Según el Gobierno Nacional, unos 200 mil estatales pueden ser convocados al trabajo presencial

El retorno está previsto para el 1 de septiembre. La condición para hacerlo es tener aplicada, al menos, la primera dosis de la vacuna contra el coronavirus.




La secretaria de Gestión y Empleo Público de la Jefatura de Gabinete, Ana Castellani, dijo hoy que unas 200.000 personas de reparticiones ministeriales y de organismo descentralizados de la administración pública podrán ser convocados al trabajo presencial programado desde el 1° de septiembre.

"Se trata de una presencialidad programada, que arranca el 1 de septiembre, y que implica cumplir con protocolos establecidos de seguridad y de cuidado, con una relación de metros cuadrados por persona, con armado de burbujas en muchos sitios en donde la dotación nunca va a estar a pleno", explicó Castellani en diálogo con Radio con Vos.

Ayer, el Gobierno nacional formalizó los requisitos para el retorno al trabajo presencial de los empleados estatales a partir del 1° de septiembre próximo, ante el avance del plan estratégico de vacunación contra la Covid-19, así como el descenso de la tasa de casos positivos de la enfermedad.

Esta mañana, Castellani explicó que la medida va "específicamente a lo que es la administración pública nacional, que comprende las reparticiones ministeriales, organismos descentralizados que dependen de esos ministerios, que son 200.000 personas, que estaban en una prioridad de trabajo remoto en un 60%, y que ya a esta altura un 40% estaba realizando tareas de manera presencial en esos organismos".

Recordó, además, que "lo que es el sector público nacional en su conjunto, son aproximadamente 900.000 personas, si contamos fuerzas armadas y de seguridad, pero ese personal siempre estuvo en la presencialidad".

Asimismo, la funcionaria precisó que "se alternará presencialidad y trabajo remoto semanalmente, por ejemplo, o en función de los días que defina cada autoridad en cada repartición".

En ese punto, subrayó que la disposición fue replicada de la "que tomó el Ministerio de Trabajo con el de Salud para el sector privado, es decir que en el sector público la condición en que vuelven con la primera dosis de cualquier vacuna con 14 días de aplicada, y, obviamente, los que tiene dos dosis también son convocables".

De todos modos, advirtió que "si hay personas que insisten en su deseo de no querer vacunarse, ya que no es obligatorio, tendrán que recibir las recomendaciones pertinentes de parte de los médicos laborales de cada repartición para tener todos los cuidados y que sean conscientes de la decisión que toman y los riesgos que implica".

"En estos casos, las personas deben firmar una declaración jurada, y trabajarán en lugares determinados de los edificios para evitar que generen un mayor riesgo de contagio para el resto. Creemos que se trata de una proporción muy menor de la dotación", dijo.

- Con información de Agencia Télam.-

Comentarios


Según el Gobierno Nacional, unos 200 mil estatales pueden ser convocados al trabajo presencial