacunatorio del hospital Boquet Roldán.

En el corte de las 16:45 del mediodía, ya eran 1.108 las personas vacunadas en Neuquén. Hoy continuará la vacunación con las aplicaciones restantes.

La ministra de Salud, Andrea Peve, había indicado como objetivo llegar a 250 trabajadores en cada centro de vacunación de la capital (Ruca Che, Don Bosco y hospital Castro Rendón) y completar igual número en la jornada de hoy.

La semana que viene llegarán a la provincia las otras 1.800 dosis que tiene asignadas Neuquén y podrá ampliarse la distribución a Rincón de los Sauces y Chos Malal. “Entre el 20 de enero y fin de mes estará la tanda más importante” que también contendrá las segundas dosis, según el acuerdo que tiene el gobierno nacional con el Instituto Gamaleya.

“Se siente mucha emoción. Realmente hemos trabajado durante mucho tiempo para llegar a este día, un momento anhelado por el mundo entero también y que para nosotros es un momento histórico”, afirmó Peve, quien también recibió la vacuna Sputnik V como el gobernador Omar Gutiérrez.

“Fue para mostrar que no estaríamos aplicando ni incentivando nada que nosotros no nos pondríamos. Es dar un ejemplo de que realmente confiamos en esta vacuna para que las personas que están bajo nuestra injerencia estén tranquilos”, sostuvo.

Emoción y aplausos

El clima que se vivió ayer en el estadio Ruca Che, y que se repitió en otros centros de la provincia, fue de emoción. Cada box recibía a cinco trabajadores por tanda -la cantidad de dosis que contiene cada frasco- y estallaba en un aplauso cuando finalizaba la inoculación. A los voluntarios se les entregó un carnet donde consta la aplicación de la primera dosis y la fecha estimada en la que deberán volver por la segunda.

El operativo dispuso de una persona al cuidado de los freezers con un protocolo riguroso: es que se deben abrir en un tiempo menor a 10 segundos y permanecer cerrados por los siguientes diez minutos para garantizar la correcta refrigeración de las dosis. Todos los tiempos fueron quedando registrados en una planilla.

“Nosotros estamos con mucho respeto, la pandemia se llevó vidas. Estamos de luto en Neuquén”, dijo ayer el gobernador Gutiérrez, quien recordó a las personas que fallecieron en medio de la crisis sanitaria. “En honor a ellos estamos dando el primer paso del principio del fin”, afirmó.

Cristian Diaz, es médico clínico y cardiólogo en Cutral Co. Su foto durmiendo en un pasillo simbolizó el cansancio del sistema sanitario. Foto. Gentileza

Río Negro vacunó en seis ciudades en simultáneo

Fueron vacunados 877 trabajadores de la salud en Río Negro. (Foto: Juan Thomes)

(ROCA/VIEDMA Corresponsalías) El personal de los seis hospitales y las clínicas de Río Negro comenzaron puntualmente a las 9 de ayer la campaña de vacunación contra el covid-19. Entre Bariloche, Roca, Cipolletti, Regina, Allen y Viedma, en el primer día, se aplicaron 877 de las 2.250 dosis disponibles. En la capital provincial, la interventora del hospital Zatti, Natalia Freisztav, calificó de “histórica” la jornada de dos días en lo que se pretende cubrir a 400 personas del sector salud, tanto del segmento público como privado.

En las distintas locaciones, las islas de registro, los congeladores que resguardan las dosis, los boxes dispuestos para efectuar la vacunación y el personal de sanitario estuvieron listos para recibir a los primeros grupos.

En Viedma, la primera en recibir la Sputnik V fue Irene Alonzo, bioquímica del hospital “Artémides Zatti”; en Bariloche fue Karina Farías, jefa de Enfermeras de Pediatría del Hospital Zonal; en Cipolletti, la primera vacunada fue Valeria Arizaga, médica del Servicio de Neonatología del Hospital Moguillansky; en Roca, Néstor Anabalón, enfermero de terapia de la Clínica Roca.

Freisztav calificó al momento de “histórico” y se mostró conmovida ya que el operativo y la aceptación “estuvo perfecta”.

En la capital rionegrina, la campaña tiene lugar en el gimnasio Fioravanti Ruggeri cedido por el intendente Pedro Pesatti, donde se concentró al primer grupo de riesgo en recibir la primera dosis, entre terapistas y laboratoristas. Allí se asignaron grupos por hora en virtud de que cada vacunador -por razones de bioseguridad- solo inocula a cinco personas por hora. En ese centro trabajan ochos vacunadores a un ritmo de entre 20 y 40 personas por hora.

El plan rionegrino se extenderá hasta la semana próxima. La gobernadora Carreras se excusó por no pertenecer a ninguno de los grupos indicados.

La interventora aclaró a Río Negro que en caso de que haya gente citada que decide no vacunarse “citaremos a los siguen en el grupo de riesgo”.

“No tengo ninguna duda”

Néstor Anabalón tiene 48 años y es enfermero de la Clínica Roca. Fue el primer trabajador que ayer a las 9:05 se aplicó la vacuna Sputnik V tras la llegada de las 1.400 dosis que el lunes comenzaron a ser distribuidas en distintos hospitales del Alto Valle.

“Trabajo en terapia intensiva. Con mis compañeros ya habíamos acordado ponernos las vacunas. También me interioricé sobre los alcances que tiene y no tengo ninguna duda”, expresó.

El trabajador dijo que la vacuna servirá no sólo para bajar las estadísticas del efecto de la pandemia sobre el personal de Salud sino también para afrontar la segunda ola de contagios que comienza a observarse en esta región.

“Hemos perdido a 12 compañeros en toda la provincia”

Karina Farías fue la primera en recibir la vacuna en Bariloche. Foto: Marcelo Martínez

(BARILOCHE Corresponsalía) Minutos antes de las 9, unos siete enfermeros formaron fila en el pasillo que conduce al vacunatorio, en el ala oeste del hospital Ramón Carrillo. Había poco diálogo y prevalecían las expresiones expectantes.

Cuando los cuatro consultorios estuvieron preparados para aplicar la primera dosis de la vacuna Sputnik V, la fila comenzó a moverse. Después de las primeras aplicaciones, los trabajadores del hospital que observaban desde afuera aplaudían sonrientes.

La jefa de Enfermería Pediátrica, Karina Noeí Farías, fue la primera en colocarse la vacuna en Bariloche. “Lo hago porque tenemos un compañero grave en terapia y hemos perdido a 12 compañeros en toda la provincia. Entonces, si me agarra, no quiero terminar en un respirador”, señaló la mujer de 44 años.

Admitió que, en un primer momento, pensó mucho su decisión en función de los efectos adversos “pero al pensar en mis compañeros, decidí vacunarme. Me da tranquilidad y pienso mucho en mi mamá que estuvo enferma y en mis hijos”.

Cecilia Monsalvez, otra enfermera de la terapia pediátrica, reconoció: “Siempre estuvimos de acuerdo con la vacuna. Tenemos un compañero grave y no es una idea pasar por eso”.

Luego de esta primera jornada de vacunación, se continuará hoy y el sábado. Y luego, el miércoles y lunes siguientes. “Se coordinó con los jefes de servicio para armar tandas. De modo que los equipos no queden desarticulados. Lo más común como efecto adverso es el síndrome gripal y el dolor en el sitio de la inyección pero como toda vacuna”, detalló el director del hospital Ramón Carrillo, Leonardo Gil..


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Positivo debut para la vacunación con la Sputnik V en Río Negro y Neuquén